La sonrisa de la deidad, ¡Una tarde de juegos!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La sonrisa de la deidad, ¡Una tarde de juegos!

Mensaje por Opi-chan el Miér Mayo 30, 2012 12:05 am

Había sido una época de constante lluvia últimamente, las grandes nubes cargadas de agua no dejaron de acometer contra el suelo griego casi por tres semanas enteras; francamente los agricultores de la zona se encontraban preocupados hasta el punto de empezar a medir sus raciones pues la tierra antes fértil ahora era un campo basto de lodo con plantas maltratadas.
Por fortuna parecía que el manto grisáceo en el cielo empezaba a dispersarse dejando paso a un hermoso color celeste profundo, un espectáculo hermoso a la vista de las personas que residen en el área urbana pues es sabido que Atenas es una de las ciudades más contaminadas del mundo.

El Santuario no fue la excepción y en cuanto cayeron las últimas gotas de lluvia la amazona de la liebre se asomó por la ventana de su residencia, aspiró el aire fresco proveniente de afuera y se acomodó en el marco apoyando su mentón sobre sus manos.
Una dulce sonrisa apareció en su rostro mientras pasaba sus dedos por su largo cabello de color verde claro acomodándoselo detrás de sus orejas. Ella había extrañado las tardes soleadas ausentes en los pasados días añorando el preciso instante en que los rayos de sol acariciaran la tierra de nuevo.
Si, definitivamente era un buen día para salir de su hogar. Los sucesos que habían pasado recientemente en el santuario aún revoloteaban en su cabeza y necesitaba despejarse, tal vez por eso ansiaba ver el sol otra vez... Como si eso ayudara.
Opi se alistó rápidamente vistiéndose con un look fresco, una blusa azul sin mangas junto con unos shorts blancos y sandalias cafés. La amazona de ojos esmeralda se observó en el espejo dándose los últimos retoques y se sonrió aunque esa sonrisa poco a poco se fue desvaneciendo.

Parecería que pronto llegaría al santuario una nueva diosa Atena a la que cuidarían aunque hace poco hubieran perdido a una. Eso era algo que hacía sentir mal a la joven francesa que saltaba de un lado a otro evitando los charcos en el suelo, Opi volteó su cabeza hacia arriba sin dejar de avanzar.
Cuando una Atena muere y otra la reemplaza ¿es como tener a la misma persona junto a ti? Atena sigue siendo Atena, pero las personas en las que residía la deidad (los envases) eran diferentes y tenían diferentes personalidades. De cierta forma era algo muy deprimente, lo mismo con los otros dioses. ¿Cómo alguien puede ser reemplazado tan fácil?.

La chica llegó a un pequeño campo que se encontraba a los pies del Santuario, las lluvias habían hecho crecer un pequeño lago en medio del verdoso lugar haciendo parecer como si el cielo se encontrara en ese mismo momento en la superficie, al alcance de los pies de Opi.
Se desabrochó sus sandalias y las tomó con sus manos para empezar a caminar por la orilla del lago refrescándose los pies así como también sus ideas.


_________________


avatar
Opi-chan
Amazona de plata de Liebre
Amazona de plata de Liebre

Mensajes : 14
Puntos : 4

Volver arriba Ir abajo

Re: La sonrisa de la deidad, ¡Una tarde de juegos!

Mensaje por Alister/Lucifer el Miér Mayo 30, 2012 2:30 am

En Asgard rondaban rumores acerca del santuario, indicando que una nueva Atena se haría presente en aquel lugar de Gracia, sin embargo lo mas importante o intrigante mejor dicho de esos rumores, era el hecho de que se decía, que esa Atena era muy diferente a las otras, que al parecer seria una diosa a la que no le importaría en lo mas mínimo la paz de la tierra... seria la primera Atena que no cumpliera con sus obligaciones dadas desde que el mundo fue creado. Estos rumores no tardaron en llegar a oídos del joven asgardiano Alister, quien intrigado por dichos rumores decidió partir en solitario hacia Grecia, para investigar por su propia cuenta algo acerca de estos rumores; Alister a pesar de haber dejado de ser un guerrero divino, seguía siendo un orgulloso nativo de Asgard y si algo pudiera poner en peligro su amado hogar, entonces el debía investigar... así que sin mencionarle palabra alguna de su viaje a alguien, partió.

Alister comenzó un largo viaje desde tierras frías de Asgard hacia las cálidas tierras de Grecia, donde el sol brillaba todo el día, caso contrario de Asgard donde los rayos del sol siempre eran bloqueados... así pues el joven Alister siguió su viaje con una sola cosa en mente... investigar el santuario, Alister llevaba consigo solamente una pequeña mochila en la cual estaban algunas pertenencias básicas, como un par de cambios de ropa y alimento escogido especialmente, que soportara el viaje sin echarse a perder, ademas de eso lo único que llevaba consigo era la vestimenta que en ese momento se encontraba usando, un pantalón liso completamente negro, unos zapatos del mismo tono con unos calcetines blancos, una camisa también en tono blanco, un saco de botones de tono azul marino y finalmente completamente el conjunto el parche negro que cubría su ojo derecho, un parche especial que servia también como sello.

