Antiguos Camaradas.

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Antiguos Camaradas.

Mensaje por Sable_T el Miér Ago 01, 2012 3:19 pm

Capitulo 1 (saga Sable)

Llegada y lujo.

Sable, sonreía mientras tocaba su rostro… -esto es Irracional… pero al parecer he vuelto…

Una nueva aventura ha de comenzar…

Auq formal Sable vestía un poco desalineado… Un saco negro y camisa blanca desfajada con una delgada corbata tinta llevando el nudo flojo, sus cabellos plateados estaban agarrados por un delgado listón negro, Sable caminaba por las enormes calles de una gran ciudad donde la noche había llegado…

-Acomode mis gafas y camine sin dirección fija tal vez estaba impactado por la sensación del simple hecho de estar aquí…

-Q dicha… todo está bien ahora… pensaba tras una ligera sonrisa…

Las luces iluminaban su rostro… en sus gafas se reflejaba todo el colorido del espectáculo q destellaba frente a el… el sonido era rítmico tanto q parecía q mientras caminaba estas anunciaban su llegada… grandes letreros de publicidad y los imponentes rascacielos… parecían enormes gigantes q se erguían impresionantes hacia todas direcciones...

Mi pecho salta de alegría si le toco parece q el corazón va a salir… a uq se q es de emoción pues ya estoy aquí… ya he llegado…

Las grandes multitudes parecían interminables personas de todas las razas de todos los lugares del mundo… podían verse unas a otras en el mismo sitio… extensos exhibidores de ropa lucían espectaculares los más novedosos diseños en cuanto a vestimentas...

-Tocaba el cristal de los exhibidores con mi mano, eran cálidos… auq las temperaturas en esta temporada son muy bajas… las tiendas por dentro guardaban un clima muy agradable.

-Vaya q la humanidad goza transformándolo todo… y pensar q esto hace doscientos años estaba desértico…

Decenas de automóviles circulaban despacio debido al exceso de tráfico sus claxon sonaban fuerte mientras alguno q otro insulto era gritado por conductores desesperados… ja! Después de todo el tiempo es oro…

Maestro! Maestro... Gritaba un joven de no más de 20 años de edad q era empujado por las personas q intentaban cruzar una congestionada avenida…

-Maestro! Maestro…

Escuchaba el sonido de su voz pero intentaba poner mas atención a la música pues me hacía sentir muy bien, igual no sabía q se referían a mi… sonreía sin sentido… era pleno ese momento, sentir frio… sentir al aire entrar por mi nariz y qdar guardado dentro de mis pulmones… para después salir por mi boca, pues no iba a dejar pasar la oportunidad de exhalar un poco de humo por mi boca…

Maestro!!!

-Tan cerca de mi q era imposible seguir ignorándole… después de todo quien quiere trabajar estoy en Nueva York!

-Silencio! Aron y no me llames maestro… no en este lugar… deja disfrutar el momento…

-Maestro… uh! Es decir Jefe, debemos de marcharnos ya tiene una reunión muy importante!!

-Una reunión? A quien se le ocurre organizar una reunión el pleno viernes por la noche?

Jefe, usted la organizo… sus antiguos compañeros… no tardan en llegar…

-Es cierto lo organice hace nueve o diez años, está bien marchémonos ya… has traído el auto?

-Si jefe, auq lo pidió con mucho tiempo de anticipación arregle todo para q fuese el último modelo estrenado por la escudería, ahora es justo lo q había pedido…

-Lambo, murciélago en color negro metálico, después de todo… siempre he sido un excéntrico… millonario…

Jefe… q lo ha cambiado tanto en estos años… hace doscientos años… en su despertar lo primero q pidió fue al oráculo de Teleios… hace cien pidió reunir al ejercito de las arenas, y esta vez un Lambo?

Je!... lo se… he disfrutado tanto esta época q ni siquiera han pasado 10 años desde mi descanso… auq en esta década la humanidad ha sido apabullante con el llamado progreso… tanto q un viejo como yo disfruta de los juguetes terrenales…

Jefe no diga q es un viejo apenas aparenta unos treinta años.

Sable le miraba y sonreía un poco, despues le golpeaba la cabeza, y decía.

-Tienes razón todo se acaba excepto yo, auq mirando a mi alrededor parece q alguien no hace su trabajo, Los Dioses en esta época han pasado a segundo plano… los humanos… han creado cosas impresionantes… han desafiado en incontables ocasiones… al poder divino… y lo seguirán haciendo… creo q en todo este tiempo llevo reencarnando en Cronos… he descubierto… q la vida… no puede pertenecerle más q a su propio dueño… Ja! No debería de ser lo correcto. Ya es tiempo de q los titanes se inmiscuyan un poco…

Sable tomaba las llaves del auto y desactivaba la alarma el vehículo q parecía tener alas al abrir sus puertas el lujoso interior estaba revestido en cuero y materiales en kleblar. En tonos rojos y negros, Es perfecto pensaba Sable mientras se acomodaba en el lujoso asiento...

Ahora Aron… necesito q hagas algo muy importante…

Maestro pídalo… decía Aron mientras le miraba… algo entusiasmado…

Abróchate el cinturón!!

El rugido... del motor hacia estremecer la tierra todas las personas cerca… miran al excéntrico dueño… q con una sonrisa se despedía de la multitud… mientras hacía chillar las llantas… para salir disparado… como un bólido… hacia el desierto… con gran habilidad esquivaba los automóviles

Aron no has pensado q esto de las maquinas es algo genial… la tecnología… es indiscutiblemente entretenida…

Decía Sable mientras conducía y miraba algunas aplicaciones de su nuevo teléfono…


Última edición por Sable_T el Miér Ago 01, 2012 3:34 pm, editado 1 vez

_________________










avatar
Sable_T
Titán Cronos
Titán Cronos

Mensajes : 86
Puntos : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por Sable_T el Miér Ago 01, 2012 3:25 pm

Capitulo 2. (saga Sable)

Titanomaquia Inc.

Maestro… podría poner más atención al volante… ah!... tienes razón Sable decía mientras pisaba el acelerador hasta el fondo… no te estreses Aron… escucha la música… Sable aumentaba el volumen de su música esta vez just cant get enoung.

Con las estrellas iluminando el camino el recorrido se hacía algo peligroso en la desértica autopista y solo el poderoso sonido del Lamborgini se escuchaba a la redonda… los faros de xenón y led iluminaban la carretera el simple hecho de sentir como mi cuerpo era empujado contra el asiento debido a la velocidad era aterrador y a la vez increíble después de todo no hay nada mejor q poner la vida en riesgo para sentirse vivo!!!... al llegar a los trescientos diez kilómetros por hora Sable bajaba la velocidad, pues después de unas horas de camino Sable ya había llegado a su gran negocio, un lujoso rascacielos con cientos de oficinas y cientos de empleados q apenas salían de su pesada jornada laboral… el símbolo un reloj de arena metalizado… que se encontraba situado al frente de la compañía… el inmueble constaba de una estructura vanguardista q se fusionaba con un diseño elegante y moderno, decenas de empleados entraban y salían todos ellos de traje y corbata, miraban a Sable sorprendidos…

El jefe está de nuevo… se escuchaban los susurros entre los empleado mientras le miraban sorprendidos… crees q llego solo para despedir personal… o tal vez anunciara el nuevo aumento anual, del veinticinco porciento…

Sr. Touma, como está usted… se acercaba una joven quien le saludaba de mano… que tal su viaje… algo q necesite?

Muy bien gracias… un café y el periódico, después de todo hay cosas q deben de ser así… decía Sable mientras le sonreía…

A la entrada un par de vigilantes bien armados custodiaban la entrada donde los empleados se registraban por un tipo de gafete q deslizaban por un lector infrarrojo, y una de las puertas automáticas se abrían para la entrada y otra para la salida… cuando Sable se acercaba los vigilantes acercaban dos gafetes uno de cada lado y se abrían ambas puertas.

Bienvenido Sr, Touma! Decían los vigilantes mientras inclinaban un poco su cabeza se notaba un pequeño tatuaje en su cuello con el símbolo del reloj de arena.

Sable mira impresionado lo enorme de su empresa desde el elevador panorámico el cual ascendía lentamente dejando ver piso tras piso como se asomaban los empleados para ver después de un buen tiempo al Presidente de la compañía, al Sr. Touma o también conocido como Sable T.

Después de un buen rato por fin el elevador llego al último piso donde se encontraba la impresionante oficina.

Aron abría las puertas para dejar ver una hermosa oficina, un escritorio en cristal templado y detalles en titanio detrás un gran ventanal q daba vista a un hermoso jardín en el cual había un gigantesco laberinto hecho con arbustos en el centro se podía notar como un Sauce crecía aislado de las demás arbustos…

Aron miraba hacia el laberinto… y recordaba su trágico pasado, Sable le tomaba del hombro y le decía… es genial q hubiese reconstruido este importante lugar en el sitio donde viviste toda tu infancia no es así! Como olvidar al Infante Aron T.

Maestro a veces parece q juega con las personas q le rodean, como si se tratase de un ajedrez gigante.

Decía Aron mientras seguía mirando al Sauce q se mecía con el viento…

Bueno a decir verdad nada es una casualidad todo lleva una gran razón, como lo es q ahora llevo tu apellido, después de q tu familia se robara el mío, increíble! nadie sabe para quien trabaja… y gracias a eso… tengo una identidad en el mundo mortal. Todo es más fácil cuando nadie espera nada de ti. No lo crees?

-Maestro q planes tiene esta vez…

-Es sencillo Aron, el laberinto de Cronos esta aquí…

-Inesperadamente, la joven asistente de Sable toco la puerta para después pasar.

-Con permiso Sr, Touma aquí esta su café y periódico justo como le agrada dos de azúcar y una de crema y un poco espumoso no es así?

-Gracias... así está perfecto!

-Aron miraba a la joven, y tras su salida… suspiraba para luego decirle a Sable.

-Maestro por q has contratado a Rebeca como tu asistente, sabes lo q siento por ella…

-Joven Aron sabes q puedo ver los destinos de las personas como si se tratasen de películas q giran por mi cabeza mis decisiones no son nunca equivocas… toca esperar… Aron de Touma. Para ver lo q el destino pinta para ti.

Sable, quien se sentaba cómodamente en su sillón de piel, acomodaba sus gafas cuidosamente para q un ligero reflejo se cruzara entre ellos… tomaba un poco de café… esperando la entrada de sus compañeros…

-Por cierto Aron abre la ventana un poco…

_________________










avatar
Sable_T
Titán Cronos
Titán Cronos

Mensajes : 86
Puntos : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por vivy63 el Vie Ago 03, 2012 9:28 am


Capitulo 3 (saga camaradas)
Los del Poder Absoluto.
Esa mañana había despertado sobresaltada, sospechaba que algo importante ocurriría, y aunque las cosas transcurrían con normalidad, esa angustia le hacia doler la cabeza, su nana había muerto años atrás y ahora era Diana, su antigua compañera de juegos de la infancia quien la acompañaba permanentemente, ella era ahora quien se encargaba de sus cosas mas intimas y personales, ella era la única persona en la que podía confiar.

Los recuerdos la abrumaban y la mujer se veía abstraída en ellos… las aves cantaban en hermoso saludo al día, el café recién hecho hizo reaccionar a la mujer, una bella bata de seda negra, vino a cubrir su desnuda figura, sandalias cristalinas calzaron sus pies y una bella mañana se abrió paso entre las cortinas de su habitación, la puerta al balcón se abría con gracia y allí su amiga y confidente, dejaba su taza de café oscuro, junto a ella una nota.
La caligrafía la conocía muy bien, dudo en abrirla, no quería leerla, pero si no lo hacia el corazón le saldría del pecho…

Camino rápidamente y tomo la nota, primero la arrugo dentro de su mano, las lagrimas brotaron en sus ojos, una oleada de emociones la nublo por unos minutos, llena de ira abrió la nota y leyó su contenido.

Sus labios se apretaron con fuerza, bajo los ojos y simplemente lloro.

No se si pueda soportar esto nuevamente… mi alma se ha vuelto frágil, y mi corazón no soportara que lo vuelvan a lastimar… seguramente estará allí y yo no se si pueda soportarlo.
El jet privado del que era propietaria, venia aterrizando, la pista estaba despejada, la ciudad se veía insignificante y ciertamente este no era el mejor escenario para ella, odiaba tanto la ciudad como la razón que la traía a ella.

La noche había llegado y su largo viaje estaba por terminar, sus bellos ojos, se veían llenos de tristeza aun, su mirada parecía perderse en los pensamientos.

Un portafolio descansaba sobre sus piernas y sobre el jugueteaban inquietas sus manos, su mirada se perdía en el horizonte por la ventanilla mientras el aterrizaje era majestuoso y tranquilo.

