FAITH: Golden Light Againts the Fallen Dark.

Ir abajo

FAITH: Golden Light Againts the Fallen Dark.

Mensaje por Raito el Miér Jun 06, 2012 2:14 am

FÉ: La Luz Dorada Contra La Oscuridad Caída.
Musicalización:
Caminaba lentamente sin nada que importase realmente, era una misión después de todo, y tenía que cumplirla a toda costa. Últimamente habían sido registradas demasiadas desapariciones sin explicación alguna en algunas zonas del sur dentro de Italia, un país bastante extraño y misterioso, a decir verdad no creía en nada sobre natural refiriéndose a los demonios y esas cosas, quizás era ignorante, o tan solo necesitaba que algo lo obligara a creer. No comprendía alguna razón o teoría que conllevara a los posibles resultados de involucrar algo que fuese de otra historia o mitología, escuchó rumores de un Dios; aquel que gobernaba las tinieblas. Su nombre si bien había escuchado era Lucifer. Al parecer era un ángel caído por caer en los pecados capitales, ahora venía la interrogante principal: Por qué y cómo provocaba las desapariciones ajenas, ¿Con qué fin lo hacía? Tomar el alma de alguien era un proceso sencillo y limpio, pero aún así los registros seguían en el aire. Sus pasos eran fríos, caminaba por la oscuridad de un bosque repleto de arboles a su alrededor, era un sendero para ser más precisos.

Su vestimenta no era la más práctica, aunque podría haber sido más elegante, prefería algo casual para no mostrar sospecha alguna, de igual manera llevaba su armadura dorada en la caja de Pandora correspondiente a sus espaldas. De ser necesario lucharía contra aquella divinidad y sus súbditos en caso de ser posible. Las hojas danzando, perdiéndose entre la oscuridad de la noche y la luz de la luna llena bajo el cielo de Italia. ¿No era un poco tonto estar ubicado en una ciudad al alcance del Vaticano? Es decir, si fuese más inteligente ahora mismo estaría en algún otro lugar. O quizás era una especie de provocación a las autoridades del lugar, ¿Pero cual era la finalidad de todo esto? Satanismo o lo que fuera, ¿Por qué era necesario dañar a los demás tomando sus almas y condenando las mismas a una especie de tortura eterna? Era cruel de alguna manera, bastante... Sobrepasaba lo necesario; Tomar el alma de alguien o algo era pan comido, lo sabía y tenía experiencia sobre el tema, pues alguna vez aplicó su Soul Eraser contra una divinidad en el Inframundo.

Con el tiempo y el paso de los minutos había llegado a una especie de Templo religioso, ¿Era ahí? Podía percibir una especie de energía oscura o algo similar, el viento movía sus castaños cabellos con sutileza, de alguna manera sus orbes cambiaban a una modalidad más felina por así decirlo, partiéndose como si de un verdadero León se tratara. Cruzó ambos brazos sin dejar de sostener su armadura, algo andaba mal y lo sabía a la perfección, el problema era que no sabía como enfrentar tal problema y mucho menos cómo escapar de éste en caso de ser demasiado para su persona: después de todo estaba enfrentándose con un "Dios". Suspiró con pesadez pero a su vez mantenía tranquilidad ante todo, lo peor sería perder la cordura en un momento tan crucial, recordaba la reunión en siberia, pero no lograba comprender qué tenía que ver aquella reunión con lo que estaba a punto de ver. Su anillo permanecía a la vista en el dedo correcto de su diestra, no le molestaba esconderlo, orgullosamente se trataba de un León Siberiano.

En un momento sintió una fuerte ráfaga de viento golpear su cuerpo, resistió sin problema alguno pero aún así colocó su mano sobre sus ojos, dejando pequeños espacios entre sus dedos ¿Qué era eso?
-¿Quién eres? ¿Por qué tomas las almas de los humanos que no han hecho nada en contra de la humanidad? ¿Acaso eres un monstruo?- Preguntó al aire, y en cuestión de segundos se percató de algo espantoso entre comillas. La pequeña iglesia de hace un momento había crecido transformándose en un enorme templo, ¿Por qué demonios lo habían enviado a él a una misión de ese calibre, siendo alguien no religioso? ¿Acaso tenía ventaja alguna sobre el enemigo? De no ser así ¿Cuales serían las dolorosas consecuencias? Permaneció ahí, casi inmóvil ante lo que sus ojos le mostraban, quería huir pero le era imposible mover un solo músculo, era como estar atado a una especie de enredadera cargada con cientos de espinas a lo largo de ella, no entendía ni comprendía cada acción que sucedía, pero al parecer, alguien se acercaba y con ello otorgaría respuetas.

Aspecto:
Off Topic:
Espero que la introducción te haya gustado, saludos y suerte.

_________________
avatar
Raito
Aspirante
Aspirante

Mensajes : 1118
Puntos : 271

Volver arriba Ir abajo

Re: FAITH: Golden Light Againts the Fallen Dark.

Mensaje por Alister/Lucifer el Vie Jun 08, 2012 3:23 pm

En aquel misterioso templo acontecía un ritual muy extraño, a simple viste parecía un templo normal, quizás mas sombrío y oscuro que los demás, pero pese a estas cualidades; nadie podría sospechar que dentro de el se realizaba algo que iba en contra de las leyes de Dios y del hombre... dicha iglesia se encontraba llena de fieles seguidores, todos escuchando atentamente al hombre que se encontraba al fondo, justo frente a un púlpito negro, similar a los de las demás iglesias, sin embargo este tenia una gran diferencia, en lugar de tener la habitual cruz enfrente; tenia una estrella de cinco picos, el misterioso hombre vestía una enorme túnica blanca que arrastraba hasta el piso, su rostro era cubierto con una gran capucha también de gran tamaño, la cual cubría casi todo su rostro, con excepción de sus labios... frente a el y encima del púlpito, se encontraba un gran libro negro con el rostro de un demonio en la tapa del mismo, del cual parecía estar leyendo ese hombre.

- Tarde o temprano llegara el día en que todos los impuros reciban su castigo... aquellos que no son dignos de caminar sobre la tierra, están condenados a caminar sobre el infierno por toda la eternidad... sus almas serán devoradas y maldecidas, nadie sin excepción puede escapar de su destino, nadie puede ocultarse toda la vida de su verdugo, nadie puede engañar a aquel que es llamado el dios del engaño... todos ustedes vinieron a mi por su propia voluntad, para probar si son dignos de este mundo y poder seguir en el... o por el contrario si no lo son, ser enterrados debajo de el... demos comienzo entonces - en ese momento una gran corriente de aire salio fuera del templo el cual comenzo a temblar, lentamente aumentando considerablemente su tamaño, paso de ser una iglesia pequeña a un enorme templo adornado con figuras demoníacas talladas en roca, tanto por fuera como por dentro.

Sin embargo justo en ese momento, el cosmos de una persona llego hasta el siniestro hombre de la túnica blanca, quien al escuchar la voz y las palabras de aquella persona; mostró una sonrisa complaciente, entonces lentamente paso por un lado del púlpito cerrando su gran libro el cual dejo en ese lugar, para comenzar a caminar con mucha tranquilidad hacia la salida... las puertas se abrieron por completo faltando unos metros a que aquel extraño hombre llegara a la salida; pero finalmente cuando llego, observo a un joven con ojos de felino observándolo, esto hizo que su sonrisa creciera mas, sabia perfectamente de quien se trataba, era Raito el caballero dorado de Leo, a quien había visto en Siberia hacia unas semanas, sin embargo era probable que el no lo recordara, puesto que en ese momento estaba usando el cuerpo del pequeño niño Alister y el anillo que les habían entregado se encontraba cubierto por un guante blanco.

Tranquilamente entonces, el extraño hombre se quito la gran túnica blanca dejándola caer al piso, la cual hizo un estridente sonido al golpear el suelo ya que era sumamente pesada, dejando al descubierto la figura de un hombre alto, de complexión delgada con rasgos finos y elegantes, vistiendo un traje negro que lucia impecable. En ese momento los ojos rojos de aquella persona se posaron sobre los felinos ojos del joven Raito, como si estuvieran sosteniendo una platica solamente con la mirada... asi por algunos segundos hasta que aquella persona decidió hablar - joven Raito... caballero dorado de Leo bajo las ordenes de Athena y el santuario de Grecia... no esperaba que fuera usted el encomendado para venir a este lugar, pero debo admitir que me complace mucho la elección que hicieron... así que con gusto contestare a sus preguntas - dijo en un tono educado y serio pero sin borrar esa sonrisa de su rostro mientras lentamente comenzó a descender del templo acercándose al joven

- Si me permite joven Raito, responderé a sus preguntas en un orden elegido por mi... así que comenzare por la segunda, yo tomo las almas de estos humanos por que no son dignos de tener un alma, sus pecados han manchado esas almas y mi deber es salvarlas antes de que se manchen completamente, ellos no han hecho cosas como guerras, genocidios o atentados importantes contra la humanidad... pero ellos han lastimado, usado, humillado y mentido a personas que fueron importantes para ellos... si alguien es capaz de hacerle eso a alguien que dio todo por ellos entonces su maldad no tiene limites y por ende no son merecedores de un alma - mantenía su tono serio y elegante mientras seguía descendiendo el gran templo, siempre con su mirada fija en el joven Raito - ahora contestare la tercer pregunta, ¿soy un monstruo?... depende de la percepción de cada persona, para algunos ciertamente si lo soy, para otros soy el salvador, soy quien se encarga de limpiar y purificar... se podría decir que algunos me ven como un demonio y otros como un ángel -

Ese extraño ser siguio bajando los escalones del gran templo, sin borrar esa sonrisa de su rostro, hasta que finalmente quedo justo frente al joven, a solo unos pocos centímetros de distancia - ahora respecto a quien soy... a lo largo de mi existencia me han llamado por muchos nombres, el príncipe de las tinieblas, el demonio, Belzebu, el diablo, el dios de las mentiras y el engaño, aquel que da la luz, el ser mas bello e inteligente alguna vez creado... pero simplemente soy... Lucifer, Dios del infierno - en ese momento Lucifer llevo su mano derecha hacia su rostro, para echar algunos mechones de su cabello hacia atrás sin dejar de sonreír, para después comenzar a caminar tranquilamente y con mucha lentitud alrededor de Raito, observándolo cuidadosamente de arriba a abajo, como si buscara algo en el, hasta que finalmente volvió a quedar frente al joven - ahora que sabe quien es el causante de dichas desapariciones, no puedo evitar preguntarme... ¿que hara... joven Raito? - pregunto tranquilo clavando sus ojos en los de el

Imagen de referencia:

_________________
Alister / Lucifer
El dolor desaparece con el tiempo. Pero no deseo ser curado por el tiempo, porque cuando huyes del dolor con el anhelo de olvidar, lo único que logras es quedarte atascado.
avatar
Alister/Lucifer
Dios Lucifer

Mensajes : 130
Puntos : 151

Volver arriba Ir abajo

Re: FAITH: Golden Light Againts the Fallen Dark.