Finalmente luego de alrededor de tres días, el joven Alister logro llegar a Grecia, era la primera vez que el viajaba hasta ese lugar, el sol brillaba fuertemente sobre el, lo cual le incomodaba un poco, puesto que estaba mas que acostumbrado al frió de Asgard, así que estar ahora en un lugar donde el calor predominaba; no era precisamente cómodo... sin embargo decidió ignorar este hecho, no era momento para ponerse exigente con algo que no se puede controlar como el clima, así que sin perder mas tiempo el joven del parche se encamino hacia el santuario, por suerte para el parecía que todo habitante de Grecia sabia donde se encontraba, por lo que no le fue difícil dar con el camino siguiendo las indicaciones de los habitantes a los cuales aprovecho para interrogarlos discretamente, pero lamentablemente estos no tenían información que le fuera muy útil, solamente sabían lo que el también ya sabia, los rumores pero nadie le podía confirmar que tan ciertos o falsos eran.

Mientras Alister se encaminaba hacia el santuario, faltando poco para llegar a el, se encontró en un pequeño campo, el cual no hubiera llamado en lo mas mínimo su atención, a no ser por la persona que observo caminando sobre la orilla de un pequeño lago. Alister sintió un fuerte cosmos que emanaba del interior de la joven y dada la cercanía del santuario; el joven del parche dedujo que debía tratarse de una de las amazonas encargadas de custodiar dicho lugar, por un momento Alister se detuvo en seco para pensar no tengo dudas de que se trata de una amazona... puede que ella me sea útil, sin embargo debo ser cuidadoso o terminare comenzando una pelea... y eso no es lo que vine a buscar ya con un plan trazado en su cabeza, Alister se acerco lentamente hacia la joven, hasta quedar a un metro de distancia de ella, con su ojos la observo detenidamente unos segundos antes de emitir palabra alguna.

- Buenos días señorita... lamento interrumpir su actividad, mi nombre es Alister y soy procedente de Asgard, estuve viajando por algunos días, pero mi curiosidad por conocer este lugar era tan grande que decidí aventurarme - dijo con mucha educación y clase, algo muy raro para un joven de tan solo trece años de edad, su apariencia física contrastaba mucho con su manera de expresarse. El joven Alister decidió acercarse un poco mas a la joven ofreciéndole su mano a manera de saludo, quería dar a entender que venia solo a visitar, ya que era bien sabido el hecho de que tanto amazonas como caballeros custodiaban celosamente la entrada al santuario y no vacilaban en atacar a cualquier desconocido que pudiera ser una amenaza, así que Alister debía hacer lo posible para mostrarse como alguien que estaba ahí con buenas intenciones, lo cual no le costaba trabajo ya que sus intenciones no eran pelear ni mucho menos atacar el santuario, simplemente estaba buscando informacion.

_________________
Alister / Lucifer
El dolor desaparece con el tiempo. Pero no deseo ser curado por el tiempo, porque cuando huyes del dolor con el anhelo de olvidar, lo único que logras es quedarte atascado.
avatar
Alister/Lucifer
Dios Lucifer

Mensajes : 130
Puntos : 151

Volver arriba Ir abajo

Re: La sonrisa de la deidad, ¡Una tarde de juegos!

Mensaje por Opi-chan el Miér Mayo 30, 2012 5:27 pm

Opi fue sacada de sus pensamientos en el momento en que escuchó una joven voz dirigiéndose hacia ella. Extrañada, la muchacha se quedó firme en su lugar y viró su mirada hacia el chico examinándolo con extrema cautela... La curiosidad la embargaba a tal grado que su mente no lograba procesar una buena pregunta para hacerle al desconocido que le extendía una mano.
Lentamente los ojos de la chica pasaron de los ojos (¿Porqué tenía uno cubierto con un parche?) a la mano extendida que ella se disponía a estrechar, hasta darse cuenta de un problema que le llamó más la atención.

- ¡Ay, no! ¡Te estás manchando tus zapatos!. -Opi exclamó alarmada después de unos instantes pues el calzado de color negro ahora estaba cubierto de barro fresco proveniente del lugar donde estaba parado. Se acercó al niño de forma repentina y sin previo aviso lo cargó con cuidado- Debes de tener más cuidado con tu ropa, de seguro alguien se molestará contigo si te ve regresar así, ¿verdad? -

Lo llevó hasta un lugar aparentemente seco debajo de un árbol para sentarlo con delicadeza en el suelo. Ella se agachó frente a él para darse a la tarea de desabrocharle su calzado, se encontraba muy concentrada en su tarea y cuando sacó el primer zapato se quedó quieta; lentamente bajó el objeto al suelo fijando su mirada en la de él.