El silencio prosiguió a la llegada a la pista, los minutos parecían una eternidad y a ella no se le veía entusiasmo alguno por bajar del jet, a pocos metros la esperaba un auto negro enviado por alguien más.

Señora, interrumpe la asistente… hemos llegado…

Bien, aquí vamos… dijo la joven al bajar del coche, sus pasos firmes mostraban su molestia…

La puerta del coche se abre frente a un imponente edificio, la Diosa de la Discordia, lucía un elegante traje ejecutivo, y sobre sus hombros se veía caer una bella gabardina negra y su cabello apenas era recogido por una pequeña pinza dejando su mayor parte suelta.
Orgullosa y altiva cruzo la puerta, sin inmutarse de los saludos de los empleados que bien la conocían, el transcurso de los minutos en el elevador se hacía desesperantemente largo y ella impaciente, se sentía atrapada…

Por fin… la mujer sale del elevador, y respira profundamente y sin decir ni una palabra se dirige hacia el…

Allí estaba este hombre tan conocido a sus ojos, como a su corazón, lo observa unos segundos mientras el contemplaba la noche a través de la ventana… en silencio deja el portafolio sobre la mesa, se acerca a el y sin pensar lo levanta su mano y la estrella con fuerza sobre la mejilla del anfitrión.

Ella lo mira desafiante, lo observa unos minutos y en el incomodo silencio se da la vuelta e intenta escapar de allí…

_________________
[flash][/flash]
avatar
vivy63
Diosa Eris
Diosa Eris

Mensajes : 52
Puntos : 13

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por sombradelgeminis el Vie Ago 03, 2012 12:16 pm

Capitulo 3 (saga camaradas)
Los del Poder Absoluto.
Era un hermoso dia el que se vivia en esa ciudad a la cual habia llegado por aquella nota que habia recibido hace ya casi diez años, si no estaba equivocado su maestro habia estado hace poco tambien en esa ciudad, salio pesadamente de su cama, casi arrastras directo a tomar un baño.

Despues de mas de media hora de estar bañandose salio sin ropa alguna a fin de cuentas su habitación era la mas privada en ese hotel, si algo tenia sombra es que siempre pedia la mejor habitación y lo mejor de lo mejor, algo con lo que habia nacido y de las costumbres de su viejo maestro.

Despues de pasearse por todo aquella "pequeña" habitación sin prenda alguna fue a tomar la ropa mas adecuada para reencontrarse con sus viejos camaradas, un pantalon y y camisa de color negro, con una sudadera de color negra, completando su estilo completamente oscuro, tomo sus lentes mientras salia con cuidado de la habitación.

Fuera del hotel ya lo esperaba un carro propiedad de la empresa de su maestro, sonrio de medio lado declinando con la mano derecha cuando le fue abierta la puerta del coche y se sigiuio de largo solo para estar ahi de pie esperando algo, un algo que llego haciendo un ruido interesante para muchos una hermosa moto suzuki tambien del color negro. Sonrio cuando el que le habia traido su moto se bajo de ella y le dio su lugar, volteo a ver al chofer del carro que veia con algo de temor el que no fuera en el sombra.

-Tranquilo sable sabía que yo no iva a ser como los demas y llegar en el coche que nos enviara el asi que puedes estar en paz diviertete bebe y no se toma, cuida bien de mi habitacion que se termina la renta hasta mañana al medio dia.

Le dijo lanzandole las llaves de su habitacion mientras salia a gran velocidad en su moto evadiendo carros y todo tipo de cosa andante que se quisiera atravesar por donde el iva ahora disfrutando de la velocidad.

El camino habia sido ligeramente corto, bueno cuando se va a una velocidad endiablada cualquier distancia no es lo normal en tiempo recorrido pero eso era algo que no importaba, bajo de su moto tirando las llaves sorpresivamente a uno de los guardias mientras el se adentraba.

-Cuidala con tu vida!!

El amaba esa moto asi que si le pasaba algo ese guardia sentiria la furia del patriarca, pero eso quedo de paso, ya que mucha gente lo saludaba, no esperaba que le recordaran tantos puesto que tenia mas de una decada que no visitiba aquellas instalaciones que habian cambiado un poco. Los guardias cuando le vieron de lejos rapidamente abrieron las puerta y este paso dando un ligero saludo adentrandose de inmediato en el elevador.

Cuando el elevador se abrio dejando salir a sombra, este sonrio con algo de nostalgia al ver el golpe de aquella mujer que el conocia a su maestro, se escurrio sin hacer ruido alguno hasta una silla cercana a ellos dos aplaudiendo levemente ante aquella escena.

-Que mejor forma de reencontrarnos no creen?

_________________

Spoiler:


: 1 : 1 : 1 : 1
avatar
sombradelgeminis
Santo de oro de Géminis
Santo de oro de Géminis

Mensajes : 344
Puntos : 225

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por Arsa el Vie Ago 03, 2012 4:21 pm


Capitulo 3 (saga camaradas)
Los del Poder Absoluto.

El día iniciaba tranquilamente, el sol reflejado en los cristales de la habitación de hefesto daban esa conocida sensación de calidez propia del verano europeo, de pie junto a una de las ventanas, arsa toma el primer café del día, una extraña sensación se apodera de él, una sensación que solo puede indicar cambios en los destinos del mundo. Un ligero golpe en la puerta saca al dios de sus cavilaciones, una de sus asistentes personales entra en la habitación, una mujer alta de cabello negro y piel clara, vestida con un corto pero elegante vestido de falda negra y busto blanco se acerca al dios recordándole la agenda del día. Arsa suspira intentando despejar su mente mientras su asistente termina el recorrido por el día.
La mañana continua, arsa un reconocido empresario metalmecánico, asiste a su empresa dirigiendo y vigilando los movimientos que se realizan en sus instalaciones, aunque la tecnología ha variado constantemente en los últimos años, el uso de metales no ha disminuido, por el contrario cada vez son más los usos en electrodomésticos, edificaciones y medios de transporte. Y él dios herrero no podía quedarse atrás de ese mundo, por lo que su vida como mortal todavía rondaba el mundo de los metales, aunque ya no usaba la fragua, prefería estar en la planta que en su oficina, necesitaba sentir el calor del metal al fundirse y tomar nueva forma.
Aun en planta, su android empieza a vibrar seguido de una melodía desconocida para los que lo rodeaban, una música antigua que transporta al dios a eras olvidadas por los mortales, el celular en su mano recuerda una cita programada hace tiempo, 10 años atrás, para ser exacto. –Es hoy… - sus pies lo dirigen instintivamente a su oficina en el quinto y último piso del edificio, su oficina tenía el extraño efecto de parecer estar suspendida, pues paredes, techo y piso eran de cristal soportada por columnas y vigas metálicas, realmente toda la estructura del edificio era de metal, pero se podía notar particularmente en dicha oficina.
Sobre su escritorio de madera labrada, se encuentra un reloj de arena que traza segundo a segundo una cuenta regresiva que inicio cuando el titán del tiempo desapareció, sin embargo, el reloj casi termina su recorrido. Arsa se sienta en un sofá presente en la oficina, cerca al único lugar del espacio que no es vidrio o metal, una chimenea que permanece siempre encendida, el fuego, baila a medida que el hombre mueve sus manos, un pequeño pasatiempo que el dios adquirió en los últimos años, jugar con el fuego le permita recordar su poder, su verdadero yo.
Por segunda vez en el día, es interrumpido por una de sus asistentes, sin embargo, esta vez es una mujer blanca con cabellera lisa y dorada, curiosamente vestía un traje similar a su hermana, negro con blanco, pero con patrones contrarios. Arsa la mira y le señala el reloj de arena, ella asiste con su cabeza y se retira, para minutos después entrar nuevamente indicando que el avión personal ya está listo. Arsa se levanta de su asiento y sale de la empresa rumbo a Nueva York.
El vuelo es incierto para el dios, muchas imágenes pasan por su cabeza, recuerdos de tiempos pasados y vidas tan extrañas que parecen más película de ciencia ficción que la vida de un hombre, la voz del piloto informa la llegada a la ciudad, el avión desciende y finalmente termina su desplazamiento.
Al descender del avión, un lujoso auto negro espera al dios, quien sin soltar palabra alguna se sube al auto acompañado de sus fieles asistentes, las dos mujeres que lo acompañan desde la era mitológica, sus doncellas doradas, que han dejado el brillo dorado para parecer más humanas.
El auto se detiene frente al edificio sede de la empresa de sable, la puerta del coche se abre y de él descienden las mujeres y finalmente el hombre, los pocos empleados que se cruzan con él agachan la cabeza y siguen su camino, para nadie es un secreto su temperamento y que solo habla con las personas que él considera merecedoras de dicho trato, el elevador se abre y él ingresa, las puertas se cierran a su espalda.
Tras algunos minutos, las puertas vuelven a abrirse, para su sorpresa no es el primero en llegar, ya hay dos personas más en la sala, aunque una se dirige hacia el elevador con su característico andar, la discordia ha sido la primera en reaccionar ante la llegada del titán del tiempo, -¿Por qué no me sorprende?- piensa el herrero mientras la detiene en la puerta dándole un ligero abrazo y un beso en la mejilla, posteriormente sigue su camino hasta la silla más cercana, se sienta y mira al humano y al titán, sus manos entrecruzan mientras se recuesta en el espaldar y entre cierra sus ojos mirando el techo.

_________________
SOY EL FUEGO QUE QUEMA, DESTRUYE Y DA NUEVA VIDA.... UNETE A MI Y SERAS SALVADO, ODIAME Y SERAS CENIZAS






Tu Sabes Pensar, Aprende a Pensar Por Ti Mismo
avatar
Arsa
Dios Hefesto
Dios Hefesto

Mensajes : 148
Puntos : 100

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por raistlin2 el Lun Ago 06, 2012 8:49 am

Capitulo 3 (saga camaradas)
Los del Poder Absoluto.

Había pasado la noche fuera, en el que los aldeanos del pueblo cercano llamaban el bosque de los duendes. Echaba de menos pasar una noche al aire libre rodeado por la nieve y los sonidos del bosque, de modo que no dudo ni un minuto en hacerlo cuando la noche anterior cayó esa gran nevada. Bueno, lo cierto es que tampoco era una gran nevada, para lo que estaban acostumbrados los habitantes de la zona, pero si era sumamente inusual por haberse producido en agosto, el mas caluroso de los meses estivales septentrionales.
Cuando el sol se reflejo de nuevo en la blanca nieve (lo cual no tardo en pasar, pues por estas fechas la noche no duraba mas que unas 5 horas en esas latitudes) todavía no había regresado, ni tenia ganas de hacerlo a pesar de que recordaba la cita del día. Estaba seguro de que el día había sido puesto a propósito. Una pequeña broma del joven titán. Hacia como 6 o 7 años que había llegado la invitación indicando un día concreto. 6 o 7 años (aunque probablemente el cansado mensajero había tardado un tiempo en llevar el mensaje) y el día coincidía justo con la única nevada estival de los últimos tiempos.
O quizás era un pequeño regalo a su regreso. Quien sabe. Quien puede (o quiere) saber en que piensan los jóvenes hijos de Gea.

Luchando el fin contra la intención de disfrutar del día e ignorar la misiva. Odín se encamino de nuevo a Valhala, donde Sleipnir le esperaba para llevarle al que sin duda seria un lujosos edificio de oficinas.
A pesar de que ya no ejercía su lugar de rey de los titanes, al joven Cronos seguía gustándole mucho el lujo y las comodidades, de modo que su “alter ego” mortal disfrutaba de ello todo lo que podía.

Poco tardo en estar listo para partir. Lo único que hizo al volver del bosque fue cambiarse el chaleco de piel sin curtir que llevaba sobre la camisa de algodón por otro ligeramente mas liviano, y sin más se dirigió al patio donde el corcel de 8 patas le esperaba.
Podía haber realizado el viaje en avión, o en barco. Pero ningún medio de locomoción mecánico podía competir en velocidad con el hijo de Loki. Y lo cierto es que al dios nórdico prefería viajar sobre su corcel, que en cualquiera de esas ruidosas maquinas inertes. Cierto es que eran divertidas, emocionantes a veces. Entendía a los humanos que disfrutaban de atravesar carreteras a bordo de veloces coches o los cielos en las alas de increíbles aviones, pero ninguno de ellos podía competir con la sensación de viajar sobre Sleipnir. Un ser mas veloz que ellos, y un ser vivo. Podía sentir sus poderosos músculos, su corazón acelerado cuanto mas rápido se movía y el mundo silencioso moviéndose a su alrededor.