Mensaje por Raito el Dom Jun 10, 2012 3:59 am


TÉCNICAS DEL SANTO DORADO DE LEO

ATAQUES COMUNES


Plasma Relámpago {Lightning Plasma} - (Cósmico/Elemental) 2

Elevando su cosmos a niveles superiores a los comunes Raito concentra su energía en su brazo derecho, apuntando lentamente hacia el oponente creando un leve movimiento hacia atrás expulsa toda la energía acumulada dirigida al oponente, la múltiple ráfaga eléctrica la cual se expande en múltiples direcciones impactará de forma en la que el oponente quede prácticamente muy herido ya que el Plasma Relámpago es capaz de destruir una armadura y más.

Relámpago de Voltaje {Lightning Bolt} - (Cósmico/Elemental) 2

Cargando electricidad generada por su cosmos Raito se dirigirá al oponente hasta llegar a cierta distancia no tan cercana para después liberar toda la electricidad de forma recta mediante el movimiento del puño derecho descargando toda la energía, el impacto producido enviará al oponente siendo proyectado a una velocidad considerable por el impacto del Relámpago de Voltaje provocando severos daños.

Explosión de Fotones {Photon Burst} - (Elemental/Dimensional) 2

Raito hace arder su cosmos hasta su clímax y lo expulsa de su cuerpo, en el área de combate donde pretende crear muchos orbes de fotones, numerosas partículas luminosas suspendidas en el aire alrededor de su oponente, el cosmos de Raito sigue creciendo hasta que los fotones ganan potencia y brillo a medida que son dirigidos y rodean al objetivo. Nuevamente Raito provoca el desplazamiento de los fotones hacia su oponente. Estos al igual que los fotones reales viajan a través de la materia, se adhieren y penetran fácilmente en el cuerpo del oponente a través de de la piel, ignorando cualquier armadura. Finalmente Raito detona a la vez todos los fotones que estallan en el interior del cuerpo del oponente, destruyendo desde adentro hacia afuera, consumiendo sus energías y desgarrando su cuerpo hasta hacerlo desaparecer.

Vórtice de Plasma {Plasma Vortex} - (Cósmico/Dimensional) 2

Liberando potentes cantidades de cosmos sin hacer movimiento alguno Raito concentrará todo su poder para generar una corriente de electricidad a su alrededor y después canalizar ésta mediante una acción Psíquica para controlar aquellas partículas eléctricas utilizándolas como una tormenta. Pronto el Joven apuntará con su mano derecha al oponente, en ese instante los cientos de miles de partículas serán disparados en múltiples direcciones para impactar en el oponente en forma de un vortice creado a base de relámpagos.

ATAQUES CON EFECTO

Estallido de Plasma {Plasma Burst} - (Cósmico – Sentencia) 1

Generando cosmo energía concentrada en su brazo derecho Raito apunta rápidamente al cuerpo del oponente, ignorando las condiciones de la armadura del mismo comienza a generar una potente corriente eléctrica alrededor de su brazo, la cual pronto se canaliza en una esfera, al disparar esta Raito desgarra la esfera con su brazo creando un potente rayo similar a un Ken para después impactar mortalmente en el oponente, el ataque provocará la descarga de más de 10000 volteos de poder los cuales pondrán al oponente en un estado de daño adicional.

Rugido de León {Lion Roar} - (Elemental – Choque) 1

Concentrando su energía espiritual en la palma de su mano Raito enciende su cosmos para generar una potente corriente eléctrica, esta se manifestará saliendo de sus dedos para crear un potente y enorme León de electricidad, este será dirigido por Raito quien lo manipulará libremente a su voluntad, alimpactar este León el cuerpo del oponente quedará con severos daños y carga eléctrica en su cuerpo, esto provocará que el oponente sea incapáz de realizar cualquier habilidad durante cierto tiempo.

Destructor de Galaxias {Galaxy Destroyer} - (Elemental – Potencia) 1

Generando una corriente eléctrica con su cosmos en la palma de su mano, Raito comienza a generar y manipular esta energía a tal punto en el que la energía manifestada en su brazo tome la figura de una enorme garra de un León, dirigiéndose rápidamente al oponente para atacarlo con la garra la cual desgarrará de forma potente el cuerpo del mismo pero además de esto la carga eléctrica impedirá al oponente usar habilidades en el ]segundo turno en que fue impactado el ataque.

ATAQUE ESPECIAL

Resplandor Final de Leo {Leo's Final Flash}

De una manera inigualable el cosmos del joven dorado comienza a crecer sin limites algunos, creando alrededor de su cuerpo una enorme y reluciente esfera algo traslucida, la cual posee un brillo inigualable, volviéndose tan brillante que lograría cegar a quien la viese, aún a una larga distancia. En la ejecución de la técnica, la esfera se expanderá alrededor de Raito, logrando consumirlo todo a su paso debido a las enormes proporciones eléctricas que contiene, fotones, protones, plasma, entre muchos otros estados propios de la materia, concentrados en el elemento del Relámpago. Al activarse de una manera coherente, el Santo de Leo creará una onda expansiva con el fin de explotar la "burbuja" eléctrica de cosmos, creando una devastadora ráfaga destructiva de luz, conocido como resplandor final en base a su ejecución. Las consecuencias y potencia del ataque pueden variar, pero el resultado se vuelve catástrofico, para su suerte, Raito sale ileso del ataque propio.

DEFENSAS

Muralla de Fotones {Photon Fort} - (Anti-Dimensional/Físico)

Liberando su cosmoenergía como una onda expansiva similar al Lightning Plasma en forma de barrera detendrá todo ataque físico repeliéndolo hacia otra parte o re direccionando el mismo, de igual manera el ataque será detenido por una especie de red eléctrica la cual solo podrá defender ataques físicos y dimensionales lanzados por el oponente.

Corriente de Fotones {Photon Stream} (Anti-Invocacional/Elemental)

Liberando una potente cantidad de fotones a su alrededor los fotones girarán de la forma en que en presencia de un ataque cósmico o elemental los fotones serán dirigidos al ataque para detenerlos en el transcurso emitiendo una potente ráfaga de luz, en la que solo podrá verse la silueta de Raito siendo cubierta por las potentes cargas de fotones.

Barrera de Fotones {Photon Barrier} - (Anti-Cósmico/Psíquico)

Usando el poder de la armadura apoyandose en sus habilidades mentales se crea un resplandor dorado en la armadura de Leo para apoyar a Raito en la protección del mismo ante ataques psíquicos y invocacionales, creando la figura de un enorme León luminoso el cual cubrirá a Raito ante todo ataque con estas propiedades, combinando el poder de la armadura con el santo.

HABILIDADES

Ardiente Cosmos de Leo {Burning Cosmos of Leo} - [Proteccion de Efectos – Simple]

Cargando electricidad cósmica en su cuerpo Raito logra interceptar un efecto del oponente sobre él, es decir, Raito utilizará las partículas eléctricas como una potente descarga utilizada en sí mismo para anular el efecto del ataque o habilidad del oponente y así proceder con la batalla en el momento en que el efecto quede anulado en su totalidad mediante el movimiento de ambos brazos para después proceder.

Devastación de la Luz {Devastation of the Light} - [Deshabilitacion de Sentidos – Simple]

Liberando cosmoenergía desde su cuerpo en potentes cantidades Raito logra cegar al oponente y deshabilitar los sentidos deseados para utilizar la habilidad como ofensiva hacia el oponente, el mismo no podrá efectuar ningún tipo de sentido que lleve a la habilidad por el potente resplandor dorado que lo envolverá en la desesperación. Sólo se pueden deshabilitar dos sentidos. Tacto - El enemigo no puede defender / Vista - El enemigo no puede atacar / Oído - El enemigo no podrá evitar una habilidad o un efecto. / Gusto y Olfato - El enemigo no puede utilizar habilidad.

Fauces Eléctricas de Leo {Electrical Jaws of Leo} - [Inmovilizar – Simple]

Concentrando electricidad en sus dedos Raito consigue una corriente eléctrica negativa por un lado y positiva por el otro obteniendo una mezcla neutra al juntar ambas manos, para después lanzarlas en forma de rayos los cuales atraparán al oponente evitando que este haga movimiento alguno, similar a la técnica Colisso.

Coraza del Relámpago Congelado {Frozen Thunder Cuirass} - [Coraza – Doble]

Raito es capaz de utilizar esta técnica aumentando su cosmos a otro nivel similares a los de un Semidiós, creando una potente energía la cual rodeará su cuerpo mediante la creación de una corriente de fotones distinta, utilizando el entrenamiento Siberiano para poder congelar parte de los relámpagos, poco a poco esta corriente se unirá su cuerpo creando una especie de armadura cósmico electrica gélida lo suficientemente fuerte como para poder deshacerse de los efectos del rival sobre sí mismo.

Espejo de Fotones {Photon Mirror} - [Reflejar – Doble]

Concentrando todo su cosmos y poder en una defensa más Raito eleva su cosmos al límite máximo para efectuar una enorme barrera de plasma, la cual regresará parte del ataque enviado por el oponente para después efectuar la mitad del daño mediante el choque de la barrera mediante la formación de fotones y cosmos.

Legado del León {Lion Legacy} - [Reutilizar – Doble]

Raito supera sus limites humanos y se vuelve uno con la naturaleza, para vaciar su espíritu y se concentra con el fin de fundirse con la naturaleza, su cosmos se armonizan con los elementos, el aire, el agua, la tierra, los árboles y las rocas, con esta meditación logra recuperar una de sus técnicas empleadas en la misma, sea un ataque o una defensa, para poder continuar o terminar la batalla victorioso.

_________________
avatar
Raito
Aspirante
Aspirante

Mensajes : 1118
Puntos : 271

Volver arriba Ir abajo

Re: FAITH: Golden Light Againts the Fallen Dark.

