Busqueda y rescate

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Busqueda y rescate

Mensaje por Nahum el Lun Mayo 13, 2013 4:40 pm

Hace unos días mientras estaba trabajando en mi taller, pude presenciar la caída de un objeto envuelto en llamas cerca del santuario, a primera vista parecía un meteorito lo que seria bueno para obtener algo de polvo de estrellas, materia prima para trabajar con las armaduras; pero cuando este estuvo mas cerca pude sentir algo distinto, esa cosa que caia estaba cargada con cosmoenergia proveniente de alguien conocido, al menos por mi armadura.

La simple curiosidad me hizo investigar aquello que vino del cielo pero para mi desgracia esta cosa cayo en los dominios de la casa de la constelación de cáncer, pese a ser un caballero al servicio de Athena, no me es permitido subir a menos que antes enfrente en combate a los caballeros dorados que anteceden al lugar.

Sin ninguna pista concreta comienzo mi investigación entre los caballeros que rondan el santuario, para mi sorpresa nadie sabe nada de ello; no se si realmente no sepan o es que tienen prohibido declarar algo sobre el tema, esto lo sospecho dado que parece que los caballeros dorados si saben que paso, aun asi se niegan a hablar.

He pasado varios días buscando una respuesta, pese a la distancia he podido sentir un pequeño cosmos muy parecido al que contenía esa cosa que cayo del cielo mientras andaba entre los bosques aledaños, mis herramientas emitían un pulso que aumentaba mientras me iba adentrando mas y mas hasta que localice una pequeña choza abandonada.

Durante mi breve estancia en ese lugar pude sentir como mi armadura de cincel estaba muy alerta, aunque yo no recordara muy bien sabia que mis herramientas si; busque por todas partes algo que pudiera ayudarme a entender que había pasado hasta que de entre todas esas cosas encontré un pequeño objeto muy peculiar, una pequeña placa metalica con la forma de una pluma, no se por que pero tengo un ligero recuerdo de ella.

Todos en el santuario siguen indispuestos a comentar acerca de lo sucedido, inclusive a veces parece que desean que cese en mi investigación, no es que sea de mi incumbencia pero algo me dice que continue.

Dada la poca ayuda por parte del santuario decidi investigar a espaldas de todos; enconte un libro donde se encuentran ilustrados todas las armaduras al servicio de Athena, de entre todas ellas encontré una que tenia algo muy parecido a la placa que encontré en esa choza, al parecer formaba parte de una armadura de bronce perteneciente a la constelación del ave de fuego, el Fenix.

Dadas las pistas que he recuperado me dedique a buscarlo pero no puedo encontrarlo actualmente, aun asi seguire buscándolo.



Han pasado poco mas de 4 dias y nadie me puede decir nada de su paradero, es como si simplemente se lo hubiera tragado la tierra; de acuerdo a algunos rumores que escuche, este escurridizo caballero no solo gustaba de pelear muy seguido (creo que ya había desafiado casi a la mitad de todos los caballeros del santuario), sino que también gustaba de su soledad, puesto que era muy raro que lo vieran entre los demás.

Haciendo uso de algunas artimañas otorgadas por la armadura de cincel, pude seguir un pequeño rastro que dejo el polvo de estrellas que desprendía su armadura, el camino es muy lejano y ha terminado muy cerca del mar; no comprendo muy bien lo que ocurre por que al parecer, de alguna forma el rastro continua por debajo del agua.

He podido enviar una de mis herramientas para que siga este rastro, pero es demasiado profundo asi que no puedo llevarlo mas lejos, por suerte para mi hay muchos arboles cercanos con los que podre construir un bote para adentrarme un poco mas.



Ya he recorrido varios km mar adentro y el rastro comienza a hacerse mas y mas debil, sin embargo se que este es el lugar, aquí es donde se puede sentir los últimos rastros de polvo de estrellas con esa cosmoenergia tan peculiar; para este momento debi haber traido conmigo un pequeño tanque de oxigeno para investigar en las profundidades.

-Bueno, si alguien como el pudo llegar hasta ese lugar por que yo no podría hacerlo?

Se que la diosa Athena nos prohíbe utilizar nuestra fuerza con propósitos diferentes, pero creo que ella puede entender que esto es para encontrar a un camarada perdido.

Elevando mi cosmoenergia comienzo a generar un pequeño sol mientras mis herramientas circundan mi cuerpo, esta estrella comenzara a crecer rápidamente hasta obtener un tamaño colosal.

--Ya esta listo, ahora solo espero que pueda ser tan rápido;
“FORJA COSMICA, ABRE CAMINO”

Elevo mi ataque al cielo para dejarlo caer lo mas rápido que pueda, al impactar con el mar este se abre dejando un túnel de aire por el cual accedo; el plan va marchando muy bien y me falta muy pòco para llegar al lecho marino, puedo ver por fin el suelo cuando las olas comienzan a cerrar el túnel que había hecho, no había pensado en ello asi que lo único que me quedo era aguantar la respiración y trabajar lo mas rápido posible, debía encontrar un rastro rápido y subir de nuevo por algo de aire.