Unas pocas horas fue lo que el animal tardo en llevarlo hasta el lugar que la nota había indicado. El enorme edificio que había esperado se alzaba en medio del terreno aun más grande de lo que se lo había imaginado.
Al quedarse mirando el enorme edificio, el As no vio al hombre vestido de negro y con gafas de sol que lo esperaba justo donde el animal se detuvo.
Este le indico que podía continuar al interior del edificio, que el cuidaría del animal todo el tiempo que se encontraran allí, mientras mostraba un enorme trozo de los jardines con alta hierba verde y unos grandes cubos de sal amontonados al lado de un pilón lleno de agua.
Con una sonrisa el dios nórdico asintió, pensando que debía de haber esperado algo así del joven titán, y sabiendo que Sleipnir solo se quedaría allí mientras el quisiera, se despidió de el con un par de palmadas en la grupa, antes de dirigirse a la entrada del edificio.

Ante la puerta del colosal inmueble había dos hombres similares al anterior, ambos vestidos completamente de negro y con gafas de sol, que vigilaban a todo el que entraba por las puertas que había ante ellos.
Al ver llegar al joven, ambos activaron algo tras ellos, que hizo que ambas puertas de abrieran en plano antes de que quien las iba a traspasar llegara ante ellas.
Estaba claro que el titán había preparado minuciosamente la llegada de todos.

_________________




No somos los corderos de un dios que nos es extraño. Somos los lobos de Odin.

Spoiler:











NIVEL MASTER

Nivel 68
Ganadas 50
Empatadas 2
Perdidas 7
Alumnos 28
Nivel Por Mejor Batalla 2008/2009
3 niveles por reunir las 5 reliquias
2 Niveles por invasion al Santuario 2010

avatar
raistlin2
Dios Odín
Dios Odín

Mensajes : 130
Puntos : 159

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por chechox el Lun Ago 06, 2012 5:07 pm

Capitulo 3 (saga camaradas)

Los del Poder Absoluto.

Una noche bastante tranquila donde el sonido de la armónica hacia que incluso las bestias mas grandes de los bosques cercanos se acercaran y se sentaran a escuchar la melodía del titán, quien en su rincón favorito no dejaba de tocar su tan relajante música junto a los que consideraba sus amigos, esto era lo que más disfrutaba el muchacho, todo iba muy normal hasta que un pequeño colibrí entro por la ventana mas alta del castillo, el muchacho de inmediato noto su presencia, sin dejar de tocar acerco su oído a la pequeña ave, y al recibir el mensaje una sonrisa de alegría invadía su cara, sin embargo no dejo de tocar hasta que terminara como lo hacia cada noche.

Al terminar, el chico les hablo a todos sus “invitados” dándoles una noticia, por su puesto con ese extraño don de hablar con los animales, un idioma para cada ser, luego se despidió y se fue a un salón a buscar quien sabe que, rápidamente el titán, con un papel en su mano, y vestido de una forma muy extraña abandonaba su castillo, sin antes despedirse de un pequeño lobo que estaba en la puerta, entre lo que se podía descifrar el muchacho dijo: “Es hora pequeño ya todo estará mejor”.

El sol ya aparecía en el horizonte, dando comienzo al amanecer, el joven venía caminando de bastante lejos y al parecer estaba un poco molesto o quizás un poco ansioso la verdad poco se podía ver ya que parecía que el muchacho no quería dejarse ver por nadie, ni nada, finalmente el chico llego a su destino, un lugar que hace mucho no se veía con luces ni vida, el titán solía visitar aquel lugar bastante a menudo, esta vez una fiesta o una reunión se llevaba a cabo, en ese hermoso lugar, al mirar alrededor se veían un par de autos, cosa que el titán no entendía pues las cosas humanas no le iban bien, como siempre el chico busco una de las puertas laterales, esas puertas secretas por donde entraba para extrañar y esperar algún día que su señor volviera.

Los minutos pasaron y al llegar al cuarto principal, la sorpresa fue grande pues vio que la diosa de la discordia a quien conoció en su entrenamiento, abofeteaba a quien no debía, con la mayor agilidad que pudo el joven todo del cuello a la diosa apretándolo y diciendo:

Chechox: Como pretendes tocar con tu asquerosa mano al gran rey.

Rápidamente Cronos se acercó al muchacho e hizo que este soltara a la diosa

Cronos: Siempre tan violentas tus entradas, tu antepasado también lo era.

Chechox: Mil disculpas señor.

Cronos: Es un gusto vernos frente a frente querido muchacho.
(Esto mientras el titán del tiempo le acomodaba la corbata al recién llegado)

Arsa: ¿Que haces aquí?

Chechox: Interesante, también esta mi maestro, que hacen todos estos cerdos dioses en este lugar.

Los asistentes al lugar se sorprendieron ante aquel insulto e intentaron atacar entonces Cronos detuvo el tiempo.

Cronos: No es el momento, tranquilo.

Chechox: nuevamente me disculpo, pero no entiendo todo esto además no entiendo ese gusto por las cosas de los humanos la verdad estoy confundido.

Cronos: Esto es una pequeña reunión con gente que conocía desde hace mucho tiempo, y que tu alma también antes conoció, te lo contare mientras vamos a la cocina por algo de beber.

Chechox: señor, la verdad es un gusto conocerlo, en cuanto recibí el mensaje me vine de viaje pero esta ropa es algo que odio.

Cronos: la verdad te ves bastante bien.

El titán hyperion lucia un traje azul marino, con una corbata de igual color, y una camisa de seda blanca, la verdad muy pocas veces por no decir nunca al muchacho se le podía ver con aquella vestimenta, y se hacia notar pues le costaba caminar, su pelo estaba peinado hacia atrás y amarrado ya que la melena le llegaba hasta los hombros, después de escuchar las palabras de su rey, el muchacho le entrego el papel que antes de salir guardo en su bolsillo.

Cronos:Excelente trabajo titán hyperion es esta época las cosas saldrán aun mejor, solo ten un poco mas de paciencia, ahora si quieres dar vueltas por el castillo, sabes que lo puedes hacer hasta pronto.

Cronos se fue de la cocina dirigiéndose hacia sus invitados, quienes volvían a la realidad, mientras el muchacho se movía por los pasillos buscando mas sobre la historia de Cronos y de sizor su antiguo cuerpo…

_________________



"El dominio de las sombras hecho titán"
avatar
chechox
Titán Hyperión
Titán Hyperión

Mensajes : 73
Puntos : 60

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por Kassandra el Mar Ago 07, 2012 12:11 pm


Capitulo 3 (saga camaradas)
Los del Poder Absoluto.
El tiempo transcurre de manera lenta o rápida, pero siempre, sin importar como corran las agujas del reloj, el tiempo tiende a cambiar las cosas. Algunas para mejor, otras para peor, otras simplemente las borra y para compensar la perdida, trae algo nuevo. Quizás una persona común y corriente podría ver a un reloj de una manera subjetiva, dependiendo que tal estuviera siendo su vida en esos instantes. Obviamente para los amantes fugitivos, amarían al tiempo cuando este parecía detenerse y lo odiarían cuando su duración para siempre un solo segundo. De igual modo para aquel que cuya vida cuelga de una simple vacilación, la tortura del que saber se hace infinita, para luego volver a su curso normal cuando todo lo malo ha pasado. Y ella… Ella simplemente miraría los relojes pensando en quien les da un sentido de estar allí.

Quizás no había hecho justicia a toda la casi eternidad transcurrida durante su ausencia. Ella simplemente había decidido “continuar” con su vida, o lo que quedaba de ella. No quería reparar demasiado en cosas banales que dada la tragedia en las que muchas ocasiones se vio envuelta, todo se relativizaba a algo completamente dispensable. A lo mejor, debido a ese poco interés en lo que le empezó a rodear, tanto personas como escenarios, que supo en su determinado momento, darle la espalda al mundo. Y es que sencillamente, ella estaba demasiado cansada de todo, y ciertamente, no pretendía seguir llorando. Todo se había vuelto de manera tan lenta y gradual en un fastidio que ni siquiera lo noto… Ni siquiera se dio cuenta cuando se empezó a alejar de todo aquello que la pudo haber hecho tanto sufrir como sonreír. Y ahora se arrepentía enormemente.


-¿Cuándo fue la ultima vez… que me prepare así para algo….?- Murmuraría en su casi soledad, mientras se observaba en el espejo de su habitación. Y es que no pasaba demasiado frente a el, siendo la mayoría de cosas reflejadas en su superficie, la cantidad de artículos colorinches y “bonitos” que suele coleccionar. Es normal que uno hiciera de su “templo” un lugar donde quiere estar feliz y contento. Y si ella no tenia los suficientes ánimos como para traer alegría a sus aposentos, confiaba ciegamente que los peluches, los muñecos, las pequeñas figurillas de pegasos, hadas y otros animalitos que ella consideraba adorables lo haría. Inclusive uno que otra pintura que supo realizar en sus paredes, puertas, cuadros colgantes eran testigos de los intentos por intentar poner en el ambiente, algo que excitara a la vista y emocionara al corazón.

-Ahora cuando me vea… Sabrá que he crecido y soy una señorita. - Menciono a su perro, mientras que con gran pulso tomaba el pincel de aquel maquillaje negro azabache y empezaba a delinearse con gran habilidad sus ojos. No es que fuera simple capricho en que ese día, hubiera decidido maquillarse y buscar de algún modo “engalanarse” para salir. Ese día era especial, y los días especiales siempre quería lucir impecable. Ya había lustrado sus botas negras, y tenia planchado el conjunto que con tanto tiempo tardo en decidirse. Tonos oscuros, sobrios, difíciles de combinar con algún color porque principalmente ya casi no tenía ropas de color. Aunque eso seria un problema, porque si bien no iba a ir como un regalo envuelto, tampoco quería que esa persona pensara que acababa de salir de un funeral, o de su propia tumba. Tras unos rápidos segundos, finalmente decidió adornar el vestuario con unos guantes, una bufanda y un gorro de tono liliáceo, pues tenia entendido que a donde iba, hacia frío.

-Seria medio inútil que lleve dinero o esas cosas… Pero…- Divago entre pensamientos mientras buscaba algún abrigo mas para su acompañante. Entre platos y correas saco entonces un chaleco, que era bastante grande, pero parecía de una tela abrigada pues era gruesa. No sin dar buena batalla antes, logro ponérselo a su perro que la miraba con un poco de desgano. El pobre animal parecía ya haberse acostumbrado a dormir durante esas horas, y el tener que salir con su ama era un quiebre total a la rutina que venia acostumbrado. Sin embargo, los esfuerzos y sacrificios siempre valían la pena, y aunque el “pequeño” Apobo aun no estaba enterado hacia donde iban, seguramente se alegría llegado a su destino.

Terminado toda la preparación, debía de disponerse a hacer lo más importante…


-El portal…- Murmuro mientras sus ojos observaban con seriedad al lugar donde se abriría. Debía de ser exacto, porque era consciente de: si llegaba a caer en algún otro lugar, estaría completamente perdida, sin mencionar que no tenia cambio, ni celular que hiciera justicia para que alguien la vaya a buscar. Inclusive, temía el peor de los destinos de poder aparecer en alguna trituradora de basura o un horno… Bien, quizás lo último era un poco exagerado, pero la vida siempre tiene sus chistes de humor negro y acido. Suspiro, tomando aire y determinación. Sacudió su cabeza para despertarse e inmediatamente comenzó. Saltando como si quisiera atrapar algo en el aire, simplemente dio una vuelta, dibujando con la punta de su pie derecho un círculo, que tras su movimiento una blanquecina luz de aura dorada empezaba a abrirse. Terminado el circulo, en el interior de este ahora. Era ese momento o nunca, y ni siquiera hizo falta dar la orden para que el can supiera que debía de saltar allí dentro. Después simplemente, desaparecieron, como si hubieran salido por la puerta a dar un paseo por el parque….

Un sonido estruendoso, como si toda una estantería hubiera caído, se escucho por los pasillos de la corporación. Luego de eso, un quejido a regañadientes que maldecía y un bufido que parecía el de un toro herido. Más ruidos, de cosas cayéndose al suelo se escucho, por lo que la empleada de limpieza alerto a uno de los encargados de las zonas. Pic pac hacían los tacos de la mujer que venia a revisar tal desorden, cuyo origen de momento era desconocido para todos. Y pequeña no fue su sorpresa al ver salir a una joven con un perro del armario donde se guardaban las cosas de limpieza. El perro se sacudía y la chica se acomodaba el cabello y su gorro con un rostro de indisimulable fastidio. Es en ese momento en que la mujer encargada se para frente a ella. La observa aun con sorpresa tras esos lentes de marco grueso que adornan su cara. Sus labios pintados de rojo se atreven a preguntar algo…


-¿No eres acaso…?-

-Mi nombre es Kassandra, y perdón por el desorden… Lo acomodare ahora si le molesta……. Por cierto… ¿Llegaron los demás….?-
Pregunto sin dudar un segundo, puesto que su vista ya había visto el logo que bordado estaba en el uniforme de la elegante mujer que en frente suyo tenia. Había logrado caer en el lugar, aunque no de la manera indicada, y sus rodillas le recriminaban de momento tal cosa.