Mensaje por Alister/Lucifer el Vie Jun 15, 2012 6:49 pm

۩ATAQUES۩


Infernal Lightning (Cósmico-Fisico)
Lucifer levanta su brazo para después mandar un poderoso rayo, desde la punta de su dedo indice hacia su rival, impactandolo con fuerza en su pecho, pero el rayo no se detiene ahí ya que sigue moviéndose rápidamente, empujando al oponente impactado hacia el cielo, elevándolo velozmente a grandes alturas al mismo tiempo que el rayo lo sigue lastimando... finalmente cuando el rayo se dispersa; el oponente cae a una gran velocidad desde el cielo impactándose de frente con mucha fuerza contra el piso

The End (Cósmico-Invocacional)
El dios del infierno comienza a concentrar su poder mientras que una nebulosa negra comienza a formarse en el cielo, bloqueando cualquier rayo de luz que provenga del cielo, dejando todo en una oscuridad perpetua; el oponente del dios no tiene idea de lo que ocurre hasta que ya es demasiado tarde... un relampago que sale del centro de la nebulosa impacta al dios, y entonces de la palma de Lucifer se desprende un gigantesco rayo de cosmos-energía que destroza todo lo que toque, causando daños muy graves a su rival

The Call (Dimensional-Invocacional)
Lucifer es el amo y señor del infierno, así que no tiene ningún problema para abrir un portal hacia el infierno y usar a algunos de sus demonios, ángeles caídos y demás seres bajo su mando que habitan en el infierno. Lucifer los invoca con la intencion de usarlos como armas para atacar a su rival, ordenando atacar a su oponente, estos seres obedecen ciegamente a su dios y algunos pueden ser lo suficientemente poderosos como para medirse a un poderoso caballero, el numero y tipo de seres varia según la predisposición de Lucifer, pero siempre lo obedecen

Manipulation (Psíquico-Fisico)
Lucifer posee un muy avanzado dominio de la psicoquinésis, tanto asi que puede manipular a su antojo cualquier cosa, este viva o no, por ejemplo manipular a su oponente para hacer que este comience a levitar y luego azotarse contra el piso, mandar objetos muy pesados a toda velocidad contra el o ambas cosas, manipular tanto a su oponente como a los objetos, para que ambos se impacten a una gran velocidad causando un gran daño en el rival

Passage of Thorns (Elemental>Absorción)
Justo entre Lucifer y su rival, aparece un pasaje de espinas, las cuales enseguida se lanzan envolviendo a su oponente, comenzando a clavarse las espinas en la piel de este, haciéndolo sangrar rápidamente, pero la sangre es absorvida por las espinas y estas a su vez entregan la sangre a Lucifer, haciendo que el dios del infierno recuepere parte de sus energías a costa de la sangre de su rival

Evil Eye (Psíquica>Parálisis)
El dios Lucifer posee un gran poder hipnótico, basta con mirar fijamente a su victima para que esta comience a entrar rápidamente en un trance, en el cual se imagina a si mismo luchando contra el amo y señor del infierno, pero en ese sueño inducido por el trance, los ataques no logran hacer nada al dios, solo puede observar como sus golpes y técnicas lo traspasan sin causar el menor daño, causando que poco a poco se comience a frustrar y cansar, agotándose y desgastándose mucho mentalmente... mientras que físicamente solo se queda inmóvil, sin mover un solo musculo, totalmente paralizado.

Crown of Thorns (Elemental>Sentencia)
Lucifer hace aparecer una corona de espinas en la cabeza de su rival, pero no es una corona con espinas comun y corrientes, son espinas cubiertas en su cosmos-energia, las cuales se clavan con fuerza en la cabeza de su oponente, causando varias heridas las cuales ocasiones sangrado y a medida que pasa el tiempo; las espinas se van clavando mas en la cabeza de su victima, haciéndolo perder cada vez mas sangre... esto sumado al dolor de las espinas, ocasiona que su oponente se vaya debilitando poco a poco

The Four Horsemen of the Apocalypse (Ataque especial)
Lucifer hace un llamado a sus cuatro jinetes del apocalipsis, victoria, guerra, hambre y muerte... estos cuatro jinetes se manifiestan a los lados del dios, cada uno montando un caballo y usando diversas armas, Victoria quien viste con una corona y tiene un aspecto jovial y hermoso usa un arco con flecha, Guerra quien tiene la expresión de un sádico usa una gran espada, Hambre quien luce como una persona casi en los huesos de aspecto deplorable, usa una balanza con cadenas y Muerte quien esta cubierto por una gran túnica negra, usa una guadaña... los cuatro jinetes se lanzan al ataque, comenzando por hambre quien usando su balanza con cadenas inmoviliza a la victima, después guerra con su gran espada cabalga a su alrededor causándole grandes cortes en todo el cuerpo mientras ríe sadicamente, entonces toca el turno de victoria quien comienza a disparar con su arco, siempre dando en el blanco y finalmente, Muerte... quien cabalga hacia la victima clavando su guadaña en el pecho profundamente, causándole un terrible e indescriptible dolor


۩DEFENSAS۩


Wings of Evil (Anti-Cósmico/Anti-Físico)
Debido a que Lucifer es un ángel caído, posee un par de grandes y hermosas alas detrás de el, este par de alas blancas no son meramenta esteticas, ya que tambien sirven al momento del combate, funcionan como un poderoso escudo, asi que cuando Lucifer es atacado; este usa sus alas para cubrirse por completo, casi como si fuera un capullo que protege lo que hay en su interior, es decir al dios Lucifer. Las alas son sumamente resistentes por lo que pueden soportar ataques muy poderosos sin llegar a romperse, lo mas que puede pasar es que algunas plumas caigan

Infernal Barrier (Anti-Cósmico/Anti-Elemental)
Cuando un ataque es dirigido hacia el dios Lucifer, este puede hacer un llamado hacia el infierno para que lo proteja, entonces a su alrededor aparece una potente barrera resplandeciente, que lo cubre por completo la cual se eleva hasta el cielo, esta barrera es casi impenetrable por lo que Lucifer se encuentra a salvo de los ataques que se lancen contra el, impidiendo así que lleguen a herirlo

Dimensional Displacement (Anti-Psíquico/Anti-Dimensional)
La gran mayoría de los dioses tienen la capacidad de moverse entre dimensiones con mucha facilidad, pudiendo asi llegar a cualquier lugar en pocos segundos y Lucifer es uno de esos dioses, así que el puede desaparecer para escapar de algún ataque y momentos después volver a aparecer, simplemente desplazándose entre dimensiones, así evita poderes que con sus alas o con la barrera infernal no podría evitar, principalmente aquellos cuya finalidad es atacar la mente o desterrarlo


۩HABILIDADES۩


Doppelgänger (Mimica) Simple
Usando su poder, Lucifer puede crear una copia de su rival, casi idéntica a el, pero que sin embargo se diferencia de algunas cosas, como el tono mas oscuro de piel que tiene la copia y la mirada diabólica que ahí en ella... con esta copia controlada completamente por Lucifer, el puede transferir parte de su cosmos a ella para que realice un ataque o una defensa que ya haya utilizado antes el original, que no sera tan poderosa como la del original, pero si lo suficiente como para hacerle algún daño

Premonition (Contraataque) Triple
El dios Lucifer tiene el poder de la premonición, así que puede ver por un lapso de tiempo el futuro, usando esta habilidad el puede saber exactamente lo que hará su rival en su contra y de esa forma estar preparado para esquivar por completo su ataque, ademas de tener el tiempo suficiente para planear un poderoso contraataque, del cual su oponente no podrá escapar

Penitence (Acumulación) Triple
El dios Lucifer suele mostrarse muy tranquilo y en control todo el tiempo, es por eso que para el no es difícil permanecer inmóvil mientras canaliza todo su cosmos, para así lograr aumentar de forma considerable su fuerza, cuando hace esto, normalmente cierra sus ojos y se queda completamente inmóvil, sin mover un solo musculo, no importa lo que pase a su alrededor, aun si lo atacan el no hace nada para defenderse y recibe estoicamente el ataque, sin embargo cuando termina de concentrarse... entonces es cuando sus rivales se arrepienten de haberlo atacado, ya que su siguiente ataque es devastador

The Oblivion (Reutilizar) Doble
Usando su gran poder psíquico, Lucifer puede entrar a la mente de su rival, buscando entre sus recuerdos y removiendo alguno de ellos, ya sea alguna técnica usada por el dios con anterioridad o una defensa, de esta forma si Lucifer vuelve a usar dicha técnica; su rival no sabrá como defenderse de ella ya que para el sera la primera vez que la vea, a pesar de que ya la haya recibido antes

Hell's Robe (Protección de efectos) Simple
El gran dios Lucifer hace un llamado al infierno para tomar la energía negativa y maligna que hay en el, usándola para formar una fina barrera frente a el, la cual funciona como un filtrador, haciendo que todo ataque pasado a través de esta barrera, pierda su efecto, convirtiéndolo así en un simple ataque normal, sin efecto secundario alguno que pudiera afectar al dios del infierno

The Seven Deadly Sins (8vo. Sentido) Cuadruple
La técnica mas poderosa del dios Lucifer, donde evoca a las siete pecados mortales... Lucifer usando su dedo indice lanza siete delgados rayos hacia su rival, los cuales traspasan su cuerpo así este usando su armadura, estos impactos son en puntos estratégicos del cuerpo relacionados con los siete pecados, ya que Lucifer los va mencionando a medida que transcurre el ataque, finalmente cuando el ultimo ataque es conectado, se abre la tierra justo debajo del oponente y este es enviado al infierno, donde es torturado en base a los pecados... si luego de un tiempo logra soportar dicha tortura entonces regresa a la tierra aunque bastante herido.

Armadura: 4

_________________
Alister / Lucifer
El dolor desaparece con el tiempo. Pero no deseo ser curado por el tiempo, porque cuando huyes del dolor con el anhelo de olvidar, lo único que logras es quedarte atascado.
avatar
Alister/Lucifer
Dios Lucifer

Mensajes : 130
Puntos : 151

Volver arriba Ir abajo

I'll Show You The True Essence Of A Lion.

Mensaje por Raito el Vie Jun 15, 2012 10:01 pm

La corriente de viento aumentaba considerablemente, aquel lugar se transformaba en una especie de palacio lúgubre, lo único que no quería era creer en la estúpida ideología de enfrentarse a otro dios no Olímpico, en realidad estaba confundido. Había una presión en el aire, una especie de ambiente terrorífico ¿Era esa la presencia maligna de Lucifer? Al parecer así lo era, pero ¿Y qué? Su poder no era algo que cualquiera podría subestimar, debería conseguir una estrategia rápida y eficiente para luchar en contra de aquel "dios". No lo consideraba un dios respecto a sus ideologías; era un griego. Sus ojos observaban detenidamente la figura que se acercaba a lo que parecía ser el campo de batalla. La pequeña parroquia se había transformado en una especie de templo demoníaco, todas y cada una de las figuras mostradas en una sólida roca por toda la extensión de la superficie producían una sensación incómoda, al parecer era una horrible pesadilla. Quería salir de ahí, pero su cuerpo no respondía, además ¿Por qué huir?

Un hombre vistiendo una especie de ropa blanquecina apareció detrás de aquellas misteriosas puertas, definitivamente se trataba de Luzbel. Pero, por alguna razón ese extraño presentimiento le parecía conocido de algún otro lugar, el problema era recordar a quién pertenecía originalmente aquella presencia, había estado en bastantes lugares desde la última vez que sintió una presencia de tal magnitud por lo que le resultaba bastante complicado intentar recordar, pese a ésto su memoria seguía trabajando por conseguir la información necesaria para descubrir la identidad, el físico, el alma detrás de la cortina, la jaula, la puerta que contiene el alma de su contenedor. ¿A quién pertenecía originalmente? Nunca había visto a nadie con un físico de esa clase, lograría distinguir que se trataba de un estereotipo inglés, pero no había nadie en su lista de amistades con una nacionalidad de esa clase, ¿En realidad estaba en la realidad? Su respiración se alteraba lentamente, su corazón no bombeaba la sangre de una manera común; si no se tranquilizaba perdería la consciencia y la vida.