Gracias al entrenamiento he podido aguantar algunos minutos pero mi cuerpo comienza a sentirse un poco mareado, se que es momento de salir cuando algunas plantas del fondo marino me enredan impidiendo mi asencion, lucho por desenredarme cuando pierdo la fuerza y dejo escapar el aire de mi pecho, pensé que era mi fin cuando , no se como es posible, al momento de calmarme me di cuenta de que podía respirar debajo del agua, eso fue muy raro por que al ver detenidamente me percate que ese lugar se parecía mucho a la superficie, era como una ciudad submarina con el mar por cielo; ya mas tranquilo decidi adentrarme en ese lugar.

Mi camino me ha llevado aun lugar muy extraño, es algo muy parecido a un templo enorme el cual se encuentra debajo de un pilar de tamaño colosal; no se como explicarlo por que en ese mismo lugar donde termina el rastro de la cosmoenergia del Fenix, puedo sentir una gran cantidad de energía.

-Quien puede ser el portador de tan tremendo cosmos? ni siquiera entre los caballeros he sentido tan salvaje poder.

Me encuentro frente a la entrada del templo, el rastro termina detrás de aquellas puertas; ese poder que siento detrás me causa un poco de inseguridad pero si quiero saber la verdad acerca de todo se que debo entrar pese al riesgo que implique.

He comenzado a prepararme cuando siento como ese cosmos enorme se acerca lentamente a mi, posiblemente me ha detectado lo que significa que el sigilo en este momento ya no sirve de nada;… es hora de usar la fuerza y rezar a Athena por que todo salga bien.

De una patada derribo esas puertas que bloquean el camino permitiéndome ver al interior una silueta, es aparentemente un hombre pero la energía que emite no es normal.

-(Asumiendo posición de ataque) No se quien eres tu pero he venido hasta aquí en buscas de respuestas, que es lo que hiciste con el caballero de Fenix?

Aun se mueve lentamente entre las sombras, su cosmos aumenta a cada paso provocándome a cada instante, es como si estuviera insitandome a pelear, forzandome a aumentar mi cosmos para iniciar una pelea; se detiene frente a mi mientras los rayos del sol que logran llegar hasta aquí iluminan su rostro,… mientras se quita el casco algunos recuerdos comienzan a resurgir en mi cabeza,… esto es algo que no esperaba.

-(Atonito)Tu,… E,… Exilian?

Sin darme tiempo a reaccionar emite un gran poder de sus manos, algo tan salvaje que me arroja muy lejos del lugar; pese a portar mi armadura ese ataque fue muy doloroso, algo muy devastador aunque aparentemente para el solo fue un pequeño giro de su muñeca.

Que, que significa esto?, por que atacas a un compañero y por que vistes esa armadura tan extraña?

Aun sin hablar se detiene un instante antes de salir de su templo, desde ese lugar extiende su mano dirigiéndose hacia mi mientras el se mantiene expectante, no puedo entenderlo hasta que un sonido muy agudo llega a mi por detrás, volteo rápidamente para ver que ocurre cuando siento como algo rebana parte de mi brazo, no pude ver que me ataco pero lo que sea que haya sido me corto tan rápido que casi corta el hueso de mi brazo izquierdo.

-Que rayos te pasa Exilian?

Dirijo mi vista al templo pero no logro verlo por ningun lado, ni a el ni a esa cosa que me ataco.

-Dejate ver maldito traidor.

-(Susurrando al oído) Cuida tus palabras niño estúpido.

No pude ver cuando se puso detrás mio, intento atacarlo pero el corta mi espalda con esa cosa, es algo muy parecido a una lanza o a un tridente, sumamente filoso y muy peligroso; el dolor es agobiante, mi espalda arde tan fuerte como si mientras cortaba esa cosa también me hubiera quemado; suelto golpes muy rápido hacia atrás de mi pero el ya no se encuentra en ese lugar, será difícil defenderse de alguien que se mueve tan rápidamente.

Muy adolorido volteo la mirada nuevamente hacia el templo, puedo verlo muy tranquilo parado en ese lugar mientras en una de sus manos sostiene esa lanza la cual comienza a bañarse en mi sangre.

-Vienes a mis terrenos sin permiso, destruyes mi propiedad y encima de todo me hablas como si estuviéramos al mismo nivel, dame una buena razón para no convertir mi templo en tu sepulcro.

Realmente no importaba que le dijese, estaba muy molesto ahora y sabia que no me dejaría ir tan fácilmente.

-Solo se me ocurre una, pero antes te hare cavar tu propia tumba.

Haciendo uso de una gran cantidad de cosmos, convoco nuevamente mi ataque máximo, mis herramientas comienzan a rodear mi cuerpo mientras una estrella crece nuevamente frente a mi, debía ser el mas poderoso que haya hecho en mi vida si quería realmente dañarlo.
-Espero te guste el pescado al carbón: “FORJA COSMICA”

La estrella ya había sido disparada, un ataque tan devastador que comenzaba a quemarlo todo a su paso pero…

-(Desviando mi ataque con un solo golpe) Si crees que eso va a dañarme, eres mas estúpido de lo que creía; (Levantando la lanza dirigida a mi) Sal de mi vista, para siempre.