-Si… Están en el piso de arriba, a esta altura del pasillo…. Y no te preocupes por esto, ya lo arreglaran.- Contesto, mientras aun la sorpresa no terminaba de irse de sus bonitas facciones. Observo entonces como Kassandra hacia una pequeña reverencia y partía caminando con su mascota hacia el lugar indicado. La eterna niña y su inseparable perro caminaban, como lo hicieron hace unos años, con la misma despreocupación que ahora.

Finalmente, tras una puerta en donde un incipiente bullicio nacía, termino por detenerse. Animándose aunque fuera solo otra sala de conferencias más, tímida tomo la manija de esta, y empujo asomando primero su cabeza. Eran personas que conocía, y que extrañaba muchísimo de ver. Ya con más confianza, abrió la puerta a sus anchas para no solo darse paso a ella, sino también a su mascota que entro primero olfateando el aire, para luego saltar hacia los presentes.


-¡Demonios! ¡No se a quien saludar primero!- Menciono, pero dirigiéndose en primer lugar hacia su queridísimo abuelo Cronos. Todo ese movimiento había sido solo por el, y realmente no tenia que dudar con respecto a quien debía de ir de abrazar primero. Y tal como hacia muchísimos años lo hizo, prácticamente brinco a sus brazos, apretujándolo con fuerza.

-¡Te extrañe muchísimo!- Menciono, mientras sus ojos brillaban con la felicidad.

_________________


Spoiler:
avatar
Kassandra
Aspirante
Aspirante

Mensajes : 7
Puntos : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por Charlie.Black el Mar Ago 07, 2012 11:34 pm


Capitulo 3 (saga camaradas)
Los del Poder Absoluto.
—Me pregunto si estaré haciendo lo correcto... — Meditaba, mientras, a gran velocidad, atravesaba las nubes rumbo a su destino. Su asistencia no era necesaria, se decía, y, dado que no recordaba haber recibido ninguna invitación formal, o que al menos se lo pidiesen directamente, no estaría incumpliendo ningún compromiso de haber decidido no asistir. Sin embargo, pese a estos argumentos, sumados a otros que desde el día anterior se había estado diciendo intentando disuadirse de hacer lo que justo ahora estaba haciendo, y aunque aún no conseguía convencerse por completo de la decisión que había tomado, parecía, hasta el momento, no tener intenciones de cambiar de opinión, pero... ¿Cómo es que terminó, entonces, encontrándose en vuelo camino a aquel reencuentro?. Introdujo su mano a uno de sus bolsillos y de este sacó un pedazo de pergamino con algo escrito en él. Se dispuso a leerlo una vez más, intentando encontrarle razón a su, aparentemente, insólita decisión.



Gordiño…

Bueno, no se si te llegara esta carta. Ciertamente mi magia últimamente se ha visto algo rara, pero bueno. Seguramente aquí tu piensas “siempre has sido rara”. En fin…

No se si lo recordaras, porque tu memoria selectiva es algo caprichosa a veces, pero tenemos que reencontrarnos. Y no, no hablo solo de tú y yo. Hablo de todos. Mi Abuelo pronto volverá, y estaría genial que te vea. Sombra seguro ira, si es que no esta muerto.

Imagínate donde es el lugar, por si las dudas… Es la corporación que tenía cuando mortal hace diez años. No hay modo de que te pierdas, y si no te reconocen (porque estas todo demacrado y feo por los años), diles que vas de parte mía.

Engalánate, no seas perezoso.

Nos vemos, si es que lees esto.

Pd: Te extraño.


El pergamino no llevaba escrito el remitente, pero, por la forma de referirse a él y el hecho de que se lo entregara una lechuza, lo hacían estar seguro de quién la había escrito. Afortunadamente, al inverso llevaba escrita la dirección de la reunión, porque ni idea tenía él dónde quedaba dicha Corporación. Una vez terminó de leer, intentó pensar en razones que le permitieran ver su asistencia como algo positivo. Estaba por reencontrarse con muchos viejos conocidos y amigos que, aunque tratase de hacerse el duro y negarlo, había pensado ya en más de una ocasión en tener la oportunidad de verlos al menos una vez más. Sombra, Kassandra, Vivy, Sable, Odín, entre muchos otros... el poder encontrarse con ellos de nuevo llenaba su memoria de muy gratos recuerdos y eso, sin duda, valía la pena...

...¿La valía?...

—¿A quién quieres engañar, Narrador?... Penélope, ¡Regresemos!. —ordenó Charlie a su dragona, porque no señores, pese a sus muchos intentos, no había conseguido construirse su propio traje de Iron man... aún... Así que la única forma de volar que le quedaba era sobre su dragona,(que, para los desentendidos, no me la acabo de inventar por pura conveniencia, tiene toda una historia que es parte de un antiguo fic.), la misma que había sido criada desde que era un huevo por él y la que, estaba seguro, había sido la autora de la carta que de la reunión le había notificado. La dragona parecía ignorar la orden y comenzó a descender.

—¿No me escuchaste, Penny?, dije que regre... —pero no pudo terminar su frase al notar que habían llegado ya a la ciudad indicada en el pergamino. —Vaya, eres más rápida de lo que recordaba.— La dragona lo miró con una expresión que a él le parecía indicar entre orgullo y regocijo. —Pero no me importa que ya estemos aquí. Volveremos a casa de todas formas. Qué bueno es saber que eres más rápida ahora, así nos tardaremos menos en... — Pero una vez más se vio interrumpido, esta vez por el rugido disconforme de Penélope, que ahora le dirigía una amenazadora mirada, la cual denotaba claramente que no tenía intenciones de regresar y hacer que su viaje haya sido en vano. Charlie lo pensó unos segundos, hasta que finalmente dijo:

—Bien, tú ganas... Pero si me aburro allí será culpa tuya. —Era bien sabido, hasta por Penélope, lo poco sociable que podía Charlie llegar a ser. Pero sabía también que, aunque ni él mismo fuese capaz de darse cuenta, no había forma de que no disfrutase de asistir a aquella reunión.

—Ahora... ¿dónde exactamente queda la Compañía de Sable?. —Aunque el sentido de orientación de la dragona había conseguido llevarlo hasta un punto en la ciudad cercano a donde se encontraba esta, no era lo suficientemente agudo como para llevarlo a la dirección exacta. Penélope emitió un rugido. —No. Sabes muy bien que no me gusta pedir indicaciones.—Respondió Charlie, asumiendo que era eso lo que la dragona sugería. —Solo es cuestión de que ponga en marcha mi instinto y este me guiará directo a nuestro destino.

Transcurrieron 15 minutos hasta que el privilegiado sentido de orientación de Charlie finalmente se cansó de dar vueltas sin sentido por la ciudad y cedió ante las insistencias de Penélope de pedir indicaciones a un hombre que, algo aterrado por tener a una enorme dragona en frente, tras debatirse entre si correr despavorido o responder a la pregunta que el joven le había hecho, levantó temblorosamente su brazo, señalando un enorme edificio no muy lejos de allí. Charlie agradeció y emprendieron vuelo. Pasaron lo suficientemente cerca como para que pudiese sentir sus cosmos pero evitando que ellos pudieran percibir su presencia o la de su dragona. Estando ya seguro del lugar exacto donde se encontraban reunidos, Penélope se dispuso a aterrizar.

—Espera, Penny. Llévame arriba. —La dragona lo miró como intentando adivinar lo que planeaba hacer. —Quiero una entrada dramática. —Aclaró, y una vez que se encontró unos metros por encima del edificio, saltó, cayendo silenciosa e imperceptiblemente en el balcón adyacente al salón donde todos se encontraban reunidos. Entró en él aprovechando que la atención se dirigía al emotivo abrazo de la recién llegada Kassandra a su abuelo y, sin que se diera cuenta, se acercó a uno de los presentes y le comentó en un tono sarcástico y lo suficientemente bajo para no llamar la atención de los demás.

—Qué adorables se ven todos tan felices reunidos, ¿No crees, vago maestro?.


*Mi agradecimiento especial a Kassandra por haber colaborado con la carta.*
avatar
Charlie.Black
SSAP-iens General
SSAP-iens General

Mensajes : 1
Puntos : 0

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por Sable_T el Miér Ago 08, 2012 12:18 pm

Capitulo 4 (Saga Sable)

Bienvenidos mis camaradas!!!

Muchas gracias amigos.

Decía Sable mientras miraba a todos con una gran sonrisa en su rostro… (y una mejilla colorada) lamento el desperfecto q mi hermano ocasiona pero el es así… aun no se acostumbra a convivir con humanos, dioses, semidioses… y miles de mezclas q ya se han permitido…

Saben, desde mi último despertar no han cambiado mucho las cosas… y ustedes… siempre me han demostrado q sin importar el tiempo q transcurra sin importar q todo parezca q desaparece siempre han estado apoyándome…

Diosa Eris… siéntase siempre con el derecho de disponer de mí como guste… si solo tiene bofetadas y regaños no importa vale la pena volver a la vida… solo por esos gustos…

Decía Sable mientras acariciaba su mejilla y miraba de una manera un tanto suave… al acomodar sus gafas… notaba como su hermano titán desaparecía tras las sombras… Sable acomodaba su corbata de repente una joven abrió delicadamente la puerta Sable no le reconoció de principio pues su círculo social era algo cerrado… pero había algo en esos ojos… en eso la joven de un salto y le abrazo el aroma de su cuerpo era bello y de inmediato le recordó…

Nieta! Kassandra! Eres Hermosa sin duda alguna… ha prevalecido la sangre de Titán q heredaste de mi! Sable le abrazaba bien fuerte… le miraba con ojos de padre en eso algo distrajo la atención de Sable…

Charly había llegado…

Sable inclinaba su cabeza para saludar a Charly y este le devolvía el saludo de la misma manera…

Ahora parecía q todos estaban reunidos… una gran familia sin duda… ahora todos esperaban q es lo q Sable tramaba esta vez…

Sable daba un paso al frente y miraba a todos… jactándose de haber reunido… a grandes guerreros a grandes presencias.

Amigos… mis antiguos camaradas tengo un regalo para cada uno de ustedes… es mi mayor agradecimiento… no podrán rechazarlo je! Ya q es parte de mi… en eso… el estomago de Sombra rujia y todos lo notaban… comenzaban a carcajearse mientras Sombra se apenaba…

Sable muy contento… decía…

Vamos compañeros comamos un poco antes de mi regalo!!…

Sable se colocaba de tras de su escritorio y presionaba un botón… para hablar con su secretaria… y le decía…

Hola!. Necesito q esté listo el comedor en lo alto del edificio, en cinco minutos, tres tiempos por favor… q mis invitados están hambrientos.

Si Señor!

Decía la joven sin chistar…

Sable miraba a todos sus compañeros y pensaba de cada uno…

Odín como siempre se conocían demasiado bien… el único del Grupo q es capaz de comenzar una guerra donde incluyera a todos los mundos solo por diversión pues su alma y corazón eran una lanza... lista para ser disparada…

Arsa parecía siempre complacido siempre y cuando sus amigos lo estuvieran es el típico sacrificado del grupo daría todo… por salvar la vida de un amigo… sin duda alguna me gustaría q siempre cuidara mis espaldas…

Vivy, lo bello de sus sentimientos solo se equiparan a la gran destreza q tiene… si tuviese q dejar encargado mi tesoro mas valioso… sin duda a ella se lo encargaría… sin mencionar q es hermosa je!.

Sombra, Sin duda… si tuviese que pelear contra un millón de ciclopes, manticoras, grifos o un ejército entero… pediría a Sombra como mi aliado… su destreza y gran lealtad siempre me han dejado solo buenos momentos acerca de, el… además de q seria divertidísimo!!

Charly, Domador de Dragones lo llamaría yo… siempre fue difícil… hacer entender a estos seres alados… a donde quieres ir… quizás por q las personas q les montan no saben a dónde quieren ir… Charly sin duda sabe a dónde va… por eso solo merece respeto de los Dragones y el mío…

Kassandra, a veces me recuerda tanto… a mí ojala y no cometa los mismos errores… casi no la reconozco… eso tal vez sea un buen augurio quizás esté lista… para ocupar el puesto q verdaderamente merece…

Sable terminaba de mirar a sus compañeros… y les decía síganme por favor…

Vamos a comer…

Salian de la oficina de Sable, y se dirigían al elevador…

Sable metía a todos al elevador… todos apretujados… Sable… presionaba los botones q indicaban… el último piso… los alcanzo… por las escaleras… no puedo entrar… ya no entro jeje… y las puertas se cerraban…

Hermano!..

