Buscando Respuestas

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Buscando Respuestas

Mensaje por Sylphid el Jue Jul 12, 2012 1:07 am

Tras haber escapado de la isla de la reina muerte, sin un lugar al cual regresar y sin un objetivo en la vida, se sentía perdido, las preguntas se seguían acumulando en su mente, muchas cosas habían pasado y muy poco tiempo había tenido para asimilarlo. Un día vivía en un mundo donde todo seguía una lógica, donde los dioses eran cosa del pasado, un simple mito; y al día siguiente se encuentra sumergido en un mundo totalmente diferente, envuelto en una constante lucha de poder entre entes divinos con el poder de destruirlo todo.

¿Porque me pasa esto a mi? ¿Porque tuve que soportar ese entrenamiento? ¿Porque tengo que pelear? ¿Por quien debo pelear? ¿Porque yo?

Las preguntas se arremolinaban en su mente repitiéndose una y otra vez, mientras los arrepentimientos invadían su mente, todo en confundo le evitaba pensar claridad, la cabeza a punto tal que la cabeza comenzaba a palpitar. No es que tuviese muchos problemas simplemente no sabia como actuar ante la situación por la que pasaba.

Oh por Zeus... Cada día te superas a ti mismo, más patético no podías ser. ¡Responde tus preguntas tu mismo y deja de agobiarme con ellas! Al menos ve a molestar a otro con ellas

Decía exasperado por la situación, Phantasos nunca se distinguió por ser muy paciente, tener que soportarlo en momentos como esos era una gran agonía. Sus comentario por otro lado nunca llegaron hasta Sylphid, como si este lo estuviera ignorando intencionalmente, lo cual no le hizo ninguna gracia al dios de los sueños, pero cansado decidió no hacer mucho y solo darle algo en que distraerse, una tarea de suma importancia.

Hacia tiempo que Phantasos no veía a su padre y era de suma importancia entrevistarse con el, pues por una razón había despertado entre los mortales una vez más y el único que podía decirle porque era su amado padre a quien por cierto extrañaba mas que nunca.

Eso lo llevo hasta las puertas del Inframundo pues al desconocer el paradero de Hypnos solo había una forma de contactar con el y esa era por medio de Hades. Tristemente para llegar hasta con el debía atravesar todo el inframundo, un lugar que desconocía por completo pues siendo encargado de brindarle dulces sueños a los mortales, entrar a la tierra de la agonía era algo impensable, pero siendo esta una situación desesperada no pudo mas que aventurarse.

El joven de ojos rosados cual rubí detuvo sus pasos frente al arco que marcaba la entrada al inframundo, con ambas manos entrelazadas frente a si soltó un gran y pronunciado suspiro, buscando valor en algún lugar para entrar, los muertos jamás habían sido de su agrado, menos aun los gritos de agonía.

Totalmente paralizado no pudo dar ni un paso, un aroma desagradable llegaba hasta su nariz al mismo tiempo el murmullo de los lamentos se hacia presente, definitivamente no quería continuar. Fue entonces cuando escucho un sonido que lo hizo saltar de su lugar, eh incluso retroceder un par de pasos hasta caerse de sentón... había alguien mas ahí.

_________________

: 0 : 0 : 0 : 0

Lumyx de Tauro:
avatar
Sylphid
Daimon de los sueños ilusorios Phantasos
Daimon de los sueños ilusorios Phantasos

Mensajes : 122
Puntos : 71

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando Respuestas

Mensaje por Nyal el Lun Jul 23, 2012 10:57 pm

Tan hermoso paisaje le traía muchos recuerdos, aquellos donde no existía nada mas que hacerse fuerte para ver esa cara de agrado, esa sonrisa siniestra que día a día la exigía a ser la mejor. El cielo tan rojo como la sangre fue testigo de muchos entrenamientos, donde el limite se encontraba en la inmensa puerta de mármol, la que dividía la alegría de los vivos y la desgracia de los muertos, con la frase que siempre llamó su atención "quien entre aquí, abandone toda esperanza"

Todavía no estas preparada!! grrrr ...esas palabras resonando en su mente, su padre le prohibía ir mas aya de aquellas puertas hasta ser mas fuerte, y eso era un motor grande para activar la inseguridad y ansiedad de su corazón, pero hoy no, hoy seria diferente; y era por la simple razón de ser la portadora de la surplice de Wyvern. La ganó en buena ley, asesinando a sus hermanos y llevando su cosmos al ultimo nivel para demostrar a todo ser vivo y muerto de lo que podía ser capas, por lo tanto tenía ese derecho adquirido. Pero todavía era una extraña en aquel mundo, tendría que poner mano fuerte para hacerse respetar como juez merecedora del total respeto de los 107 espectros restantes.