La sonrisa ajena producía una rabia incontenible, odio, desprecio, repugnancia, decenas de sentimientos en una expresión donde mostraba su rostro furioso, su entre ceño se frunció, sus dientes y mandíbula ejercían una presión bastante elevada. ¿Qué clase de oponente era? Es decir, llevar una túnica blanca cubriendo un elegante traje clásico de una tonalidad bastante oscura, estaba lidiando con alguien que podría mantener dos personalidades en un físico, podría representar la túnica blanca con una densa neblina cubriendo al asesino detrás de ésta, pero ¿Qué significaba exactamente el traje negro? Dudas que seguían surgiendo más su cabeza aún se encontraba en esa pequeña linea conocida como cordura separándose de aquel espacio titulado locura. Aquella linea comenzó a destrozarse cuando un contacto visual se estableció entre ambos oponentes... Esa mirada carmesí le recordaba bastante, su pasado, la oscuridad que hasta el momento intentaba no liberar a duras penas... ¿Con qué clase de juego estaba lidiando ahora?

Las primeras palabras entregaron una especie de sorpresa al joven dorado, no tenía idea de la verdadera identidad ajena, y pese a esto comenzaba a escuchar su propia identidad, ¿Cómo demonios lo sabía? ¿Por qué? ¿Cuando se enteró? ¿Era ese el verdadero poder de una divinidad? ¿En realidad... Lucifer existía? Pequeños jadeos escaparon de sus labios, mostrando aquella desesperación. Una pequeña sonrisa se dibujaba, y un frío sudor recorría su rostro, era difícil pensar que después de vencer a unos cuantos olímpicos estaba temblando de miedo por un dios de otra "mitología". Ese tono educado y serio comenzaba a sacarlo de quicio en todo sentido, sus ojos seguían tan afilados, ocasionalmente aquella pupila se contraía y viceversa, dando un mejor aspecto al nerviosismo que no quería mostrar. La distancia se veía corrompida de una manera prudentemente imprudente... Definitivamente buscaba provocarlo o algo por el estilo, y para su mala suerte estaba funcionando a la perfección, pero todo tiene sus consecuencias; todo.

Y después de descender y escuchar un discurso algo justificable, sus expresiones se volvieron frías, sus ojos se dilataron lo suficiente, escondiendo aquella tonalidad esmeralda en el color de un abismo. Su posición se volvió firme, más aún cuando aquel terminó delante de él nuevamente. Sus puños no mostraban signos de agresividad, pero entonces... explotó.

Musicalización:

"No...

NO...

¡¡¡NOOOOO...!!!"

-¡¡NO TE LO PERMITIRÉ!!- Exclamó moviendo su brazo izquierdo con fuerza hacia el rostro ajeno, no iba a darle un puñetazo directo, pero una bofetada no le vendría nada mal en su opinión y a su "sano" juicio a pesar de haber roto la linea que separaba su cordura de la locura. Fue entonces cuando su mano se expandió impactando en la mejilla ajena, sus cabellos cubrieron su frente y con ésto sus ojos, ahora era algo más personal en sí. La humanidad no podría ser castigada de esa manera, había otros métodos, pero no podría permitirle a ese dios utilizar tal cosa, ¡No en esta vida! Su brazo bajó lentamente hasta posicionarse naturalmente al costado izquierdo de su cintura, y entonces un resplandor dorado surgió en su espalda, la caja contenedora de su armadura se despegó de su columna cayendo con fuerza detrás de él, segundos después su armadura, el manto dorado de Leo apareció en la forma de aquella majestuosa criatura, y ahora estaba siendo portada por su dueño. Cada parte de su cuerpo quedó cubierta correspondientemente acorde a la armadura del León.

Su cosmos, su esencia comenzaba a surgir ante cada centímetro de su cuerpo, esa energía dorada característica de un santo dorado se mostraba en el escenario, otorgando resplandores, centellas, luces de tal tonalidad. Su visión estaba nublada, y de una manera inconsciente aquella energía cambiaba a una tonalidad más oscura purpura para ser más precisos, albergar la oscuridad en su interior, la inmensa oscuridad... Era tan difícil... Pronto apretó sus puños con fuerza, y lentamente recobraba la luz que sellaba tal cosa.
-Todos... ¡Todos son dignos de tener un alma, sin un alma un cuerpo no puede vivir! Los pecados son creados como simples placeres o derivados, sí... son dañinos, marchitan el alma, pero nadie está a salvo de ésto, absolutamente nadie. ¡Incluso la flor más bella de una pradera se marchita tarde o temprano! A diferencia de los humanos, ustedes... los dioses, no comprenden el verdadero significado de vivir, ¡¡Sólo son una simple existencia!! Incluso... el ser más puro puede llenar un libro de sangre sin darse cuenta a causa de su pureza...-

-¡¡PERO!!-

A medida en la que su furia aumentaba, se formaba una especie de esfera a su alrededor, aquella esfera contenía millones de partículas brillantes, fotones, plasma, todo material luminoso creado a base de su cosmos comenzaba a surgir y tomar forma, aquella esfera creaba una poderosa luz dentro del bosque, durante cada segundo se extendía cada vez más. -Nadie... ni siquiera un Dios puede evitarlo, ustedes no lo comprenden y nunca lo lograrán, no podrán entender a un ser humano aún si éste es el contenedor de su esencia. Cada persona tiene motivos para hacerlo, no hay consecuencia si no hay acción, nada sucede por suceder... La maldad y la bondad tienen una pequeña linea que las divide, sabes... Es difícil conservar la cordura entre ambas cosas, a pesar de ser un santo... Tomar el alma de alguien marchitado no solucionará nada, las personas a las que les arrebató la misma no volverán, es un circulo vicioso que estamos destinados a cometer, es la naturaleza de todo humano, un dios no puede modificar tal hecho de un día a otro, mucho menos con seres que se denominan devotos a tal figura...-

Una sonrisa débil se formó en su rostro, y lentamente levantó su mirada hasta observar los ojos de su rival, sus ojos tenían un color carmín a su alrededor, no podría considerarse un santo si revelaba su pasado, pero así era él... él era Raito de Leo. -¿Qué es lo que haré?- Sus ojos mostraban ferocidad, incluso podría respirar tal cosa si sentías la esencia de un León con la cabeza repleta de pensamientos como los que cargaba en ese momento, sus pupilas retomaron esa forma felina sin perder el color rojizo en sus orbes, la enorme esfera ahora abarcaba todo el campo de batalla, inclusive aquel enorme templo demoníaco. -Te mostraré el alma de un ser que no merece tener tal cosa; Leo's Final Flash...- Murmuró, un silencio incómodo fue producido ante tal frase; el silencio abarcó absolutamente todo el bosque, y en pocos segundos su cosmos explotó, detonando la esfera un enorme resplandor apareció en medio del bosque, una enorme cortina de humo apareció y todo aquello que se encontraba en el interior de aquella esfera quedó desintegrado, a excepción de los combatientes.

Resplandor Final de Leo {Leo's Final Flash}

Daño: 0 | Ar: 3 | Ataques: 1/5 | Defensas: 0/2 | Bloques: 0/4

_________________
avatar
Raito
Aspirante
Aspirante

Mensajes : 1118
Puntos : 271

Volver arriba Ir abajo

I'll Show You The True Essence Of A Lion.

Mensaje por SSAP el Vie Jun 15, 2012 10:01 pm

El miembro 'Raito' ha efectuado la acción siguiente: Ataque especial

'Grupo 3' : 5
avatar
SSAP
SSAP-BOT
SSAP-BOT

Mensajes : 1202
Puntos : 1007

http://ssap.foro-activo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: FAITH: Golden Light Againts the Fallen Dark.

Mensaje por Alister/Lucifer el Lun Jun 25, 2012 11:44 pm

Lentamente la inmensa cortina de humo comenzó a disiparse, dejando ver poco a poco la silueta del dios del infierno, dejándose ver primero sus brillantes ojos rojos seguidos de su sonrisa; para finalmente todo su cuerpo, no hubo forma de que el dios hubiera podido evadir ese ataque así que lo recibió en pleno, a simple vista parecía que el ataque no había causado serios daños en el dios, principalmente por que Lucifer permanecía de pie sin borrar esa misteriosa sonrisa de su rostro... pero si había recibido una gran cantidad de daño, pero debido a la conexión existente con el pequeño Alister; este era quien sufría por los atentados contra Lucifer, todo era parte del pacto... sin embargo las energías del dios si se veían mermadas por dicho ataque, así que tranquilamente Lucifer aplaudió tres veces con lentitud sin borrar esa sonrisa - bravo joven Raito... grandioso ataque, devastador, furioso y cruel, sin embargo no era lo que esperaba de un llamado caballero de Athena -

Dijo en un tono muy tranquilo, mostrándose bastante sereno para lentamente acercarse mas al caballero dorado hasta quedar frente a frente, a solo un par de centímetros de separación entre ambos, entonces Lucifer comenzó a observar a su alrededor, como todo había sido reducido a cenizas, incluyendo el templo donde se encontraban sus fieles seguidores, personas inocentes a las cuales el dios había manipulado y lavado el cerebro - hace poco hablaste de una forma, pero después actuaste de una completamente opuesta, a ti no te importan los demás... exterminaste todo esto, mira a tu alrededor, cerca de nosotros la vida que había se a extinguido y lo has hecho solamente tu... y no creo que eso te importe en verdad- Lucifer mantuvo su sonrisa mientras se coloco detrás de Raito acercando su nariz al cuello de este, pero sin llegar a tocarlo - mmmmm... este aroma que desprende tu cuerpo cuando reaccionas de este modo... huele bien -

Dijo sonriente mientras volvía a colocarse frente a el pero ahora con un poco mas de distancia, ciertamente el joven Raito le pareció interesante hasta cierto punto a Lucifer, en especial por la fama que tenían los caballeros de Athena de siempre proteger a los inocentes y a la tierra, pero el caballero de leo no solo, no lo había protegido, si no que los extermino y daño - sin embargo joven Raito... parece desesperado por terminar con esto, me pregunto si siempre es tan impulsivo, tan imprudente o se debe a mi presencia que de alguna forma le incomoda... sea cual sea la razón, yo no tengo prisa por terminar esto, ni me importa el final que tenga, gane o pierda este encuentro yo seguiré haciendo lo mismo y usted joven Raito... ¿tanto le importa ganar que le es indiferente los ideales que su diosa protege? - pregunto sin borrar esa eterna y misteriosa sonrisa, al tiempo que levantaba su dedo indice apuntando al pecho de Raito - infernal lightning - de la punta de su dedo un poderoso rayo de cosmos-energía salio disparado a toda velocidad hacia el pecho de Raito


DATOS:
Ataque usado: Infernal Lightning (Cósmico-Físico)
Ataques restantes: 4
Defensas restantes: 2
Energia restante:4
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Armadura: 0
Daño: 2

_________________
Alister / Lucifer
El dolor desaparece con el tiempo. Pero no deseo ser curado por el tiempo, porque cuando huyes del dolor con el anhelo de olvidar, lo único que logras es quedarte atascado.
avatar
Alister/Lucifer
Dios Lucifer

Mensajes : 130
Puntos : 151

Volver arriba Ir abajo

Re: FAITH: Golden Light Againts the Fallen Dark.