Decía Sable mientras dirigía su mirada a la oscuridad… prepara todo… en una hora… comenzara…

Hyperion asomaba su cuerpo… y volvía a desaparecer…

_________________










avatar
Sable_T
Titán Cronos
Titán Cronos

Mensajes : 86
Puntos : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por Sable_T el Miér Ago 08, 2012 1:02 pm

Capitulo 4 (Saga Sable)

El Jardín Artificial.

Las puertas del elevador se abrían poco a poco… y dejaban ver un hermoso jardín, este se encontraba en la cima del edificio un lago artificial q podía ser atravesado por un pequeño puente… en una esquina podía mirarse bellos rosales divididos por colores unos metros más adelante alcatraces y margaritas, todo el lugar estaba empastado un árbol de higos se erguía sus frutos se veían jugosos y perfectos…

Se podía mirar como los colibrís se acercaban a las bellas flores… y algunos gusanos de seda caminaban lentamente por las cortezas de las plantas… era tranquilizante el lugar las mariposas de repente se dejaban ver revoloteando entre los invitados de Sable… como si diesen la bienvenida…

La joven secretaria de Sable aparecía dando la bienvenida y decía…

Por favor síganme la mesa está instalada hacia su derecha…

En bello árbol daba una refrescante sombra y debajo de el… una espectacular comida… Sable hace muchos años se hiso de una especia de vicio pues la hidromiel le encantaba… resultado de algunas visitas al país Nórdico…

Así q si algo no faltaría es la Hidromiel seguro q el rey Nórdico estaría más q contento… auq no era la misma calidad q su país de origen era muy parecido… Sable había hecho hasta lo imposible para igualar el sabor y la calidad de tan exquisita bebida…

Una decena de meseros estaban listos… para atender a los ilustres invitados…

En el Sótano del Edifico aparecía un Aron exaltado… no puede ser… no puede ser… debo de salvarla en eso el tatuaje hecho en las palmas de sus manos… con el símbolo de relojes de arena… comenzaba a resplandecer… y se tranquilizaba… al parecer le llamaban… desde las sombras… y solo dos palabras salían de su boca…

Si, Amo.

Sable estaba contento con sus amigos reunidos… y miraba complacido lo q había preparado para todos…

Vamos coman siéntanse cómodos… q días como estos no hay muchos…

Sable pensaba mientras sus amigos tomaban lugar q pocas cosas deberían de ser eternas… entre ellas la amistad…

Sable se acercaba a la mesa y tomaba un trozo de pan y se lo ofrecía a la Diosa Eris y le decía… Anda Diosa… todo es delicioso… si necesitas algo lo mandare traer para ti…

_________________










avatar
Sable_T
Titán Cronos
Titán Cronos

Mensajes : 86
Puntos : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por Arsa el Lun Ago 13, 2012 4:19 pm

Capitulo 4 (Saga Sable)
El Misterioso Jardin Artificial
La dudas embargan la mente del dios herrero, allí con su cabeza ligeramente inclinada y sus ojos cerrados espera con ansiedad el inicio de la reunión, una década atrás, un hombre, su maestro, había decidido retirarse no sin antes convocar a esta reunión, desde entonces un reloj de arena ha estado ubicado en el escritorio del herrero, recordándole que en algún momento llegaría esa reunión, ese momento finalmente llego y ahora se encontraba en aquella oficina con humanos, dioses y titanes con los que tenía un pasado en común y tal vez un futuro.
Las cavilaciones llegan a su fin, no por ser resueltas sino porque su mente debe ocuparse de otro asunto, su antiguo alumno y nueva reencarnación de hyperion, ha entrado en el recinto tomando la mano de eris, aun así, no es necesaria su intervención, pues sable ha podido calmar al titán, además, poco a poco se ha ido llenando el recinto y sable por fin ha dado la bienvenida. Para sorpresa del dios, deben trasladarse a otro lugar para el banquete de recibimiento, un fugaz suspiro sale del cuerpo del herrero mientras se levanta de su asiento.
El ascensor transporta a los invitados hasta el último piso, algo apretujados, logran llegar a su destino, para su sorpresa sable ya se encuentra allí, parece que el titán tiene mejor estado físico del que se podría esperar. En la estancia, habían diversas mesas con platos y bebidas de excelente calidad y para todos los gustos, además, de tener una excelente vista de la ciudad, el lugar había acondicionado como un jardín, un hermoso jardín como los existentes en épocas remotas y de los que hoy solo queda el recuerdo en las historias que los mortales llaman mitos.
Arsa se aleja un poco de los demás invitados, siempre le ha gustado apreciar la naturaleza y caminar por ella normalmente logra despejar sus ideas, varios pasos en dirección aleatoria y el herrero se encuentra justo debajo del gran árbol de higos, que daban una especial y confortable sombra, la mano del dios se extiende hasta alcanzar la corteza del mismo, su sensación es extraña, quizás especial, el cosmos del titán del tiempo se extiende por dicho árbol, como su fuera una parte de su ser, aun así, no es hostil, o por lo menos el dios no lo siente así.
Un nuevo suspiro emerge de su cuerpo, mientras retrocede algunos pasos, y cambia su rumbo, llegando al final de la amplia terraza, allí una simple baranda de cristal impide que algún distraído caiga del edificio, aun así, arsa se recuesta un poco en ella mirando primero hacia el lejano firmamento y luego al horizonte, es raro para el ver nuevamente desde lo alto, como dios, estaba acostumbrado a verlo todo desde lo alto del monte Olimpo, pero desde que decidió vivir como un mortal, su vista ha estado limitada a ver desde el suelo, al igual que los mortales. Cierta tristeza se refleja en sus pensamientos, que poco a poco lo empiezan a apartar de la reunión. Una de sus asistentes se acerca, lo toma por el hombro y le sonríe, sacándolo de sus pensamientos, en su mano trae una bandeja con dos copas, una de vino y la otra de hidromiel, arsa sonríe, y toma la copa con vino, su asistente da media vuelta y camina hacia la mesa donde los demás se acomodan, arsa sonríe y camina detrás de ella hacia el lugar del banquete mientras toma un amplio y profundo sorbo de su copa.

_________________
SOY EL FUEGO QUE QUEMA, DESTRUYE Y DA NUEVA VIDA.... UNETE A MI Y SERAS SALVADO, ODIAME Y SERAS CENIZAS






Tu Sabes Pensar, Aprende a Pensar Por Ti Mismo
avatar
Arsa
Dios Hefesto
Dios Hefesto

Mensajes : 148
Puntos : 100

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por raistlin2 el Mar Ago 14, 2012 9:06 am

La azotea del edificio estaba perfectamente acomodada como un gran jardin. Pero no un jardin como los que suelen verse en el tejado de otros edificios o rascacielos, sino un autentico jardin, como el que cualquiera podria tener en el patio de su casa, con suelo de hierba, flores, setos, y hasta arboles de grandes raices, como por ejemplo la magnifica higera del fondo, lo que indicaba que Sable debia de haber dedicado un piso entero a contener el generoso suelo necesario para tales plantas.

Los dioses, caballeros y amazonas se internaron en el, guiados por su anfitrion, que los llevo hasta la mesa donde estaban preparados las bandejas con comida y las botellas con la bebida.
El dios nordico no puedo menos que sonreir cuando vio que sobre la mesa no solo habia copas con vino sino tambien jarras con una bebida amarillenta que desde luego no era cerveza, sino hidromiel. Inmediatamente, al as, fue a coger una copa para catar la bebida, y ver hasta que punto el titan podia conseguir articulos del norte, pero se detubo antes de tomar la copa. Al fondo de la mesa, junto a otras copas de cristal, habia tambien un gran cuerno de uro vaciado y adornado, lleno ya hasta el borde de la dorada bebida. En dos pasos, Odin, se acerco, lo tomo, y lo vacio de un solo trago. La hidromiel que contenia era de una calidad excepcional. Desde luego no era comparable a la que
manaba de las tetas de Heidrun, pero habia reyes que habian ido a la guerra por otras peores.

Volviendo a llenar el cuerno, el dios lo levanto en direccion a Sable, mostrandole su aprobacion de la bebida, y antes de vaciarlo de nuevo, tomo una larga loncha de jamon curado de una de las bandejas, que deboro con un trozo de pan. Quizas ahora que alguien habia decidio probar la bebida y la comida, el resto se atrevieran a catarla tambien.

_________________




No somos los corderos de un dios que nos es extraño. Somos los lobos de Odin.

Spoiler:











NIVEL MASTER

Nivel 68
Ganadas 50
Empatadas 2
Perdidas 7
Alumnos 28
Nivel Por Mejor Batalla 2008/2009
3 niveles por reunir las 5 reliquias
2 Niveles por invasion al Santuario 2010

avatar
raistlin2
Dios Odín
Dios Odín

Mensajes : 130
Puntos : 159

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por sombradelgeminis el Mar Ago 14, 2012 4:34 pm

-Supongo que así deben ser las reuniones, por cierto es bueno verte aquí vago.

Había pasado bastantes años desde la ultima vez que su alumno se hacia presente y mas en un evento de esta indole pero era algo normal para una reunion que distaba de ser normal, enemigos por la historia y amigos en esta nueva era, realmente en el interior se sentia feliz de verles a todos ahi.

-Por cierto buena entrada.

Fue lo ultimoq ue alcanzo a decirle a su mano derecha y alumno antes de que sable empezara a hablar y que su estomago silenciara a todos los presentes y un leve sonrojo se apoderara de su rosto, pero como lo inmagino la reunion no solo seria en esa sala de juntas y ahora se dirigian al comedor que conociendo a sable seria algo que distaria de un comedor normal.

El andar por todo aquel lugar le hizo ver toda la empresa y noto algo extraño, cada empleado tenia un reloj de arena en su cuello, fruncio el ojo ante eso, su maestro estaba ideando algo por que no recordaba eso hace una decada atras, sin darle tanta importancia a eso siguio a los demas.

La comida habia sido excelente tal cmo lo esperaba de su maestro, y ni que decir del "comedor" que habia diseñado en esta ocasión se recosto levemente en el árbol pero cuando iva a dormitar vino a su mente la imagen del reloj de arena, chasqueo la lengua y se escabullo del lugar para investigar un poco.

Despues del recorrido que llevaba logro ver como lso trabajadores no estaban trabajando en si todos hacian como si trabajasen pero solo era una ilusion a la par de ese reloj en ellos, sonrio divertido esperando a ver la sorpresa que les traeria todo eso a ellos. Se dio prisa en volver al jardin sin importarle que algunos empleados le miraban de una forma extraña... busco a su maestro que departia de la bebida con odín, camino hasta donde estaban tomando una copa.

-Que sorpresa nos tienes preparada

_________________

Spoiler:


: 1 : 1 : 1 : 1
avatar
sombradelgeminis
Santo de oro de Géminis
Santo de oro de Géminis

Mensajes : 344
Puntos : 225

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por chechox el Lun Ago 20, 2012 3:38 pm

El castillo de Cronos era un lugar gigantesco, realmente era algo increíble, el muchacho a pesar de las varias veces que había estado en aquel lugar no dejaba de sorprenderse, sin embargo esta vez el castillo estaba un poco cambiado, debido a la llegada de su propietario, nuevas fotos de la antigüedad adornaban uno de los salones, guerras antiguas, antiguos camaradas, guerreros ancestrales, como también episodios de la vida del rey titán, otro de los cuartos estaba lleno de cosas “humanas”, calculadoras, relojes y vestuarios entre otras cosas, varios salones fueron visitados por el muchacho, que buscaba imperiosamente algo dentro del lugar, esta habitación estaba llena de objetos brillantes, espadas, armaduras, escudos, trofeos, y en un rincón en la oscuridad detrás de un estante gigante, estaba lo que el joven buscaba.

El banquete que se llevaba a cabo en el lugar, estaba bastante avanzado, los comensales disfrutaban de la comida, y de una cálida conversación, un sonido hacia que el anfitrión debiera pedir disculpas, su celular estaba sonando:

Chechox: ¿Alo?

Cronos: jaja ¿Que sucede?

Chechox: Señor necesito que detenga el tiempo.

Cronos: Concedido.

Chechox: y también necesito una teletransportación.

Pasaron unos segundos y gracias a la ayuda de Cronos, el muchacho ahora estaba frente a todos los comensales inmóviles afectados por al detención temporal.

Chechox: Muchas gracias señor, la verdad no se como le pueden gustar estas cosas, hablar por esto que llaman celular, es una verdadera estupidez.

Cronos: Chico debes encontrarle lo positivo, te permite estar en cualquier lugar y comunicarte.