Acercándose pudo observar una pequeña silueta parada cerca de la entrada "estaba vivo". Se pregunto a si misma cual sería la razón de que una personita que parece tan inocente y sin maldades se encuentre en el infierno. No hay que confiarse, no sabiendo las historias de su padre, donde le relataba que el Dios de los muertos adoraba tomar aquellos inocentes como recipientes, acaso sería la reencarnación de Hades? No sabría con exactitud, pero su querida curiosidad gustaba de invadir su cuerpo y mente hasta saciar su necesidad de saber todas las cosas.

Pasó de largo a su anfitrión con lentos y suaves pasos, acomodó su larga cabellera rubia y se freno justo debajo de aquel mural maléfico que resguardaba las penas y dolores de cientos de almas que clamaban perdón y compasión a los cuatro vientos.


-Es raro ver a un joven por estos lugares. Dime pequeño ¿acaso estas perdido? o buscas a alguien que sea capas de atravesar las puertas del infierno?

Una leve sonrisa dibujó su rostro, y en un movimiento rápido de sus manos sacó un dulce con sabor a menta que traía dentro de un bolsillo, que delicia sería ingresar al mundo de los sufrimientos con un gusto a menta que recorra todo su ser. No aguantó mas y lo llevó a su boca, dejando ver a su espectador el placer en que se encontraba gracias a una simple golosina. Dio una media vuelta hacía atrás y extendió su mano, la abrió y dejó ver otro dulce, ese era de fresas con crema, algo muy especial para agradar a algún extraño, su mejor arma sin lugar a dudas.

-Toma es para ti... Si vas a morir atravesando esa puerta sería mejor que lo hagas con buenas sensaciones , no te parece? por cierto me llamo Nyal, y soy un espectro al servicio de Hades.

La joven juez quedó a la espera de una respuesta del pequeño, observando detenidamente las características de este, no parecía muy normal, sin dudas algo interesante rodeaba su esencia.


_________________


avatar
Nyal
Juez espectro de Wyvern
Juez espectro de Wyvern

Mensajes : 58
Puntos : 32

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando Respuestas

Mensaje por sebasraos el Mar Jul 31, 2012 4:44 pm

Desde lo alto de una de las desgastadas y siniestras columnas de estilo gótico talladas en los costados de la entrada a aquel oscuro agujero, una figura cubierta en una negra y raída mortaja observaba a la singular pareja compartir dulces en apariencia inocentes de lo que los esperaba, y mas aun, parecen ignorantes de lo que buscaban. Desde la capucha que cubría el rostro de aquel individuo se notaban unos cuantos cabellos blancos y otros tantos azules, los cuales permanecen inmóviles pues no había la más mínima corriente de aire excepto por las generadas en la respiración. A lo lejos se escuchó el sonido de varios animales mezclados en diferentes rugidos de una pareja de felinos y el aullido de una loba hambrienta, y tras silenciarse la figura se dejó caer desde la altura para caer entre los dos recién llegados, a los cuales había estado observando desde antes que llegaran.
Aterrizó silenciosa e inesperadamente, como si se tratase de la muerte cayendo del cielo, doblando su cuerpo y sus rodillas para amortiguar el impacto, para luego erguirse lentamente con una sonrisa macabra en su rostro oculto bajo aquella negra vestimenta.
-Es por mi que se va a la ciudad del llanto, es por mi que se va al dolor eterno y el lugar donde sufre la raza condenada, yo fui creado por el poder divino y no hubo nada que existiera antes que yo, abandone la esperanza todo aquel que entre aquí...
Mejores palabras para su presentación no podían existir, pensaba para sí con una sonrisa en su rostro, aunque había alcanzado a escuchar de la jovencita que se trataba de una espectro de Hades, tal vez una novata recién llegada, porque para no conocer el inframundo siendo un soldado de Hades no podía existir otra explicación, y fue a ella a quien miro analizando sus rubios cabellos antes de volver su mirada al atemorizado niño de cabellos rosados antes de esbozar una macabra sonrisa que logró vislumbrar incluso a pesar de la capucha que ensombreció su rostro.
Luego se llevó su mano derecha al pecho, dejando ver un brazalete y un anillo de un escamoso metal color esmeralda para luego desgarrar aquella mortaja descubriendo su identidad ante los invitados, a quienes por alguna razón debía guiar, aunque por su mente no cruzaba nada más que la idea de tirarlos al Aqueronte y dejarlos allí a su suerte siendo arrastrado por las almas en pena, y una vez descubierto, dejando al aire su larga y blanca cabellera de mechones azules, con sus rojizos ojos fijos en los de la joven espectro mientras un brillante collar de amatista en forma de aguijón se agitaba débilmente en su cuello.
-Figuras andantes que se arriesgan adentrarse en los terrenos prohibidos para los mortales, han venido a conocer los territorios de el “invisible”, aquel cuyo casco lo hace pasar desapercibido entre todos sus enemigos para luego destrozarlos con su espada maldita, Ja! Idiotas sin cerebro que no saben lo que les espera, siganme si su valentía supera su escasa capacidad intelectual.
No dijo nada más y se adentró en la oscura cueva sin preocuparse por ellos, dejando que su mortaja se ondeara tras él como una capa y siendo envuelto por los gemidos de aquellos que tienen negada la entrada al inframundo al nunca tomar partido por ningún bando, y que nunca se comprometieron con nada, siendo por la eternidad obligados a permanecer dispersos en aquel lugar que poco a poco se convertía en las orillas del río de la tragedia, Aqueronte.