La lanza venia a mi a una velocidad increíble, ahora que sabia lo que podía hacer esa cosa no podía dejar que me tocara de nuevo, si no soy cuidadoso quizá esta vez pierda la cabeza.
Hago todo lo posible por evadirla pero tal parece que tuviera vida propia, el dolor de los últimos cortes que me hizo me hace debilitarme mas y mas causando que esa cosa me pueda dañar con mayor facilidad, tengo cortes en casi todo el cuerpo, la perdida de sangre hace que comience a sentirme mareado mientras veo como la cuchilla de esa lanza esta completamente roja gracias a mi liquido vital; ya respiro muy difícilmente cuando logro escuchar el corte del viento que causa, esta vez esa cosa se dirige hacia mi pecho para atravezarlo por completo cuando mis herramientas se levantan, como ultimo recurso usarían mi cosmos para pelear por mi.

El algo bizarro lo que puedo presenciar, esos artefactos se mantienen en el aire mientras chocan los metales causando un gran estruendo, le agradezco a mi constelación la ayuda pero aun asi se que no durara mucho tiempo, tal vez sean mas en cantidad pero no son mas que herramientas, a diferencia de esa lanza que es una verdadera arma de combate.

Una a una puedo ver como comienzan a caer al suelo después del gran daño causado por el filo de esa lanza, la única que permanece es mi martillo que termina cayendo cerca de mis manos; el descanso que me han dado me permite por fin ver los movimientos que esa arma hace; haciendo uso de un poco de fuerza tomo mi martillo y golpeo la lanza antes de que esta me atravezara por el pecho, por fin detengo su ataque haciendo que termine clavándose en la tierra.

Estaba muy cansado, mi armadura estaba rota y mi cosmos empezaba a decender, por desgracia olvide que no estaba solo en ese sitio.

-(Aplaudiendo)Jajajajaja,… buen espectaculo has dado; felicidades, me hiciste reir.

Me queda poca fuerza pero aun asi debo levantarme, asumo nuevamente posición de batalla cuando lo pierdo de vista, busco por todas partes pero es inutil, mi desesperación aumenta cuando comienza a arremeterme a golpes sin que pueda ubicarlo, ni siquiera aumentando mi cosmos soy capaz de ver sus movimientos.

Tanto mi armadura como mis herramientas ahora no son mas que pedazos de metal en el suelo, estoy agotado y maltrecho pero no puedo rendirme ahora; su burla hacia mi ha llegado hasta tal punto que ya ni siquiera corre, tan solo viene hacia mi caminando y golpeándome cuando esta cerca.

-Comienzas a aburrirme, dime tus ultimas palabras mientras tu cabeza este sobre tus hombros.

Se acerca a mi elevando su cosmos para acestar el golpe final mientras permanezco tirado en el suelo, volteo la mirada buscando algo que me pudiera ayudar un poco cuando me percato de que la lanza que me había estado atacando antes se encuentra a un lado de mi.

-(Respirando con dificultad) Tienes un cabello muy feo.

Usando lo que me queda de cosmoenergia, de alguna forma logro levantar esa lanza y me arrojo hacia el con la esperanza de atravezarlo de una sola vez.

El se detiene por completo mientras espera a que lo ataque, me mira fijamente antes de llegar a el solo para moverse rápidamente y esquivar mi golpe; cansado de este juego me toma por la cabeza y me estrella nuevamente al suelo impidiendo que me mueva, en ese instante cientos de anguilas se acercan a el, mas exactamente a su brazo mientras lo rodean.

-Ahora descansa para siempre.

Levantandome bruscamente del suelo, toma mi cabeza con ambas manos mientras dirige con ellas una descarga eléctrica que atraviesa todo mi cuerpo; tan grande es el impacto que ni siquiera puedo gritar, puedo sentir como mi cuerpo deja de funcionar a cada segundo,… después de eso,… nada mas.

-(Pensando)Eres muy raro chico, solo un hombre había podido levantar esa lanza como lo has hecho tu.




Abro los ojos muy despacio, tal parece como si hubiera despertado de un extraño sueño, tengo algunas imagenes en la cabeza pero nada concuerda con ello, al ver mi cuerpo este esta intacto, sin herida alguna.
Aun aturdido observo mi entorno, un hermoso lugar ataviado de lujos, enorme y con pisos de mármol,… por la simple observación se trataba de un lugar muy lujoso.
Logro sentarme en el suelo ayudándome con una extraña lanza que estaba a mi lado, levanto la mirada solo para ver a un sujeto sentado muy cerca de mi.

-(con voz baja pero audible) Quien,… quien es usted?
-Mi nombre es Aphelion,… pero tu dirigete a mi como Poseidon, dios de los mares.
-(Sobando mi cabeza con una mano) Sr. Poseidon,… usted sabe,… quien soy yo?
-(Con una sonrisa en su rostro) Se bienvenido a la Atlantida,… Nahum de Krisaor.


_________________


avatar
Nahum
Aspirante
Aspirante

Mensajes : 137
Puntos : 112

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.