Mensaje por Raito el Mar Jun 26, 2012 12:51 am

¿Qué era lo que sucedía en ese momento? ¿Acaso había logrado su objetivo? Sus ojos podían ver más allá del alcance que cualquier par de ojos comunes podrían alcanzar, aquellos orbes carmesíes tenían una propiedad sumamente extraña en el cuerpo del dorado de Leo, no eran un par de ojos comunes, estaba totalmente seguro de ello e inclusive lo había confirmado en algún momento de su niñez. Él no era normal, él no era un alma pura... él sólo era un contenedor de luz y oscuridad, sí... Sólo eso, nada más. Sus cabellos castaños se movían lentamente a consecuencia de las pocas ráfagas que cruzaban el escenario dentro de ese preciso momento, seguía sin entender del todo los ideales del dios conocido como Lucifer, o tal vez no. Siendo alguien que alguna vez portó una Surplice además de ser uno de los mejores espectros del Inframundo comprendía perfectamente una cosa: los humanos no eran tan importantes, incluyéndose a él mismo dentro de esa categoría, morir y vivir son grandes diferencias, pero no son una gran causa para ejercer un cambio ¿Cierto?

Su expresión comenzaba a reflejar una especie de cordura poco común a pesar de ser un caballero dorado, un protector de los ideales de su "diosa" Athena. Los ojos del joven Raito comenzaban a reflejar un brillo brillante en tonalidades rojizas, jugando un perfecto acto de combinación en los colores de sus ojos, esto sólo podía indicar una cosa, pequeña pero bastante importante de algún modo: La oscuridad dentro de él estaba brotando lentamente como una burbuja en lo más profundo de un lago. Sus cabellos comenzaron a teñirse de una tonalidad oscura, un color negro profundo invadió cada centímetro de estos en pocos segundos, sus ojos seguían mostrando esa ferocidad y magnificencia digna de un leonino. No podía decir dorado, pues no se había conocido nunca antes a uno que lograra manipular la luz y la oscuridad a su beneficio particular. La luz fue extinguiéndose momentáneamente en ese contexto, probablemente era algo que regresaría a la normalidad una vez finalizado el comabte.

¿Pero por qué Raito había dejado escapar toda esa oscuridad dentro de él? Era todo un dilema sin responder, no comprendía, no lo entendía, o de algún modo las cosas eran parte de un plan elaborado de la manera más fría posible, eso sin contar sus intenciones detrás de la cortina. Pero debía dejar de enfocarse tanto en sí mismo si quería destruir a la divinidad conocida como Lucifer. Esto no era una cuestión de victoria o derrota, aunque debía admitir que la potencia de su ataque iba cargada con una gran cantidad de luz en ello, su límite en la misma se había quebrantado rápidamente, creyó que no era tan importante luchar de una manera digna a pesar de estar combatiendo en una modalidad orgullosa, poco común del chico, más el dios ya había cruzado los límites de su paciencia, poco a poco una ferocidad invadía sus ojos, más de aquella furia que en un principio lo invadió. A pesar de todo ésto y la mezcla de emociones en su cabeza, ya no había temor... Vivir o morir son procesos naturales, el transcurso entre ambos es el verdadero dilema.

Se perdía lentamente en sus pensamientos, ahora con una apariencia más terrorífica, Raito escuchó los tres aplausos de Lucifer, escuchó nuevamente una vez que el contrario finalizó aquellos incómodos aplausos, no ganaba nada con ello ¿En realidad cual era su verdadero objetivo? La distancia nuevamente era destruida por impertinencia ajena, qué demonios era lo que cruzaba por la cabeza de ese supuesto dios... Acaso nunca aprendió buenos modales o combatir de una manera decente en algún momento, o quizás sólo buscaba hacerlo explotar nuevamente, no era algo tan preocupante, pero en cierto sentido se volvía bastante irritante, podría decir que de alguna u otra manera terminaría destruyéndolo sin piedad alguna, no era el estilo que un verdadero caballero atheniense tendría, pero así era él y su oscuro pasado atormentándolo con fuerza, sin piedad y sin misericordia alguna. Muchas almas cayeron en sus manos dentro de sus recuerdos, almas que en su momento nunca regresaron y otras, por fortuna, siguen con vida.

A medida en la que aquella divinidad de curiosa apariencia comenzaba a hablar, escuchó algo contradictorio que provocaba una simple pero elegante y sarcástica sonrisa, además de sádica y cruel en su rostro, simplemente no logró evitar el resurgimiento de aquella sonrisa. El viejo Raito emergía de las sombras de un profundo corazón envuelto en oscuridad y luz. Sus cabellos seguían moviéndose y el sonido del viento incluyendo la voz ajena era una macabra melodía que lo inducía a presentarse de manera correspondiente, había olvidado presentarse en un momento, si su memoria no fallaba, ¿O era acaso una transformación que conllevaba niveles psicológicos avanzados? Era una verdadera pena. No, más bien se trataba de una lástima culpable, un sentimiento culpable, inclusive era algo similar a un placer culpable. ¿Siempre fue tan complicado en medio de un combate? No. En algún tiempo sólo acababa con sus oponentes sin misericordia, aquella escena no era excepción a la regla y nunca lo sería.


"El dorado nunca me viene mal... Aunque prefiero mil veces el tono de mi [i]verdadera armadura..." Pensó de manera irónica. Su postura permanecía fría ante todo, fue entonces cuando Lucifer caminó hasta quedar detrás de él, no mostró temor, pero se volvía extraño afrontar con sucesos tan estúpidos y desagradables. No le perjudicó en absoluto, sólo mostró una sonrisa aún más leve que la anterior dibujada en él. Las palabras ajenas eran solo palabras, no significaban nada más, no llegaban más allá de lo requerido, todo era tan innecesario, tan inútil, tan... deplorable. Cerró nuevamente sus orbes carmesíes, sin borrar esa sonrisa tan común del antiguo espectro de Leo, el cual ahora mismo portaba una versión tan pura de la misma armadura que alguna vez manejó en sus inicios, ¿Cómo había llegado a ser un caballero dorado si tenía un alma casi tan sucia como la de un ángel caído? ¿Acaso no debió haber esperado por un veredicto del cielo o del infierno? ¿De ser así, por qué seguía ahí? Ignoró todo y en un descuido aquel lanzó una especie de ataque extraño... Que ser tan descuidado.

Darkness Fort - (Anti-Dimensional/Físico)

Colocó su brazo por delante de sí mismo, abriendo la palma de su mano con suma rapidez, ante ello las consecuencias de su cosmos se fueron mostrando claramente a los ojos de todo aquel que apreciara el combate. Esa energía dorada no era nada más que un siniestro cosmos fluyendo desde lo más profundo de sí, era ni más ni menos que el verdadero Raito en todo su esplendor, aquella fuerza de oscuridad detuvo parte del rayo infernal, más no fue lo suficiente para contrarrestar todo el efecto. Sin darse cuenta su cuerpo se elevaba al cielo lentamente, alcanzó una altura considerable y entonces cayó con fuerza a la tierra. No sintió en realidad un impacto considerable, la armadura dorada de Leo lo había protegido, debía admitir que esa pieza metálica valía la pena. Más sólo era eso, un adorno dorado que escondía a dos diferentes personalidades en un solo cuerpo, no era una enfermedad, no era una bipolaridad, sólo eran dos grandes elementos contrarrestándose en un solo cuerpo, el cuerpo de un mortal.

Su cuerpo comenzó a moverse a su voluntad, no le costó trabajo alguno levantarse lentamente, y hasta terminar se percató que el torso de su armadura se encontraba destruido, al igual que gran parte de las ropas que traía sobre sí en su momento. Lo que permanecía visible hasta el momento era una camiseta negra, apegada a su piel a consecuencia de los impactos y la electricidad. Caminó lentamente, como si se tratara de un cadáver sin vida hasta quedar nuevamente a unos centímetros de Lucifer, esa siniestra sonrisa adornando su rostro en todo momento permanecía ahí.
-No esperes nada de mí...- Musitó sonriente. Soltó una leve carcajada quedando entre dientes. -¿Necesitas que lo confirme con mis propias palabras o ya lo tienes en claro, Alister? No me interesan los débiles y estúpidos humanos, no a mí... No a la oscuridad residente del cuerpo de un dorado. Sólo son basura, tarde o temprano terminarán moribundos por ahí, y disfrutaré observar el líquido carmín que fluye de sus cuerpos-

Sus ojos permanecían en esa tonalidad tan similar pero diferente a la de Lucifer, reconocía que el cuerpo recipiente pertenecía al niño Alister, ahora lo recordaba. Todo tenía que ver con una reunión en Siberia, estuvo presente pero a la vez no...
-En este momento estás hablando con la persona equivocada, Lu-ci-fer... Disfrutaré exterminarte lentamente, ¿No hay mejor premio que un dios, cierto? Destruiré cada centímetro de ti y Alister pagará por ello... ¿No suena tan divertido...? Athena no tiene que ver con ésto, así que disfrutemos de la función...- Entonces se acercó de una manera similar al dios del infierno cristiano, quedando en una posición idéntica a su retaguardia. Su rostro se acercó a su oído derecho y murmuró. -Shall we dance?- En un tono bastante inglés, luego de ello terminó tocando la oreja con la punta de su lengua, sólo era venganza, nada personal. Emprendió un enorme salto para quedar suspendido en el aire por unos segundos, exclamando el nombre de su siguiente técnica a versión oscura. -Darkness Plasma- En un tono elegante.

Darkness Plasma - (Cósmico/Elemental) 2

Cientos de relámpagos fueron disparados desde su puño, relámpagos que conservaban una consistencia fina y potente, todos éstos se dirigieron con suma velocidad en tonalidades violáceas, características de técnicas que incluyeran oscuridad de por medio, esa tonalidad violeta adornando sus ojos con ese color en forma de destellos. De una manera infantil aquel joven permanecía en el aire, luego de lanzar su técnica cayó al suelo con firmeza, observando el espectáculo con una sonrisa en la cual mostraba una blanca dentadura.

Daño: 0 | Ar: 2 | Ataques: 2/5 | Defensas: 1/2 | Bloques: 0/4


Última edición por Raito el Mar Jun 26, 2012 12:52 am, editado 1 vez (Razón : Error con un código.)

_________________
avatar
Raito
Aspirante
Aspirante

Mensajes : 1118
Puntos : 271

Volver arriba Ir abajo

Re: FAITH: Golden Light Againts the Fallen Dark.