_________________




: 1 : 0 : 0 : 0
avatar
sebasraos
Santo de oro de Escorpio
Santo de oro de Escorpio

Mensajes : 482
Puntos : 280

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando Respuestas

Mensaje por Sylphid el Miér Ago 01, 2012 8:45 pm

Desde el suelo fue lentamente levantando la mirada, observando a la mujer desde los pies hasta su cabeza, sintiendo en lo profundo de si un gran sentimiento de alivio, ella no parecía una amenaza o un muerto, solo era una bella mujer de bello rostro y dorados cabellos rizados que en cierto modo le recordaba a la chica de un cuento clásico. Distraído con sus pensamientos pasaron unos momentos, fue cuando noto se encontraba sentado sobre el suelo. Haciendo un pequeño movimiento dio un salto desde el suelo para ponerse en pie, luciendo de lo mas bizarro al hacerlo puesto que sus movimientos eran pausados eh incluso desafiaban la gravedad.

- yo... - intento contestar pero se vio interrumpido por la misma chica quien se giro y le ofreció un caramelo rosado. Extendió la mano mostrando un rostro lleno de desconfianza, por ser ese una escena de lo mas peculiar, ¿Quien diría que iría al infamando y a las puestas de este una extraña le ofrecería un dulce?

Bajo la mirada y observo el caramelo que entre sus manos descansaba, sin saber como actuar o la forma correcta de contestar a tan amable gesto... Aun confundido levanto la mirada y clavo su ojo sano sobre los de ella fingiendo ser mas fuerte de lo que realmente era frunciendo ligeramente el entrecejo intentando demostrar seriedad. Siendo ella un espectro como recién había confesado, no podía mostrarse débil o podría terminar mal su situación.

- Gracias - Contesto con cierto nerviosismo perdido en su tono vocal - Soy Sylphid... solo Sylphid y yo... - Viéndose nuevamente interrumpido por la intromisión de una extraña “sombra” no pudo mas que presentarse.

Como hacia unos momentos el albino volvió a caer al suelo por la sorpresa. Ahora había alguien mas ahí, una persona mucho mas intimidante que la chica que amablemente le había regalado un caramelo. Aquel hombre despedía un aura mucho mas profunda, un aura fuerte, que imponía inmediatamente.

Atemorizado sus manos comenzaron a temblar, el nerviosismo no le permitía moverse a propia voluntad, ese misterioso hombre era aterrador y sus palabras... sus palabras parecían el epitafio de una masacre....

No fue sino hasta que se descubrió el rostro que todos estas inseguridades y temores se esfumaron, su rostro no era el de un demonio como su mente le había echo pensar, era solo un hombre más. El admirar su porte y semblante cambio rotundamente su manera de verlo trastornando incluso la naturaleza de su nerviosismo reemplazando el temblar de sus manos por un dulce carmín en sus mejillas, lo que inmediatamente provoco que el dios de las ilusiones comenzara a reír a carcajadas en su mente.

_________________

: 0 : 0 : 0 : 0

Lumyx de Tauro:
avatar
Sylphid
Daimon de los sueños ilusorios Phantasos
Daimon de los sueños ilusorios Phantasos

Mensajes : 122
Puntos : 71

Volver arriba Ir abajo

Re: Buscando Respuestas

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.