- Entonces... vienes de Asgard. -la amazona continuó con el otro zapato- Es un viaje muy largo para alguien de tu edad ¿puedo preguntar el porqué de tu visita? -su semblante se ensombreció ligeramente e inclinó su cabeza a un lado mirándolo con tristeza- ¿Acaso deseas pelear?.

No le permitió contestar porqué terminó de quitarle el otro zapato y se acercó al lago con ambos objetos en mano. Opi no tenía deseos de pelear, mucho menos con un niño del que no sentía emanar intenciones violentas. Sin embargo nunca se sabe.
Después de enjuagar el calzado negro la chica volteó de reojo hacia atrás con una sonrisa.


_________________


avatar
Opi-chan
Amazona de plata de Liebre
Amazona de plata de Liebre

Mensajes : 14
Puntos : 4

Volver arriba Ir abajo

Re: La sonrisa de la deidad, ¡Una tarde de juegos!

Mensaje por Alister/Lucifer el Miér Mayo 30, 2012 11:54 pm

Alister observaba tranquilamente a la joven amazona, hasta que ella hizo una observación acerca de su calzado, entonces el joven del parche bajo la vista un momento para darse cuenta que estaban cubiertos por un poco de barro, pero esto para Alister no era importante, ya que el barro se podría quitar sin ningún problema, pero al parecer para la amazona si era algo de que preocuparse, ya que incluso lo cargo sin previo aviso, esta era algo que por supuesto el joven Alister no se esperaba así que no pudo hacer nada para evitarlo, ya que le tomo totalmente de sorpresa - oye... que haces bájame... bájame - decía el joven pero la amazona lo ignoraba, Alister no pudo evitar sonrojarse ligeramente por esta acción, nunca nadie se había atrevido a cargarlo de esa forma como si fuera un niño... que de hecho eso era el, un niño, pero el se veía así mismo mas como un adulto que como un niño, ademas de que su carácter ayudaba a que lo trataran como tal, pero era obvio que la amazona no lo conocía.

Cuando la chica lo sentó debajo del árbol, se quedo un poco pensativo de las palabras que le dijo no creo que alguien se preocupe por como regrese, nadie sabe que estoy aquí... pensó mientras observaba como la chica le quitaba los zapatos, esto ponía un poco inquieto al joven ya que no estaba acostumbrado a recibir tantas atenciones de alguien o al menos no de esa forma, sin que fuera por obligación - sabes... no es necesario que me quites los zapatos... es solo un poco de barro no es la gran cosa - dijo aun ruborizado por lo que hacia la chica, sin embargo cuando ella comenzó a interrogarlo, ese sonrojo desapareció rápidamente, en especial cuando le hizo aquella pregunta; Alister se quedo en silencio unos segundos sin contestar, al parecer esa persona se dio cuenta de que el joven del parche también poseía un cosmos de guerrero, a pesar de haber intentado ocultarlo, pues pese a que ya no poseía su armadura ni su rango de guerrero divino, todavía tenia un gran poder.

Entonces antes de que Alister pudiera contestarle, observo como la chica se llevo consigo ambos zapatos para comenzar a lavarlos, así que el joven del parche se puse de pie recargándose al árbol observando a aquella chica tan rara - no... no vine a pelar contra ti o contra alguien del santuario, pero como ya debes de haberlo descubierto tampoco soy un simple turista... soy un ex-guerrero divino a la orden del dios Odin... vine a este lugar en busca de respuestas... pero creo que me no encontrare mas que preguntas - dijo en un tono educado pero a la vez serio mientras descalzo se acercaba a la joven, colocandose detras de ella, observándola hacia abajo con su único ojo descubierto - pero al menos creo si hay unas preguntas que puedes contestarme... me gustaria saber tu nombre y por que es que me tratas con tanta amabilidad si soy un completo extraño, que podría estar aquí incluso con malas intenciones... ¿acaso no desconfías de los extraños? - pregunto en un tono tranquilo pero a la vez confundido

_________________
Alister / Lucifer
El dolor desaparece con el tiempo. Pero no deseo ser curado por el tiempo, porque cuando huyes del dolor con el anhelo de olvidar, lo único que logras es quedarte atascado.
avatar
Alister/Lucifer
Dios Lucifer

Mensajes : 130
Puntos : 151

Volver arriba Ir abajo

Re: La sonrisa de la deidad, ¡Una tarde de juegos!

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.