Mensaje por Alister/Lucifer el Mar Jun 26, 2012 9:18 pm

Lucifer observo con una sonrisa como lentamente Raito se "transformaba", se convertía en un ser que nada tenia que ver con los típicos caballeros dorados de Athena, pero su aspecto no fue lo único que cambio, ya que su actitud también se transformo por completo, era como cuando un camaleón adopta el color de su contorno para poder sobrevivir, Lucifer había empujado con sus actitudes y palabras a Raito, haciéndolo liberarse y mostrar su "verdadera" naturaleza, hecho que llenaba de regocijo al dios del infierno, ya que la diversión de ahora en adelante seria mayor... después de todo para el dios; la importancia de una batalla solo dependía del grado de diversión que pudiera encontrar en ella, mientras fuera divertido para el luchar, entonces lo demás pasaba ya a segundo termino... entonces Lucifer se quedo tranquilo sintiendo por unos segundos escuchando la pregunta de Raito, seguida de la lengua de este en su oreja, era un acto travieso del joven Raito, que lejos de molestar a Lucifer, le divertía ese gesto que tuvo para con el

Musicalización:

- ¿Un baile? Soy el dios del infierno, ¿que haría si no pudiera hacer algo como eso? - mantuvo su eterna sonrisa mientras observaba como el joven Raito lanzaba su ataque, entonces un gran resplandor blanco cubrió por completo a Lucifer, era una barrera que se elevaba hasta el cielo, la cual bloqueo por completo todos los relámpagos que Raito lanzo hacia el, haciendo que ni uno solo penetrara esa potente barrera, entonces cuando el ataque termino, la barrera de luz lentamente fue desapareciendo pero dejando un brillo alrededor del cuerpo de Lucifer, quien mostraba una sonrisa y observaba tranquilamente a Raito, mientras mantenía una pose elegante que sumada al resplandor lo hacían ver con bastante clase - parece ser que su talento para el baile es nulo, eso debe ser duro, joven Raito - dijo en un tono serio y elegante al tiempo que poco a poco el resplandor que cubría a Lucifer comenzaba a desaparecer, terminando asi con aquella escena.

Entonces Lucifer se acerco lentamente a Raito - no tienes por que preocuparte de Alister, el no es como los demás humanos, de otra forma no lo hubiera elegido... el es capaz de soportar cualquier dolor que tu mente pueda imaginar, pero tiene el mismo defecto que tu... - en ese momento callo, no quiso decir una palabra mas y simplemente termino de acercarse a Raito quedando frente a frente como en otras ocasiones, para después llevar su mano derecha a la boca, mordiendo el guante blanco para luego dejarlo caer al piso, mostrando el anillo del Clan Siberia; y entonces lentamente le toco suavemente la mejilla al joven Raito unos segundos, para después; lentamente alejar su mano manteniendola abajo y acercar su rostro al oído del caballero de leo - luce encantador cuando se comporta como un demente... joven Raito - susurro suavemente al caballero, para después dar un pequeño salto hacia atrás llevando su dedo indice a sus labios mientras lo observaba fijamente

DATOS:
Defensa usada: Infernal Barrier (Anti-Cósmico/Anti-Elemental)
Ataques restantes: 4
Defensas restantes: 1
Energia restante:4
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Armadura: 0
Daño: 2

_________________
Alister / Lucifer
El dolor desaparece con el tiempo. Pero no deseo ser curado por el tiempo, porque cuando huyes del dolor con el anhelo de olvidar, lo único que logras es quedarte atascado.
avatar
Alister/Lucifer
Dios Lucifer

Mensajes : 130
Puntos : 151

Volver arriba Ir abajo

Re: FAITH: Golden Light Againts the Fallen Dark.

Mensaje por Raito el Miér Jun 27, 2012 1:41 am

Algo raro sucedía en él, su cosmo energía purpura comenzaba a sentir una fuerte cantidad de relámpagos cambiando la misma malevolencia dentro de su energía, algo extraño pasaba por él, todo musculo comenzó a sentir una especie de choques electrizables recorrer cada centímetro de su cuerpo con una ferocidad incontenible, la oscuridad seguía tomando riendas en el asunto, y estaba consciente de ello. Tanto el dorado que maneja la luz como el espectro que controlaba la oscuridad a tu antojo sentían esos impactos en sí. No había misericordia alguna que detuviera el dolor. Pronto cayó lentamente de rodillas ante la tierra. Una mezcla de emociones y sentimientos surgían conforme los segundos pasaban, su ataque estaba en curso y no prestaba atención al combate, era vulnerable de algún modo. Cómo podría estar sucediendo tal acto en plena batalla... Era tan innecesario pero a la vez sentía la curiosidad en afrontar cada una de las cosas que sucedían en ese instante, sus brazos fueron inmovilizados sintiendo una atracción propia a su cuerpo.

No hubo más remedio que abrazarse a su persona para evitar dolor alguno, no podía definir ese dolor, era como sumergirse en una piscina de ácido, como estar enterrado en un desierto ardiente de arena. Quizás todas las prisiones del Inframundo y las situaciones que cruzaban en su mente daba una comparación bastante decente de lo que podría estar sucediendo mentalmente. Dentro de la cabeza podía sentir como un nuevo nivel de oscuridad era creado gracias a la luz y la oscuridad que alguna vez manejó a la perfección estando al mando del dios Hades... ¿Pero qué era en realidad lo que sucedía? Nunca hubo un cambio tan drástico como para sufrir a ese nivel el verdadero poder oscuro. Inclusive en los momentos más críticos, Raito como guerrero tomaba las almas de su oponente convirtiéndolas a una especie de energía que alimentara la misma que le daba poder. Era un buen método de pago, la luz no requería de tal intercambio, por ello se clasificaba a la oscuridad un elemento superior al mismo.

El tiempo para él se había congelado, dentro de su cabeza podía sentir una gran energía, incluso superior a la oscuridad purpura que en su momento dominó perfectamente. Ahora sentía la malevolencia misma viajar entre sus venas. Los relámpagos violáceos se tornaron a una dulce tonalidad carmín en pocos segundos, pero luego de ello fueron absorbidos por el cuerpo del joven peli negro. Una sutil sonrisa fue el remplazo de aquel sadismo. Solo eso sería necesario por ahora, nada más, nada menos. Sus ojos emitían un débil resplandor rojizo, tal vez aquello indicaba la manera en la que su ser aceptaba la nueva oscuridad, a su vez la luz se fortalecía. Todo era tan básico; tan complementario, tan diferente pero tan necesario... Una sin otra no podían mantener un balance decente, si una crecía la otra aumentaba, ninguno de ambos cedería ante el otro, tanto el Raito de Luz como el Raito de Oscuridad se necesitaban a pesar de que ninguno de éstos quisiera admitirlo, ahora lo entendía, lo comprendía a la perfección.

Una vez conseguido ese balance, el cosmos de la oscuridad tomó esa pinta carmesí, dando un mejor aspecto al caballero de Leo tal vez. Se levantó lentamente, percatándose del hecho en el que su ataque se volvía completamente inútil ante la situación. Sintió una barrera más no creyó que serviría en un cien por ciento. ¿No era divertido? Tener a un oponente tan temible y reírte en la cara del mismo con un motivo prácticamente estúpido en todo su esplendor. Así era él... Su cuerpo se levantó lentamente ante el silencio. Tan solo el viento mostraba una dulce melodía. ¿Acaso había escuchado que no tenía talento para bailar? ¿Quién demonios era él para juzgar eso si nunca. Al parecer había dado en un punto clave para convertir esa batalla en algo más que un combate, sería interesante, no había duda alguna de ello. Definitivamente disfrutaría de ese combate a pesar de desear arrancarle la cabeza al denominado dios de los infiernos cristianos. Era un plan tan perfecto el que surgía por su mente.

-¿No lo sé? No me interesa lo que harías o no, aún siendo mortal un alma tan patética como la del pequeño Alister puede resultar interesante. Es decir; por algo es tu contenedor... ¿Acaso me equivoco? No hables como si me conocieras Lucifer. Me sacas de quicio con una facilidad realmente sorprendente, y no es para nada conveniente a menos que quieras ver como el alma de tu ser y la del joven nórdico terminan incineradas con suma sutileza...- Murmuró encendiendo su cosmos de una manera lenta, apreciable a decir verdad. Nunca había sentido un poder tan temible, tan poderoso y horrible dentro de su persona. Era alguien que ahora manejaba más que la oscuridad misma, ahora era uno con la oscuridad y a la vez era otro con la luz. Reincorporó su postura lentamente, sus oscuros cabellos se movían lentamente ahora no por la leve ventisca natural, si no por la maléfica energía carmín a su alrededor. Era un poco tedioso lidiar con dioses de esa categoría, a pesar de mantener un ambiente extraño, sus planes no se veían afectados en absoluto.

Arqueó una ceja ante lo que sus ojos veían de una manera directa a la contraria, la diferencia entre los colores que ambos pares de orbes poseían no era tan diferente en cuanto apariencia. Más detrás de la apariencia existía una total diferencia. Maldad y oscuridad se llevaban de la mano por algo ¿No? Sus ojos emitieron un pequeño resplandor carmesí dibujándose una sonrisa algo arrogante, sencilla, pero elegante a final de cuentas. Sus ojos se entrecerraron, aparentemente el combate tomaría algo diferente en cuanto a esencias. Río entre dientes al pensar en lo que podría estar pasando por la mente de Lucifer, no entendía muy bien del todo lo que tramaba. Y a decir verdad poco le importaba saberlo, no había la más mínima intención por su parte en convertir el combate en algo más que no fuese eso. Pero por parte de las acciones ajenas no podría deducir que él no era el único que pensara de esa manera. De una forma contraria parecía ser todo tan diferente viéndolo desde los ojos ajenos.

Crimson Mirage - (Cósmico/Elemental) 2

-Crimson Mirage- Susurró, apenas sus labios se movieron al son de las palabras musitadas en ese momento, por alguna razón sentía que algo extraño pasaría y seguramente tendría algo que ver con las acciones que su oponente tomaría. Entonces escuchó atentamente a las palabras de aquel oponente tan curioso, no esperaba absolutamente nada viniendo de él más que ataques y defensas e inclusive combinaciones extrañas con tal de vencerlo o tal vez su jugada era otra. Seguía sin entender en lo más mínimo lo que aquel pensaba, ¿Acaso no tenía una buena decencia en medio del combate? Luego de aquella escena en la que el contrario se encontraba frente a sí con total tranquilidad arqueó ambas cejas en muestra de estar confundido ¿Por qué? ¿Qué planeaba? ¿Por qué lo estaba subestimando de tal modo? Si algo lo hacía enfadar era el hecho de subestimarlo. En el momento donde aquel retiró el guante con ambos dientes frunció su entre cejo aún más.

"¿Qué demonios...?" Pensó de una manera irónica nuevamente, quería explotar a carcajadas cuando aquel colocó su mano en una de las mejillas propias, aparentaba ser una simple caricia, pobre ingrato. Entonces se percató del añillo Siberiano, tenía razón en toda su esplendor, el joven Alister era el verdadero contenedor de aquel ángel caído... Era de esperarse pues nadie más contenía un cosmos tan malévolo pero a su vez tan similar al propio en estos casos. De alguna manera no esperó que aquel se acercara a su oído. "Haz terminado con mi no tan infinita paciencia..." Nuevamente uno de esos diálogos fueron contenidos quedándose en un simple pensamiento vacio, cuando aquel susurró tal barbaridad a su oído su técnica se activó en cuestión de unos segundos emitiendo un destello carmín desde sus ojos. Cuando aquel saltó no pasaron muchas décimas de segundos para que su cuerpo quedara hecho pedazos en forma de cenizas en el aire, era el inicio de una ilusión, una que podría volverse realidad gracias a la oscuridad.