Chechox: La verdad, en este momento eso no es lo importante.

Cronos: Supongo que traes novedades.

Chechox: Señor, deje demostrarle como he mejorado, puedo destruir toda esta basura.

Cronos: Es una gran tentación, pero no puedo dejarte hacer eso.

Chechox: uff esta bien, debo devolverle esto.

El joven le entrego un pequeño reloj de arena al rey titán y luego dijo:

Chechox: Es un excelente invento, viajar entre épocas, y entre el tiempo es algo extraordinario, esta todo en orden, y es momento.

Cronos: Muy bien supongo que quieres ver lo que pasara, ya veras como no podrán resistirse nos vemos pronto…

_________________



"El dominio de las sombras hecho titán"
avatar
chechox
Titán Hyperión
Titán Hyperión

Mensajes : 73
Puntos : 60

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por Sable_T el Jue Ago 23, 2012 2:33 pm

Capitulo 5 (Saga Sable)

Melancolía.

Arriba en lo alto del rascacielos… se podía notar el ambiente, tranquilo y suave… todos mis amigos estaban reunidos… todos estaban ahí por mi, festejando mi llegada, festejando nuestra reunión de hacia ya años de habernos separado…

La diosa Eris aun se hacia la difícil reacia a mostrar un poco de gentileza hacia mi… era obvio… siempre desaparezco… tal vez hoy desaparezca también… auq no puedo evitar estar contento… por mirarla…

Vamos Diosa… comparta con nosotros… Sable extendía su mano… y le miraba tiernamente… mientras caminaba hacia atrás para q la diosa le siguiera…

Eris noto algo de inmediato… las miradas de Sable tenían un mensaje… q era casi imperceptible… decía… Regresa a mi… era algo hipnótico casi subliminal… pero los ojos de Sable estaban fijos en la Diosa… q sin pensarlo mucho, le tomo de la mano… al sentir su mano noto q era tibia y agradable… Sable le respondía con una sonrisa… y le jalaba suavemente hacia la mesa donde todos estaban comiendo…

Sable miraba a todos… y se notaban divertidos…

Mi nieta hablaba con Charly muy entretenida mientras le daba trozos de carne a Apobo… Arsa aun estaba impresionado con la rareza del jardín… parecía q no lo creía… y tocaba las cortezas de los arboles… y en algunos momentos era molestado por los insectos… q reclamaban su lugar… Odín parecía tranquilo… tomando tragos y tragos de hidromiel… ojala y no se emborrache mucho… ya q al parecer… lo estaba combinando con algo de tequila! Seguro le pareció muy suave mi mezcla para su garganta ya tan curtida jeje… A sombra tengo tiempo q no le veo… seguro ha de estar mirando por allí suele ser muy curioso… y seguro ya se dio cuenta q varias cosas en este lugar no encajan…

Vamos!! Sable Suéltalo ya!!

Decía El Dios Odín q se le podía notar un poco alterado por la combinación de Hidro Miel y tequila…

De inmediato… Arsa se ponía de pie… y decía… q fue lo q paso!!! Por q usaste tu cosmo, Kassandra, Charly, e incluso sombra q estaba lejos del jardín se dieron cuenta de q Sable había usado su cosmos de una manera un tanto inquietante… pues se sintió como un fuerte choque de energía emanaba de el…

Sable sonreía e inclinaba su cabeza… y decía… lo lamento… solo quiero q sea perfecto… miren al cielo…

Han pasado cuatro horas desde su llegada y aun estamos en una bella mañana… con unas nubes preciosas… q no se han movido ni un solo centímetro… desde nuestra llegada a este jardín… no los quiero engañar… todo este lugar está perfectamente diseñado… para q gocemos de un momento… agradable… sin q preocuparnos por lo q debemos de hacer… ni a donde ir…

De repente Sable sintió una mirada rara de todos…

Pues Sable aun tenía bien tomada de la mano a la Diosa Eris… era una buena imagen pero la Diosa comenzó a sentirse un poco incomoda.. por lo sucedido… todos comenzaron a reír… Sable se sonrojaba… y le soltaba delicadamente la mano a la Diosa…

_________________










avatar
Sable_T
Titán Cronos
Titán Cronos

Mensajes : 86
Puntos : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por vivy63 el Mar Ago 28, 2012 11:07 am

Las mejillas de Eris se encontraban completamente sonrojadas ante la actitud de Cronos, ella no sabia que esperar de él ahora, había intentado huir tras su reencuentro pero la llegada de Hefestus y sombra se lo habían impedido y ahora se encontraba allí de pie, frente a todas las personas que habían sido importantes en s pasado y el... sus miradas la tenían absorta, nerviosa y complacida a la vez...

confundida y casi hipnotizada, la Diosa toma la mano del Titan sin evitar sonreír.... lo sigue saber lo que hace, camina en silencio por donde él la guía.... se siente flotar mientras el la sostiene delicadamente de la mano.

Junto a la mesa, se encuentra su bebida favorita, una copa de la cual emanaba el delicioso olor del vino tinto favorito de la Diosa, Cronos realmente se había esmerado en complacerlos a todos, ella especialmente se encontraba cautiva por la atenciones que le estaba profesando¡¡¡

pero algo la tenia inquieta, algo extraño ocurría, y ella solo pensaba en besarle... se moría de ganas por abrazarlo y llorar como una niña entre sus brazos, quería que él la cuidara y le amara como antes.... las mariposas en su estomago parecían querer salir... y de repente, de nuevo sola, su mano de nuevo se encontraba vacía y ella se sentía sola y abandonada nuevamente...

Así era el Titan del Tiempo, y ella siempre caía en su absurdo juego.... la Diosa camina en silencio de nuevo hacia los jardines que bellamente colgaban en el ultimo piso de aquel lugar... el viento jugaba con su cabellera, sus ojos se cerraban mientras ella intentaba calmar su corazón....

De reojo observa la escena, tan familiar aquella cena y sin embargo tan ajena a todo esto.... la diosa quería huir de allí y sin decir una sola palabra cruzo rápidamente la terraza, tomo el ascensor y salio de allí tan rápido como pudo.... cruzo la puerta del edificio, acelero el paso y se perdió entre la multitud que transitaba en las atestadas calles neoyorquinas....

Sin mirar atrás, la Diosa salio de la allí, decidida también a salir para siempre de la vida de Sable, ahora ella era quien huía de el, dispuesta a no regresar jamas.... su temor fue mas grande que su amor.... su rencor le gano a todo lo bello que el le ofrecía ahora...

La diosa odiaba tanto al titan aquel día, como llegase a amarle en antaño.... ahora el era su enemigo y solo deseaba verlo destruido.... lo único que pensaba la Diosa era en regresar a su hogar, hundirse en su cama, perderse entre las sabanas con uno de sus amantes y borrarse el aroma de su cercanía como le fuese posible....

_________________
[flash][/flash]
avatar
vivy63
Diosa Eris
Diosa Eris

Mensajes : 52
Puntos : 13

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por Arsa el Sáb Oct 06, 2012 9:43 am

Capitulo 7
(Ira)


En el exterior el día transcurría con su peculiar y monótono camino, los habitantes de New York continúan con sus vidas, desconociendo lo que sucede en la terraza de aquel edificio con grandes ventanales. Pocos notan que de allí ha salido una mujer hermosamente ataviada y con cara de pocos amigos aun cuando sus ojos no pueden evitar llenarse de lágrimas que buscan rodar por sus mejillas, pronto se convierte en una persona más entre la multitud que camina por la gran manzana.

Hefesto se ha retirado de la mesa dejando su copa a un lado, sus pasos lo dirigen hacia el final de la terraza, justo encima de la entrada principal del edificio, desde allí ve como su amiga se aleja caminando, la ira de su cosmos se siente aun en el espacio dominado por el poder del titán. Odín aun recrimina a sable por el uso de su cosmo-energia mientras los demás indagan sobre el por qué tenerlos en un lugar donde el tiempo no pasa.

-Señor, está seguro que debemos quedarnos en este lugar? – las palabras de sus asistentes hacen reaccionar al herrero que intenta seguir con la mirada a la diosa. –Siempre tan voluntariosa- piensa mientras sus ojos continúan mirando hacia el mundo que se extiende a sus pies. –Estén preparadas, nunca se sabe con qué sorpresa pueda salir sable – responde el dios mientras de reojo mira al titán.

Titán… titán… la palabra retumba en su cabeza, su cuerpo gira completamente buscando con su mirada algo que hasta el momento había pasado, en la sala de juntas chechox se había presentado, pero donde estaba? no recordaba verlo en la terraza, ni en la mesa, y ahora sable usaba su cosmos… algo no encaja, pero qué?...

El dios se dirige a la chica rubia que lo acompaña, se acerca lentamente a su rostro, gira su cabeza y en su oído pronuncia una orden en griego – Encuentra a Checho, tráeme a hiperón- el ritual lo termina con corto beso en la mejilla de la mujer, quien asiente con la cabeza y se aleja del lugar siguiendo los pasos de la discordia.

Un suspiro y el dios está listo para increpar al titán, se acerca con paso decidido hasta donde sable se encuentra hablando con Odín, al llegar los dos hombres callan, hefesto mira a sable fijamente. –Por que no nos dices de una vez que pretendes?- increpa el dios. Sable lo mira, su rostro no refleja ningún asombro, ninguna señal de sentirse acorralado.

Hefesto se enoja aun mas, su maestro siempre aparenta tener todo fríamente calculado y pareciera que en esta ocasión todos han actuado como él lo desea…

_________________
SOY EL FUEGO QUE QUEMA, DESTRUYE Y DA NUEVA VIDA.... UNETE A MI Y SERAS SALVADO, ODIAME Y SERAS CENIZAS






Tu Sabes Pensar, Aprende a Pensar Por Ti Mismo
avatar
Arsa
Dios Hefesto
Dios Hefesto

Mensajes : 148
Puntos : 100

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por chechox el Mar Oct 09, 2012 3:25 pm

Capitulo 8

Sorpresas, el titan que siente odio, y un camino sin salida.


Si fuera tú, haría dos cosas, la primera seria mutilarme cada día de mi asquerosa vida como diosa hasta pedirle al mugroso Zeus que me asesine, y lo segundo es no dar un paso más o romperé las reglas….

La diosa secaba sus lágrimas y frenaba para identificar de quien venia esa ofensa, no era muy difícil saberlo, al tener una mejor vista la diosa noto que no había nadie más a su alrededor que el titán entonces dijo:

Vivy: ¿Nadie más podría hablar de tal manera? ¿Pretendes que te haga caso?

Una respiración honda antes de volver a hablar, el titán comenzó a caminar muy muy lentamente acercándose a la diosa, efectivamente en el lugar solo estaban ellos, esta vez la presencia del titán era distinta, el cosmos estaba muy oscurecido mucho mas de lo normal, el odio emanaba por todo su cuerpo, esta vez el poder del muchacho no tenia control, igualmente el aspecto del chico parecía el de alguien que estaba cansado, los ojos del muchacho aunque cansados estaban llenos de furia, la voz del muchacho también sufría cambios esta vez era como si hablara desde un vacío absoluto, en un ambiente que se notaba oscuro y lleno de silencio el titán dijo:

Chechox: Que fácil es ser valiente cuando sabes que eres la protegida, supongo que estas tan desconcentrada que ni siquiera notaste mi presencia, típico de los asquerosos dioses.

Ante un nuevo insulto la diosa lanzo con todas sus fuerzas en contra del titán, pero la sorpresa para ella fue enorme al ver que la manzana salió disparada atravesando al muchacho y rodando por el suelo.

Chechox: Ahórrate los ataques absurdos, solo era una ilusión, no me interesa estar cerca de alguien como tu, y tendré que explicar que sucede, tu distracción te impide ver todo a tu alrededor, es evidente que no puedes salir tan fácil de este lugar.

Vivy: No esperaba menos de alguien como tu, vives de la mentira y de la oscuridad, que es lo que quieres.

De pronto, la imagen del titán desapareció, para volver a aparecer justo en frente de la diosa, dándole un pequeño susto, luego volvió a alejarse para decir:

Chechox: Tus defensas están horribles, podría matarte en lo que tu ojo parpadee, sencillo haz estado todo el tiempo en el laberinto del gran Cronos, y por las buenas debes seguirme.

Vivy: No volveré a ese lugar y no seas idiota no te seguiré.

Chechox: Suponía que algo así pasaría, pero supongo que pudiste notar algo, el viento se hace pesado no?... alrededor de tu cuerpo ráfagas de aire oscuro te rodean y donde yo vaya iras, y otra cosa no me hables durante el camino.