Y entonces las cenizas se dispersaron en el aire, el viento tomó un color carmín envolviendo al dios de los avernos en una neblina espesa. Las cenizas conservaban la esencia de la oscuridad en el aire. Definitivamente podía sentirlo. Todo se limitó a un susurro en el aire, acompañado de una ráfaga conocida como silencio.
-Aún no has visto nada... Y, si vas a comenzar un juego, procura terminarlo- Fue el susurró que cruzó por los aires. Y ahora mismo la silueta de Raito se encontraba justo delante de aquel demonio, su cuerpo estaba formándose lentamente pero terminó en la falta de su cintura y las zonas que continúan con aquel físico para dejar solo la parte superior de su cuerpo. Una sonrisa sarcástica se dibujó, ahora estaba metido en medio del juego iniciado por Lucifer y no había manera de despejar su visión a causa del orgullo. En un momento curioso antes de activar su técnica posó sus labios sobre los de aquel arrebatando un beso lascivo y húmedo que perduró por varios segundos, la mirada de aquel joven se cerró activando su técnica.

Luego de ello la neblina se convirtió en un material explosivo. Ahora la ilusión tomaría una verdadera impresión real, no significaba que aquel acto no había sido tan real después de todo. Pues su técnica implicaba tocar al oponente, más había ido más allá dentro de éste contexto. Lo que provocó una enorme explosión carmesí la cual intentaba devorar con una ráfaga de oscuridad el cuerpo de su oponente. Mientras tanto Raito permanecía en el mismo lugar antes de haber activado una técnica. Sus ilusiones masivas siempre fueron algo de admirar, inclusive el mismísimo caballero de Géminis lo dijo en pleno combate de una guerra santa, los últimos momentos como espectro finalizaron en ese entonces, liberándolo de la oscuridad del Inframundo ahora tenía un nuevo nivel de oscuridad a su disposición. ¿No era interesante enfrentar al único caballero capaz de controlar la luz y la oscuridad sin mucho esfuerzo?

Daño: 0 | Ar: 2 | Ataques: 3/5 | Defensas: 1/2 | Bloques: 0/4

_________________
avatar
Raito
Aspirante
Aspirante

Mensajes : 1118
Puntos : 271

Volver arriba Ir abajo

Re: FAITH: Golden Light Againts the Fallen Dark.

Mensaje por Alister/Lucifer el Vie Jun 29, 2012 5:12 pm

Lucifer escuchaba con tranquilidad las palabras del joven Raito, parecía ser alguien que no controlaba muy bien sus emociones, pasaba de un estado emocional a otro en cuestión de segundos, era divertido recordar como al inicio se presento ante el como alguien que quería hacer justicia; y tan solo unos minutos después se comportaba como alguien que quería hacerse pasar por malvado y cruel... Lucifer se encontraba de momento complacido, pero con los cambios tan radicales que estaba teniendo el joven león, el dios del infierno decidió usar su habilidad de premonición para ver cual seria el siguiente movimiento de Raito, fue así como en menos de un segundo, Lucifer observo todo lo que planeaba hacer Raito, el tipo de técnica que usaría, la vio con todo lujo de detalles y también el beso que recibiría por parte del joven león, aunque esto no le desagradaba en lo mas mínimo a Lucifer, de hecho le parecía divertido, pero el único inconveniente de esto era que gracias a eso se desataría la técnica, así que ya viendo el futuro... Lucifer supo perfectamente que hacer.

Entonces cuando Raito se intento acercar al dios, Lucifer desapareció por completo, ya que sabia perfectamente lo que pasaría si en ese momento Raito lo tocara... sin embargo la desaparición de Lucifer no era una ilusión, como el dios que era podía moverse fácilmente entre dimensiones, esa era la mejor forma para evadir una técnica de ese tipo, echándole a perder al joven Raito todo lo que había planeado, fueron varios minutos sin que el también llamado ángel caído apareciera, hasta que de la nada apareció justo frente a Raito, a solo un centímetro frente a el y sin decir palabra lo beso suavemente en los labios mientras con su mano derecha rodeaba su cintura, pegándolo a el, como aprisionándolo... colocando la palma de su mano en la espalda baja, casi rozando los glúteos del joven león con la punta de sus dedos... mientras el beso poco a poco se volvia mas intenso, al grado de que la lengua del dios se encontraba frotándose contra la del joven caballero, a la vez que su dedo indice de la mano libre se posaba en el pecho de Raito.

Pero entonces la mano que rodeaba el cuerpo de Raito cedió, soltándolo y del dedo indice que estaba posado en el pecho de Raito salio una potente descarga de cosmos-energía, mandando a Raito lejos del dios por el impulso, haciendo que de esa forma se rompiera el beso y Raito terminara en el piso, a varios metros lejos del dios, el cual se mostró sonriente pero muy tranquilo, observando al caballero de leo - joven Raito... parece ser que su juego esta apunto de terminarse, te conozco mejor de lo que tu crees, a lo largo de mi existencia eh conocido a muchos como tu, jóvenes que se sienten superiores a todos, que piensan siempre estar un paso adelante de los demás, que disfrutan siendo vanagloriados por otros y con un ego tan grande que les impide ver lo que sucede a su alrededor - dijo tranquilamente mientras comenzaba a caminar hacia donde se encontraba Raito, quedando frente a el y mirándolo desde arriba.

- Demuéstrame que me equivoco caballero de leo, que no eres simplemente un mocoso presumido como dicen los demás, como todos aquellos mencionan a tus espaldas, tus propios "compañeros" y demás gente a tu alrededor, hazme ver algo que valga la pena... deja que la maldad y la oscuridad estallen por completo dentro de ti, si consigues eso puede que no te mande al infierno - menciono con mucha tranquilidad, sin intenciones de insultarlo, ni burlarse de el, en verdad lo que quería Lucifer era conocer el potencial del joven león, quería que sacara toda la fuerza, aquello oculto que tenia muy dentro de el... Lucifer sabia perfectamente de lo que era capaz Raito y era el momento de ver si estaba en lo correcto o solo seria una decepción mas.

DATOS:
Habilidad usada: Premonition (Contraataque) Triple
Ataques restantes: 4
Defensas restantes: 1
Energia restante:1
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Armadura: 0
Daño: 2

_________________
Alister / Lucifer
El dolor desaparece con el tiempo. Pero no deseo ser curado por el tiempo, porque cuando huyes del dolor con el anhelo de olvidar, lo único que logras es quedarte atascado.
avatar
Alister/Lucifer
Dios Lucifer

Mensajes : 130
Puntos : 151

Volver arriba Ir abajo

Re: FAITH: Golden Light Againts the Fallen Dark.

Mensaje por Raito el Vie Jun 29, 2012 8:20 pm

Seguía ahí observando cuidadosamente la situación en la que se encontraba. ¿Qué había pasado dentro de la explosión y los estallidos tan curiosos en esa tonalidad carmín? A todo ésto, ¿Cual era la explicación concreta sobre su cambio de cosmos tan repentino? ¿Por qué no era violáceo como lo fue en algún comienzo? ¿Qué el color indigo no representaba la oscuridad en todo su esplendor? ¿Por qué rojo carmín? ¿Por qué la tonalidad natural de sus ojos? ¿Acaso era parte del juego? Suficientes preguntas a pesar de un momento tan repentino en donde su ataque aparentemente le brindaba frutos suficientes para confirmar que el impacto había sido un rotundo éxito. No... Algo andaba mal... La ilusión y el clon ilusorio que creó para tal contexto no había explotado, simplemente se había esfumado en una explosión cósmica. ¿Dónde estaba Lucifer? ¿Cómo demonios había escapado a un ataque de gran calidad? Susurró maldiciones y ejerció presión en la quijada ante la frustración de enfrentar a un oponente capaz de romper su ilusión.

Por algo era un dios, ¿No es así? Su posición fue firme en todo momento, los restos de su armadura aún se conservaban en sus extremidades eliminando el torso y el oro de aquella zona. Probablemente repararía la armadura posteriormente, una vez que su oponente o en este caso enemigo fuese destruido, disfrutaría cada segundo de una posible victoria. No había nada que perder, solamente su alma. Eso y nada más. Aunque por otro lado había una pequeña probabilidad de perder contra aquel denominado Lucifer. ¿Eso no sería tan degradante en todo sentido? Cómo podría perder estando en una situación tan complicada. No era su estilo hablar tanto para nada, la luz y la oscuridad conservaban puntos tan similares. Y retomando el tema, ¿La oscuridad del espectro de Leo se había alimentando de la Luz dorada para destruir aquel título espectral dando un nuevo poder? Era posible...

"No pienso perder... No ahora... Las condiciones del combate están aún en medio de cierto balance, no puedo permitirme arriesgar tanto con planes tan espontáneos... ¿Funcionaría? Mis ataques como espectro han cambiado tanto de potencia como aspecto, ¿Qué es este poder? Y ¿Por qué puedo controlarlo tan bien? ¿Por qué todo se siente tan normal y ahora no hay problema entre manejar la luz y la oscuridad? No lo entiendo... No entiendo nada de lo que me está pasando en éste momento... Padre, Madre... ¿Qué significa ésto?" Aquellos pensamientos seguían ocultándole al joven dorado la distorsionada realidad de lo que podría ser un escenario alterno al que estaba planeado. Lucifer no estaba por ningún lado, su ataque no había impactado, algo andaba mal. Definitivamente había subestimado un poco las habilidades del dios gobernante del infierno. Por un lado había conseguido una ventaja dentro del combate, pero por otro desconocía la situación. ¿Ventaja o desventaja? Ambas daban un balance interesante.

Los minutos seguían pasando y aquel dios aún no daba acto alguno de presencia, no comprendía su plan en absoluto. Nunca creyó que atacara de una manera dimensional, aunque no descartaba la posibilidad de que ésto fuera posible. Todo dios se ve en la probabilidad de efectuar ataques de todo atributo posible. Lucifer no era la excepción a la regla en base a las técnicas que había mostrado anteriormente, pero seguía sin comprender sus planes. Además de ello estar confundido creaba cierta ansiedad en él.
"Y si hago explotar mi cosmos una vez más con toda la oscuridad dentro de mí... ¿Qué pasará? ¿A cuantos dañaré ahora? ¿Destruiré otra vez a mis seres queridos? No quiero... yo... no quiero..." Soltó un suspiro leve, pronto sus ojos se humedecieron con tan solo recordar todo el caos que creó con la oscuridad hace años. ¿Cómo podría importarle a alguien maléfico los daños que podía causar a la humanidad? ¿Bondad? ¿Era eso posible? Entonces la luz estaba involucrada en ésto...