Así fue como el titán caminaba rumbo al castillo, la diosa se resistía pero el aire a su alrededor parecía el metal mas duro, estaba muy furiosa pero esto entretenía al titán quien con sus manos presionadas aumentaba la presión de la prisión de la diosa haciendo que los esfuerzos de esta por escaparse fueran en vano.

Rápidamente el titán subió las escaleras con la “prisionera” a su espalda, voces parecían encarar al titán del tiempo, fue entonces que todo esto se interrumpió con una potente patada para abrir la puerta de parte de Hiperion quien en su espalda traía a una enfurecida diosa de la discordia quien tenia su cosmos tan elevado que parecía que en cualquier minuto explotaría y en el hombro derecho del muchacho traía una chica rubia adormecida:

Chechox: Que sea menor no significa que no tenga la razón, hermano cuando digo que es mala idea es verdad, que ambiente mas tenso, esta diosa quiere huir, y no se quien es el absurdo que envía a esta mujer a digamos ¿buscarme?

El titán sabía que había sido su maestro pero quería poner más tensión y rabia en los asistentes.

Cronos: Jaja siempre a tiempo, creo que ya es hora.

Chechox: ¿Solo dirás eso?, no esperaba mas, que interesante, veo que debo ser el comunicador, odio hablar con estas basuras pero solo lo diré una vez:

Terminada esta gran comida y esperando que hayan disfrutado, el postre será lo mejor asi que muevan sus asquerosos pies y síganme.

Odin y Hefesto ya no aguantaron más y se abalanzaron sobre el titán, pero ambos fallaron sus ataques…

Chechox: Mi maestro ataca, me pregunto si es por la chica o solo quiere golpear, esa mujer solo esta dormida, y odin quien te crees? estas en el castillo de cronos, ni aunque lo intentes lo lograras, estamos en un tiempo modificado.

Durante todo el dialogo del muchacho, Cronos solo limpiaba su traje y asentía con su cabeza cada palabra de su hermano menor, los dioses miraban con una expresión de duda al titán del tiempo que ya giraba y comenzaba a caminar para que lo siguieran…

_________________



"El dominio de las sombras hecho titán"
avatar
chechox
Titán Hyperión
Titán Hyperión

Mensajes : 73
Puntos : 60

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por raistlin2 el Miér Oct 10, 2012 1:17 pm

El titan comenzaba a caminar para salir de la terraza, pero pocos de entre los presentes parecian tener intencion de seguirle. Los ultimos hechos habian enrarecido el ambiente inicialmente amistoso de la reunion y ahora casi todos se limitaban a observar los hechos y tratar de entender que estaba ocurriendo.

Hefesto y Odin trataron de detener a Hiperion cuando aparecio en la terraza dando una patada a la puerta y con ambas feminas con el, y aunque no lo consiguieron, las siguientes palabras del titan si tuvieron algo de efecto.
Ya fuera por que la hidromiel traida por Sable habia avivado ligeramente la sangre guerrera del As, o por que las palabras de Chechox sonaron muy parecidas a los multiples retos y apuestas de las fiestas de Valhalla, lo cierto es que Odin hizo estallar de una manera increible su cosmos por toda la terraza, haciendo que la mayoria de los presentes se cubrieran la cara por la sorpresa, y ahogando con ello el del joven titan, que callo al suelo inmovil, dejando caer a la compañera de Hefesto (la cual fue habilmente recogida en brazos por este) y liberando a vivy.

Tras esta fuerte demostracion, el cosmos del As se tranquilizo un poco, aunque aun siguio manteniendo completamente inmovil al titan en el suelo, mientras este trataba de liberarse.

-Puede que estemos en el castillo de Cronos, y que el tiempo este modificado, pero te recuerdo que yo he conocido mas tiempos que cualquiera de vosotros. Ninguno de ellos podra atarme.
Yo se quien soy, espero que no seas tu quien lo olvide.

Y tras estas palabras con el joven titan, el dios nordico se dirigio ahora a Cronos.

-Bueno, Sable, parece que los animos de la fiesta no son los que esperabas. ¿Por que no desvelas ya la gran sorpresa que seguro que nos preparas?

Sin esperar la respuesta del mas joven de los titanes, el dios nordico apago completamente el cosmos, liberando con ello a hiperion, y se dirigio a la mesa, con la intencion de rellenar de nuevo el cuerno con la escelente hidromiel traida por Cronos.

AL verse libre de nuevo, Chechox se levanto con la furia brillando en sus ojos, pero fue detenido por Cronos, que poniendole una mano en el pecho le dirogio unas cortas palabras antes de volverse a los demas.

-Bueno, parece que no estas dispuestos a seguirnos, y que el ambiente de la fiesta se ha roto... En fin, tendremos que desvelar el secreto aqui. Vete y traelas.

_________________




No somos los corderos de un dios que nos es extraño. Somos los lobos de Odin.

Spoiler:











NIVEL MASTER

Nivel 68
Ganadas 50
Empatadas 2
Perdidas 7
Alumnos 28
Nivel Por Mejor Batalla 2008/2009
3 niveles por reunir las 5 reliquias
2 Niveles por invasion al Santuario 2010

avatar
raistlin2
Dios Odín
Dios Odín

Mensajes : 130
Puntos : 159

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por sombradelgeminis el Jue Oct 11, 2012 10:14 pm

Sombra se habia mantenido distante desde que habia regresado y ver a los trabajadores de su maestro, pudo seguir con toda tranquilidad a la diosa de la discordia solo con su cosmo pero le habia parecido inapropiado el como habia actuado el pequeño hyperion, pero en ese momento habia algo mas que lo tenia inmerso.

"Tu eres de los pocos que podrian hacerlo cambiar de parecer... por favor salva a rebeca"


Sonrio de medio lado mientras se mantenia con los ojos cerrados recordando las palabras que le dijo aron cuando pude acercarse a el sin ser visto por el titan, era gracioso su maestro seguia utilizando el mismo metodo de siempre, de vez en cuando era bueno saber que algunas cuestiones no sufrian modificaciones, abrio lentamente los ojos estirandose y desperesozandose de estar recostado en aquel árbol viendo el alboroto que habian formado hyperion, hefesto y odín, se levanto tranquilamente mientras exparcia su cosmo por todo el lugar sin que nadie se diese cuenta, se levanto limpiando lentamente su atuendo desaparecio de ese lugar para solo tomar el rostro de hyperion y estamparlo contra la pared cuando este hablaba con su maestro.

Sombra.- No hagas tanto alboroto... es molesto cuando uno quiere descansar un tiempo...

Despues de eso lo solto y empezo a caminar de nuevo en dirección al árbol que hasta hace poco ocupaba para dormitar volteando a ver su maestro de reojo haciendo un ademan de que prosiguiera mientras se tiraba de nuevo tranquilamente.

Sombra.- Todos deberian estar disfrutando del lugar y descansando no quieran llegar al climax de inmediato todo debe tener su tiempo.





_________________

Spoiler:


: 1 : 1 : 1 : 1
avatar
sombradelgeminis
Santo de oro de Géminis
Santo de oro de Géminis

Mensajes : 344
Puntos : 225

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por Kassandra el Sáb Oct 13, 2012 9:41 am

Quizás había ido demasiado formal ese día, la situación misma lo ameritaba con urgencia. Reencontrarse con camaradas de hace años no es poca cosa, y sin embargo, algo mas en lo profundo de su ser le punzaba. ¿Habría sido buena idea haber llevado a su queridísima y adorada mascota? Claro, lo peor que podría pasarle, era que le sucediera algo al cachorro. ¿Miedo a la muerte? Solo por el, que ella ya la había sufrido, y la habia vencido, para verse encerrada en un ciclo sin fin de miseria. La vida no se manifestó mas que solo como una larga agonía desde siempre, y ahora, siendo inmortal…. ¿Qué es mas desdichado, el mortal que sufre desde su nacimiento hasta muerte, o ese miserable que jamás lograría encontrar en su carne y alma lo que llaman la paz eterna? Pobre de la pequeña de cabellos dorados como el sol, que aparentemente la calida luz de la existencia la ha cegado, y poco se emociona al sentir nuevamente el aire con dulce aroma a flores en sus pulmones.

La existencia se vuelve tan banal como sorprendente por cada segundo que transcurre… Pero… ¿Qué pasaría si por algún motivo, el tiempo se detuviera por siempre?


-Después de todo, en un ambiente lleno de fuerzas sobrenaturales e inmortales…. ¿Temerá la palabra “imposible” por lo risible que se vuelve su significado?- Pensó, mientras que una ligera sonrisa se dibujaba con bastante ironía en su rostro. Bebía un poco de jugo mientras le pasaba todos sus bocados a su mascota al lado. Ya tendría tiempo para comer más tarde, y sinceramente no le llamaba la atención la carne que servían como plato principal en ese festín propio de los poderosos. Ya llegaría, y esperaría paciente que su adorado Titán hubiera encargado esos panecillos dulces que siempre fueron su tentación insuperable. Si hubiera un camino directamente al infierno con la certera maldición de sufrir eternamente a cambio de un panecillo dulce, ella iría, y sin dudar.

-Hey… ¿Quieres apostar a que pasara…?- Menciono tratando de ahogar una leve risilla mientras desviaba ahora su mirada a su compañero de clan, y mas que eso, gran amigo. –Aunque claro, no es que crea que las rutas van a irse por otro lugar… Con que este mi abuela y un titán mas será suficiente para que todo se convierta en…. ¡Demonios, sabia que no tendría que haber traído a Apolo!- Dijo ya en ultima instancia con un tono de preocupación bastante elevado. Su mirada de pasar a ser una que planeaba con malicia alguna que otra hipótesis, se vio instantáneamente opacada por el brillo de la desesperación misma. Lo volvió a ver, ahí, durmiéndose a sus pies mientras golpeaba al suelo con su cola por la alegría de que ambos intercambiaran miradas…

-Charlie… Ya sabes, cualquier cosa, no nos separemos. Necesito que me ayudes a cuidar a Apolo.- Dictamino ahora, con bastante rudeza en un tono bastante asertivo por no considerarlo amenazante. Lo vio fijo con sus ojos verdes, clavándolos como si fueran puñales a punto de atravesar carne cuando un sonido seco la hizo desviar la mirada. ¿Lograba reconocer a la persona que traía a Eris y otra rubia inconsciente…? Pasaron unos segundos hasta que la expresión inquisitiva de sus rostro aviso que hallo la respuesta. No le sorprendía que estuviera en ese lugar, después de todo era un colega de su abuelo, pero si le sorprendía era porque cargaba a esas mujeres así. ¿Se habían puesto borrachas tan rápido que ni siquiera lo noto? Pero obviamente allí había algo más que solo eso. Los ánimos fueron convulsionados en menos de unos segundos, cuando Odín y Hefestos se levantaron a intentar golpear al titán. Posteriormente empezaron a hablar sobre unas cuestiones que ya no entendía. Y eso no lo gusto en lo absoluto ya nada a Kassandra.

-¿Cómo crees que se puede estar disfrutando ver como se intentan desencajar la mandíbula a golpes? Bien… No… No me parece que sea momento de hacer como si no pasara nada…- Exclamo bastante molesta hacia Sombra, mientras se ponía de pie. Ya no quería estar sentada, ni mucho menos seguir esperando a los panecillos dulces. A lo mejor simplemente se quería ir de ese lugar. Los conflictos no habían sido nunca de su agrado, más aun cuando estos involucraban a gente que no solo conocía y respetaba, sino que amaba. Aunque un sabor amargo le hacia dar cuenta de que si intentaba irse en ese instante, no lograría hacerlo.

-¿Y de que secreto hablan…? Saben, ya no soy una niña. Creo que tengo la suficiente edad para que le anden dando vueltas a los asuntos o se refieran a estos en secreto. Creo que los que no saben nada en este lugar, ya se están esperando lo peor o algo muy similar.- Termino de interrogar al aire, con bastante molestia, dejando entrever ese carácter inquisidor y poco paciente cuando sucumbía a su molestia. ¿Quiénes se habían creído? Ella había ido con las mejores de las intenciones a pasarlo bien, a crear después de tantísimo tiempo un lindo recuerdo, más sin embargo se topaba con aquellos.

Por mucho tiempo intento convencerse de que su mala suerte solo se debía a ella. Que desde que se había convertido en una diosa, los demás dioses no tenían nada que ver respecto a lo que en su vida sucedía, pero ahora… Se encontraba con la mascarada de que toda esa fiesta escondía algo más, y tras la violencia mostrada, dudaba gravemente que fuera algo grato a su corazón… ¿Entonces, Kassandra empezaba a sospechar, que a lo mejor, los dioses si estaban involucrados con sus desgracias? Si, y era simplemente imperdonable.

Jugar con la ilusión de una niña que siguió creyendo en las hadas, aun cuando la última fue descuartizada frente a sus ojos… Acciones como esas solo desdibujaban mas lo maltrecho que resguardaba de su psiquis y lastimado corazón.


_________________


Spoiler:
avatar
Kassandra
Aspirante
Aspirante

Mensajes : 7
Puntos : 3

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por Sable_T el Lun Oct 22, 2012 2:00 pm

Capitulo 6 (Saga Imperio)

La Prisionera del Yggdrasil

No se dejen engañar mis camaradas, si quisiera hacerles daño no los reuniría a todos y mucho menos sería tan sínico para traer a mi preciada Nieta a este lugar, donde una guerra seria desatada, esto todo lo contrario mis camaradas.

Sable comenzaba a desabotonar su pesado abrigo sus ojos grises estaban fijos al horizonte sus cabellos del mismo color caían delicadamente sobre su rostro el abrigo negro caía al piso y se podía mirar el dorso desnudo de Sable, su tono de piel no era pálido pero era muy inusual, Sable se quitaba los anteojos y los arrojaba al suelo al caer los cristales se rompían

Entiendo q estén impacientes ya, yo también lo estoy, quieren ya mi regalo quieren ver lo q he preparado para ustedes.

Sable tocaba su pecho con su mano derecha y decía. Cronos usare de nuevo tu cosmos! Sable comenzaba a sacar de su pecho un liquido rojo sin duda se trataba de su sangre q había extraído tras colocar sus dedos sobre su pecho y decía!

Arkhein Phainomenon!!!

Esta vez Sable no contenía su cosmos!

Sable creaba un enorme pentagrama a sus pies con su sangre derramada y levantaba su mano con gran fuerza a la par de los movimientos de su mano, el pentagrama comenzaba a levantarse! desde el estacionamiento miraban sin inmutarse algunos empleados de Sable, miraban lo alto del edificio y en la cima de este se notaba el enorme pentagrama q era levantado y poco a poco crecía como si fuese a engullir al edificio entero.

Odín no se inmutaba con la fuerza del Titán, solo cruzaba sus brazos auq no tenía ni la más remota idea de lo q el Titán tramaba, auq sus sentidos comenzaba a inquietarse algo no era común en ese cosmos…

Hefestos, de inmediato se exaltaba y como era normal Trato de atacar al Titán, no con el afán de dañarlo si no de controlarlo pues temía por el bienestar del grupo chispas y fuego eran rechazados de inmediato por el cosmos de Sable quien amablemente decía.

Ya te lo he dicho Hefesto, no te preocupes, después de eso no tendrás q preocuparte por protegernos!

Después de escuchar esas palabras Sombra se levantaba de inmediato, anteriormente en el Clan Rozan Sable ya había hablado al respecto hace ya, varios años. Y recordaba.

En lo alto de la montaña destino se podía mirar a Sable quien en ese entonces lucia como un anciano miraba el espectacular paisaje afuera de su palacio del Destino, a un lado de el se miraba a Sombra un poco más joven q ahora, vistiendo su espectacular armadura dorada solo acompañaba a Sable a mirar el paisaje después de un largo tiempo en silencio Sombra le preguntaba a su Maestro.

Mientras miraba a un pequeño grupo de jóvenes q entrenaban arduamente en el Rio del Rozan.

Sera posible protegerlos a todos?

Sable se quedaba en silencio un momento y después decía, si los más grandes guerreros, si los que verdaderamente tienen el poder fueran hermanos, el mundo sería como sus principios seria el paraíso q fue, una edad dorada, ya no tendrias q preocuparte por protegerlos.

Sombra solo sonreía sin entender mucho lo q su maestro qria decir pero le dejaba un agradable sentimiento lo de la hermandad sonaba genial.

Ya en lo alto del edificio de Sable Sombra miraba como el poder de su Maestro comenzaba a disminuir, al parecer se había estabilizado la invocación y comenzaba a disminuir su tamaño hasta caber en la palma de la mano de Sable.

Leven Arbos!

Decía Sable mientras le soplaba a la pequeña invocación q salía disparada de su mano… hacia el laberinto de arbustos q se encontraba en el jardín trasero del Edificio de Sable. El Sauzal q nacía en medio del laberinto abría sus raíces y engullía la invocación de Sable.

Sable decía!

Saben amigos míos, mi vida ha sido tranquila, dedicándome solo ha hacer lo q me gusta hacer.

Sable relajaba su cuerpo y levantaba su mano derecha y la miraba lucia un poco quemada por sostener la invocación de la modificación de los fenómenos, y la empuñaba miraba al Dios Hefestos y después a su bella nieta y le sonreía gentilmente y le decía.

Todo va a estar bien, solo confía en mí, no quiero q nada te pase yo te protegeré decía Sable mientras le miraba tiernamente, en eso un fuerte estruendo se escuchaba por todo el lugar.

El Sauzal comenzaba a partirse por la mitad dando paso a un hermoso Fresno q comenzaba a crecer de una manera desenfrenada fuertes ramas comenzaban a crecer tan fuertes y gruesas como edificios enteros, en el tronco del Yggdrasil podía mirarse algo espectacular y a la vez aterrador.

Una hermosa mujer, hermosa en todas las razas del mundo entero aparecía absorbida por el Yggdrasil, su piel era áspera como la madera sus brazos y piernas estaban fusionadas totalmente por el árbol, q al parecer se alimentaba de ella o viceversa.

Sable estaba en la cima del Edificio q poco a poco se desmoronaba por las raíces del Árbol de la Vida, sus cabellos se movían a la par del viento, mientras miraba fijamente a la mujer q parecía fusionada con el árbol.

Sable empuñaba sus manos.

_________________










avatar
Sable_T
Titán Cronos
Titán Cronos

Mensajes : 86
Puntos : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por sombradelgeminis el Miér Oct 24, 2012 11:41 am

En aquel momento donde su maestro empezo a emerger su gran cosmo y ver como a lo lejos sus empleados empezan a notar los cambios, sombra cerro por unos segundos los ojos al mismo tiempo que todo el lugar empezaba a cambiar para la vista de los empleados y toda persona que llegase a pasar cercano al edificio, una ilusion que hacia parecer que todo estaba en total tranquilidad, vision y oido eran burlados y manipulados con esa creacion del geminiano, de esa manera no podrian ser molestados y el plan de llevaria acabo ahora lo entendia mejor y las palabras de su maestro lo hicieron recordar aquellos tiempos y el significado de sus palabras.

Se levanto del arbol en el cual se encuentraba descansando empezando a moverse rapidamente y sin ser visto por los demas que en este momento se concentraban en todo lo que hacia su maestro, el no necesitaba poner tanta atencion ahora entendia mas claramente el plan de sable y el por que los habia citado a todos ellos en ese lugar.

Tal como su nombre ahora el se movia asi como una sombra llegando hasta lo mas cercano a aquella mujer que se encontraba en el árbol, inclino un poco su rostro antes de hacer una reverencia correcta volteando a ver a su maestro.

Sombra.- Aun no estan listos todos los preparativos verdad...

Encendio su cosmo de forma visible para todos los presentes actuando sobre ellos haciendoles entrar en un estado donde no podian ser ni una pizca de sentimientos, en especial el dios hefesto podia ser muy problematico si entraba en la ira así que lo mejor era contenerlo al unico que no trato de someter en sus ilusiones fue al dios de asgard la amistad que le tenia no le permitia hacer algo de igual manera el ya estaban enterado de los planes de su maestro asi que no trataria de levantar su mano.


_________________

Spoiler:


: 1 : 1 : 1 : 1
avatar
sombradelgeminis
Santo de oro de Géminis
Santo de oro de Géminis

Mensajes : 344
Puntos : 225

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por Sable_T el Vie Oct 26, 2012 4:14 pm


Capitulo 6 (Saga Imperio)
Los Diennar del Tartaro.

En la cima del edificio, Sable miraba fijamente la figura q sobresalía del Yggdrasil.

El viento movía sus largos cabellos sus pensamientos eran claros acerca de lo q tenia q hacer ahora.

Del Yggdrasil comenzaban a salir decenas y decenas de seres oscuros al parecer con la invocación de Sable, uno de los nueve mundos q sostiene el Árbol de la vida había sido abierto el Nifheim, el Reino de la oscuridad, en el Nifheim habitaban distintas razas de seres oscuros que comenzaban a salir por millares, bajaban del árbol de la vida como si se tratase de una plaga y comenzaban a destruir cualquier cosa q se cruzaba a sus pasos.

Odín se exaltaba un poco, al parecer Sable había ido algo lejos esta vez, no sabía si sentirse honrado o traicionado después de usar parte de su sabiduría para sus propósitos los cuales poco a poco comenzaban a esclarecerse.

Odín no podía ser engañado la puerta del Nifhein no podía ser abierta desde afuera y para poderlas abrir desde dentro hacia mas q un simple hechizo se necesitaba un intelecto universal, q tramas Cronos!

Sable desde las alturas miraba como los miles de sombras bajaban del Yggdrasil pero ninguno tocaba a la mujer q emergía de él, y comenzaban a atacar a atacar a los empleados del edificio que por instinto comenzaban a correr, los seres oscuros qrian llegar a la cima, notaban la energía q desplegaba Sable y le buscaban de inmediato.

Sable juntaba sus manos y comenzaba a juntar una cantidad enorme de energía, pero no era el único detrás de Sable aparecía Hyperion quien daba la espalda a Sable y ambos comenzaban a hacer los mismos movimientos con sus manos, dedos índices juntos manos entrelazadas después las deslazaban y las volvían a unir de golpe pero con otra configuración y lo repetían un par de veces más y ambos decían.

Dienaar Van Tartarus!!

Aron q lucia desconcertado comenzaba a actuar raro… su cuerpo comenzaba a temblar y a emanar un hedor fuerte como si su piel se descomponía.

Haaaa!!!

Gritaba Aron quien no podía creer lo q le estaba ocurriendo, era sumamente doloroso justo como Sable qria q fuera. Pues le miraba de reojo con cierto gusto.

Al joven Aron le aparecían unas bellas alas pero su rostro estaba deformado y sus dedos parecían serpientes q se movían descontroladamente no tenia control sobre sus propios movimientos y se revolcaba sobre el suelo y de nuevo gritaba desgarradoramente se cubría su rostro con sus desarticuladas manos q le jalaban sus bellos cabellos dorados. Sable! Maestro! Gritaba desconsolado hasta qdar inmóvil unos segundos, y después se levantaba con un rostro desfigurado parecía un reptil sus ojos aun parecían humanos, Aron extendía sus alas y comenzaba a acomodar su cuerpo y gritaba

Tyfoon Diennar!!

Tyfon había sido liberado dentro del cuerpo de Aron ya estaba escrito. Un hermano lejano de los titanes y ahora sirviente de los mismos… y estaba listo para comandar un ejército.

Tyfon volaba hasta la orilla del Edificio y comenzaba a Gritar en la palma de sus manos aparecían unos pentagramas creados por Sable hace varios años. Tyfon las juntaba y una explosión de aire estremecía el lugar.

Dentro del edificio se podía mirar a las sombras del Nifheim como descuartizaban a las personas eran una presa fácil q solo les alimentaba su sed de sangre, pero algo ocurrió la explosión de aire apenas se escucho dentro del edificio pero algo cambio, los empleados no corrieron mas. El trato ya había sido cumplido y los titanes reclamaban su alma.

De la misma manera q Aron todos las personas comenzaban a expedir un hedor pero ninguno gritaba movían su cuerpo con movimientos casi epilépticos, incluso los cuerpos mutilados se movían y trataban de unirse a un cuerpo auq no fuese el suyo.

Cuando una sombra destrozaba el cuello de su presa, este abría sus ojos y se arrancaba de sus fauces con la garganta destrozada pero no le quitaba los ojos de encima su piel parecía tostarse se volvía dorada pero un dorado oscuro y lleno de pliegues sus brazos se volvían largos y fuertes su cabeza se recomponía pero era horrible, cuando la sombra del Nifheim se lanzaba sin miedo sobre el ahora monstruo este de una patada al pecho le hacía volar rompiendo las paredes y saliendo disparado al suelo simplemente muerto.

De repente el tatuaje de cada uno de los empleados comenzaba a brillar convirtiéndose ahora en el Nuevo ejército inmortal de los Titanes dispuestos a luchar hasta desaparecer completamente del universo.

Sable estaba aun en la cima del Edificio miraba a sus Amigos y extendía sus brazos con una mirada gentil les decía!

Les presento a la madre de Cronos y de los titanes, ella es Gea, y gracias a ella ustedes y yo seremos Camaradas por siempre.


_________________










avatar
Sable_T
Titán Cronos
Titán Cronos

Mensajes : 86
Puntos : 35

Volver arriba Ir abajo

Re: Antiguos Camaradas.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.