Sentía como su corazón bombeaba la sangre en su interior cada vez más rápido. Entonces abrió ambos ojos nuevamente, aquellos orbes de color carmín observaron algo que no esperaban visualizar de nuevo tan cerca. ¿Qué demonios estaba sucediendo?
-No...- Susurró al ver a Lucifer a unos centímetros de su rostro. Su cuerpo no respondía a ningún movimiento, las ondas cerebrales evitaron toda conexión entre sus músculos, y entonces fue víctima de la lujuria divina. El espacio estaba siendo manipulado a manos del dios de los infiernos cristianos. Lo peor de todo sería aquella situación en la que se veía envuelto entre uno de los brazos de aquella divinidad mientras era besado contra su voluntad. ¿Qué acaso no sentía ética o moral para respetar su espacio dentro de un combate y no confundir aquello con un espectáculo cargado de romanticismo? Todo su cuerpo se veía paralizado mientras aquel jugaba con él. Su cosmos estaba siendo bombardeado por dentro, ¿Era esa su manera de provocar al oponente?

No sentía nada... Solo su mente estaba enfocada en cómo escapar de ese lugar, o mejor dicho de él... Del demonio mismo. Entonces sintió una corriente eléctrica emerger del dedo contrario, impactando en su pecho y con ello destruyendo lo que quedaba de la armadura dorada.
"Bien, lo haz conseguido..." Fue lo que pasó por su mente a medida en la que su cuerpo era proyectado recuperando los sentidos perdidos a consecuencia de tal acto por decirlo de esa forma. Su cuerpo finalmente aterrizó a unos metros del dios, creando una cortina de humo a su alrededor. Su ropa finalmente se había destruido dejándolo en un color negro. Sus dedos se movían lentamente, intentando levantarse por el impacto. Escupió por el desagradable sabor, mezcla de ambas salivas quizás. Apretó sus puños con fuerza, estaba furioso por haber caído en un juego tan degradante. Su respiración estaba agitada e intentaba calmarla con el paso de los segundos... Más seguía escuchando los pasos de aquel acercarse a su persona. Entonces cerró sus ojos.

Una especie de corriente eléctrica invadía su ser nuevamente, creando compulsiones en su interior, finalmente la oscuridad y la luz habían estado en perfecto balance. Jadeos agitados consecuencia de unos cuantos daños, lo peor era haber combatido a la ofensiva, ahora sólo tenía quizás dos o más ataques a su disposición cuando el contrario había lanzado solamente uno... Cuando aquel se encontró delante de su cuerpo dañado por el combate, sin pieza alguna de su preciada armadura que cubriera su cuerpo sonrió. Sonrió de manera débil sin expresar otra emoción en su rostro. Sus ojos eran cubiertos por aquellos oscuros cabellos, sin mayor preocupación dejó escapar la frustración del combate con lágrimas que pasaban desde sus mejillas hasta perderse en la tierra semi destruida. Sus puños dejaron de ejercer fuerza, ¿Cómo un dios podía colocar tantos ideales en un simple humano? No comprendía muy bien, pero de cualquier forma no había escape de tan horrible escenario.


-Dime... ¿Qué es lo que los dioses ven para creer que sus ideales son correctas...? No puedo permitir que digas que me conoces cuando no sabes lo más mínimo de mí... Puedo asegurar que nadie ha cruzado los límites que he destruido, nadie. Ni siquiera mi padre o madre lograron sobrevivir a todo lo que he enfrentado. No busco superioridad alguna, solo busco armonía. No gano nada obteniendo gloria que aborrezco con fuerzas, el ego que mencionas solo me es un estorbo para mi verdadero propósito, Lucifer...- Comenzó a levantarse, a duras penas lo había logrado, más su cuerpo estaba frágil ante la aparente ausencia de su cosmos en ese instante, no podía perder nada más que la fé en ese instante. Lentamente encendió su cosmos tranquilamente, sus ojos seguían cerrados e inclusive se podían notar bastantes heridas en su cuerpo. Su cuerpo era envuelto en esa energía carmesí nuevamente, ahora con una leve sonrisa escondía toda esa potencia dentro de sí.

Estaba furioso, pero ya tendría su momento para desatar toda la ira.
-En ese entonces no tenía un corazón... Aún sin importar, nunca volveré a dañar a aquellos que eran mis enemigos, ahora no son más que mis compañeros, mis camaradas... mi familia. No puedo permitir que sigas hablando de esta manera Lucifer. La maldad y la oscuridad son dos cosas muy diferentes. No necesito maldad para controlar a la oscuridad en su máximo esplendor. Prepárate, no tendré misericordia a partir de ahora. Y por cierto; no tengo problema en regresar a un lugar tan familiar. Ya pagué lo que tenía que pagar. Ya logré lo que tenía que lograr. Pero aún tengo límites que destrozar: ¡¡Y TÚ ERES EL SIGUIENTE EN MI LISTA!!- Exclamó finalmente mientras su cuerpo sentía como la oscuridad se fundía con su cosmo energía, todo se sentía tan bien... Entonces colocó ambas manos en dirección al dios con intenciones de lastimarlo. Una ráfaga de oscuridad fue proyectada hacia él, en caso de impactar deshabilitaría los sentidos del tacto y el oído.

Distortion Drive - [Deshabilitacion de Sentidos – Simple]

-No tengo nada que demostrar, mucho menos a alguien como tú. Inferno Divider- Musitó, entonces levantó su mano derecha enfocando una enorme cantidad de oscuridad en aquel brazo, pronto se forjó una especie de masa enorme, su cuerpo estaba sufriendo las consecuencias de utilizar uno de sus mejores ataques, pero no importaba. Si con todo ésto demostraría no ser alguien común a pesar de sus palabras, así sería. Decenas de relámpagos en tonalidades carmín impactaban en su cuerpo desde aquella oscuridad en su brazo, el cielo se nubló en pocos segundos y las ventiscas aumentaron en dirección al dios de los infiernos. Lentamente aquel ataque llamado Divisor Infernal estaba formándose hasta el último nivel. Luego de unos segundos dibujó una expresión tranquila acompañada de una sonrisa enorme sin mostrar su dentadura dedicada a Lucifer. -No me guardes rencor... ¿Si?- Preguntó y con un movimiento rápido lanzó toda una ráfaga de oscuridad pura con intención de destruirlo, las consecuencias serían brutales.

Inferno Divider - (Elemental – Potencia) 5

Daño: 2 | Ar: 0 | Ataques: 4/5 | Defensas: 1/2 | Bloques: 1/4

_________________
avatar
Raito
Aspirante
Aspirante

Mensajes : 1118
Puntos : 271

Volver arriba Ir abajo

Re: FAITH: Golden Light Againts the Fallen Dark.

Mensaje por Alister/Lucifer el Sáb Jun 30, 2012 4:47 pm

Lucifer observa atenta como Raito al parecer finalmente exploto, tal y como Lucifer había planeado desde el momento en que sus ojos se cruzaron con los del caballero dorado, desde ese momento Raito ya se había convertido en la marioneta del dios, cada movimiento que Raito había hecho, ya estaba calculado por Lucifer, después de todo el era quien movía los hilos, era por eso que siempre sabia exactamente lo que tenia que hacer, era inevitable no estar un paso adelante de la marioneta... las palabras del joven león solo ponían en evidencia lo desesperado que Raito se encontraba, ni si quiera era capaz de controlar sus propias palabras, lo cual había sido lo único en lo que tenia control desde que comenzó la pelea, por que sus acciones y sobretodo sus emociones siempre fueron controladas por Lucifer desde un inicio, jugo con el haciéndolo pasar de la luz a las sombras, ¿por que motivo hizo eso?... solamente el dios del infierno lo sabia, pero seguramente habría sido para su propio beneficio

Entonces sucedió lo que estaba planeado, Raito uso su mejor táctica para intentar acabar con Lucifer, lanzo un ataque que podría dejar indefenso al dios, sin embargo ya todo estaba planeado, era un juego de ajedrez donde Lucifer sabia exactamente en que lugar movería sus piezas Raito, así que lo único que hizo el dios fue hacer un llamado al infierno, usando la energía negativa y maligna que había en el, para así aparecer justo frente al dios una fina barrera, que filtro por completo el ataque de Raito, haciendo que el dios del infierno no fuera afectado de ningún modo por dicha técnica, entonces la fina barrera desapareció, mientras que Lucifer se mantuvo tranquilo, aunque lentamente movió su cabeza de un lado a otro, en negación... ya que el dios se encontraba decepcionado de Raito, esperaba mas de alguien como el, pero al parecer esas historias que se contaban de el no eran mas que exageraciones, mentiras y fantasías... seguramente creadas por el mismo, por el gran ego que tiene.

Ahora el momento del ultimo movimiento, el ataque mas fuerte y del que tan orgulloso estaba el pequeño Raito, una gran ráfaga de oscuridad fue hacia Lucifer - Los humanos no pueden resistir la tentación. Cuando están sumidos en una profunda desesperación, casi comparada con el infierno, se aferrarán a cualquier cosa que pueda ayudarles a escapar de la situación en la que se encuentran, incluso si es solo un hilo de tela de araña. Los humanos son así... infernal barrier - alrededor de Lucifer apareció una poderosa barrera la cual se elevaba hasta el cielo, entonces la gran ráfaga lanzada por Raito choco contra la barrera, desvaneciendo sin ningún problema el ataque, dejando a Lucifer completamente intacto, sin un solo rasguño... entonces la barrera que lo protegía desapareció, ya que no era necesario seguir usándola - ¿eso fue todo? - pregunto serio mientras observaba al pequeño león, ciertamente todo era tal como se había planeado, pero aun así se encontraba decepcionado el dios.

- Poder usar la luz y la oscuridad no te hacen controlarla... fuiste un fracaso usando la luz y fuiste un fracaso aun mayor usando la oscuridad, no intentes usar ambas si no has aprendido a dominar por lo menos una... tenían razón, solo eres un mocoso presumido - dijo son seriedad y esta vez la sonrisa se había borrado de su rostro, ahora se mantenía serio e incluso frió, entonces justo detrás de Lucifer se abrió un pequeño portal - no tengo interés de seguir luchando contra ti, cachorro de leo... quizás en un futuro... si demuestras ser un verdadero guerrero que valga la pena, entonces y solo entonces... nos volveremos a enfrentar - entonces Lucifer se dispuso a entrar en el portal, pero en ese momento se detuvo para decir una ultima cosa a Raito - por cierto, disfruta tu "victoria" - dijo serio y entro al portal, el cual se cerro cuando Lucifer entro, desapareciendo por completo de ese lugar, siendo imposible de localizar para incluso un dios, la pelea ya había terminado, el "ganador" había sido Raito de leo.

DATOS:
Habilidad usada: Hell's Robe (Protección de efectos) Simple
Defensa usada: Infernal Barrier (Anti-Cósmico/Anti-Elemental)
Ataques restantes finales: 4
Defensas restantes finales: 0
Energia restante final: 0
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Armadura: 0
Daño final: 2
Combate abandonado

_________________
Alister / Lucifer
El dolor desaparece con el tiempo. Pero no deseo ser curado por el tiempo, porque cuando huyes del dolor con el anhelo de olvidar, lo único que logras es quedarte atascado.
avatar
Alister/Lucifer
Dios Lucifer

Mensajes : 130
Puntos : 151

Volver arriba Ir abajo

Re: FAITH: Golden Light Againts the Fallen Dark.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.