Kisara89 aspirante a Hypnos actualmente Garuda

Ir abajo

Entrenamiento Kisara89 aspirante a Hypnos actualmente Garuda

Mensaje por Kisara89 el Mar Dic 25, 2012 11:07 am


Después de haber salido del castillo en Alemania, sabía cual era su misión. Pero había algo en su interior que le dejaba inquieta. Podía hablar con Hypnos y no sentía que la tratase como su reencarnación, sino como una bella muñeca o pájaro enjaulado para su entretención. Nada más ni nada menos, algo bello con lo cual disfrutar, un humano más que divierta su larga existencia por ese lapso de tiempo.

-Bien, ya escuchaste a tu mentor- dice el dios sentado en una mesa, al parecer jugando con su gemelo, el dios de la muerte- Es hora de que repares esas armaduras y no te daré mi cosmos, demuéstrame lo que puedes hacer.

Antes de irse, preguntó a los espectros del castillo que era Jamir. Un pequeño pueblo que alguna vez fue habitado por una raza muy inteligente y avanzada. Aquellos habitantes ayudaban en su mayoría a la diosa Athenna, guardiana de la tierra en su misión contra Hades. Pero había algunos que consideraban que la diosa se había olvidado de su rol como divinidad y más bien protegía en exceso a los humanos del castigo que merecían por sus hechos.

-Es cierto que los dioses no has regalado dones, pero si somos malos- le comentó uno de los espectros- Tienen el derecho de quitarnoslo, no crees? A veces algunos son tan arrogantes que van contra la voluntad de estos.

¿Qué era lo correcto de hacer? ¿Acaso la humanidad necesitaba de un castigo o en cambio necesitaba de una salvación? Meditaba esto mientras iba a Jamir. Fue a la antigua China, para poder llegar al Tibet y de alli a Jamir. Guardó provisiones, agua y abrigo, no quería dejar nada al azar.

Llevaba dos collares que tenían fisuras. Eran las armaduras que había usado anteriormente durante su aprendizaje. Se preguntó si algo tenían que ver con ella. Una mariposa y una flor, ahora un ave. ¿Acaso era un reflejo de su personalidad?

-Vaya que esto es agotador- la joven había caminado por 18 horas sin parar, se había vuelto resistente desde que inició esto, pero aún no usaba su propio cosmos- Odio depender de Hypnos....

Suspiró, no había nadie con ella y tenía que reparar esas armaduras. ¿Cómo se hacía, qué eran los requisitos que tenía que pasar para que estuvieran en su estado original? Espero que no fuera dinero, no contaba con ello.

-Espero tan poco los de Jamir sean pervertidos- dice cubriéndose el cuerpo por instinto, ya había enfrentado demasiados pervertidos durante su entrenamiento como para querer matar a otro- A veces los mortales merecen un castigo.

Caminó hasta que no sintió las piernas y hubo de parar por su bien. Tendió una pequeña frazada para dormir en una cueva. No quería que la viesen. Cuando hubo bajado el ardiente calor, se puso un abrigo y caminó nuevamente mientras se llevaba un pan a la boca.

-Si entiendo que el cosmos puede mantenerme con vida sin alimentos- replicó mientras se llevaba un pedazo de la hogaza de pan a la boca- Pero los alimentos saben mejor que el cosmos.

Cuando paraba era para meditar y poder sentir el cosmos. Había algo raro. Sentía la cercanía de Hypnos, pero no sentía su cosmos compatible con él. Había algo más.... Una llama, una pequeña pista de cuál era realmente su cosmos, pero estaba tan alejado de ella. Era como su esa esencia estuviera como ella, presa en unos barrotes de oro y no pudiera salir. ¿Miedo quizás? Y si era así, ¿a qué podría temerle?

-La armadura de Papillon- al decir esto apareció la surplice frente a ella, estaba agrietada, pero aún se sentía la energía proviniente de ella- Una mariposa... bella pero frágil.... comienza como algo pequeño, un gusano y luego va madurando hasta que el cambio definitivo la convierte en quién es....


Se preguntó por un momento si respondía a su fragilidad como humana el hecho de que la mariposa haya sido la primera armadura que hubiese vestido a su cuerpo. Quería pensar que era como una oruga y tras un capullo evoluciona. Un fugaz pensamiento recorrió su mente. Todos comienzan como orugas. Un ser diminuto, triste y que sólo se dedica a sus necesidades básicas.

-Pero luego está ese sentimiento, el de aspirar más, dejar esta tierra que nos ata y extender las alas- pensó mientras la armadura tenía un tenue brillo ante lo dicho- Y luego viene el camino a seguir, crear un capullo, fortalecerse.

Un capullo protegía a esa oruga del exterior, pero si no era lo suficientemente fuerte, podría destruirse y morir en medio de su transformación. Sino sabía dónde colocarse, podía ser devorada por un depredador. Debía ser precavida, analizarlo todo y volverse dura como piedra si quería alcanzar sus alas.

-No muchos lo logran, mueren en el camino. Es igual en un entrenamiento- echó a andar mientras la armadura volvió a formarse como un collar- Es arduo, podrías morir en el menor descuido. Después de todo hay otros depredadores. Eres tú contra tus rivales, otros que aspiran a tu armadura, otros que te quieren ver muerto por el sólo hecho de que existas, o quieren ser más poderosos que tú.

Los que logren evolucionar se convertirán en una mariposa, pero allí no acaba. Puede volar pero es frágil, el viento puede acabar con su ya corta existencia.

_________________
Life without dreams is a living hell


avatar
Kisara89
Dios Hypnos
Dios Hypnos

Mensajes : 86
Puntos : 60

Volver arriba Ir abajo

Entrenamiento Re: Kisara89 aspirante a Hypnos actualmente Garuda

Mensaje por Kisara89 el Lun Ene 14, 2013 9:24 am


Lily continuó por su camino. Aunque no hubiese sido tan rápido como otro caballeros, era muy precavido. Eso era algo muy útil en Jamir, pues los apurados terminarían llevados por el viento y caerían sin más al acantilado donde terminarían empalados en una muerte espantosa y dolorosa.

-Y pensar que reparar estas armaduras sería tan díficil- la joven Lily suspira, se concentra y comienza a escalar las montañas, puesto que el camino estaba destrozado- Bien, aquí vamos...

Se pegó a la montaña y se aferró con fuerza. Sus dedos sangraban por la dureza con la que se colocaba frente a las rocas. El viento iba y venía casi de forma huracanada, amenazando con llevársela y destrozarle hasta el último de los huesos.

-Genial, aquí vamos- dice intentando subir cuando una de las rocas se desprende y cae al vacío- Nooo!

No quería morir allí, menos de aquella forma. Sintió entonces un jalón. Un impacto en su brazo. Abrió los ojos y vió una de las lianas de la armadura de Alrune sujetando una parte de una saliente de rocas. La armadura le había protegido de una muerte inminente.

-Vaya... eso estuvo cerca- dice para ver las lianas, tenían astillas y daños considerables, aún así la armadura por voluntad propia le protegió- Gracias Alrune.

Uso parte de su cosmos para impulsarse y saltar. No mucho cosmos, porque sentía que alguien o algo la observaba. Utilizó las lianas de la armadura de la rosa asesina para lograr subir hasta el tope. Allí, al tocar tierra firme se tiró boca arriba y sonrió al ver la armadura transformada en una rosa.

-Alrune, cuenta la mitología que varios hombres se perdían en los bosques y veían una hermosísima mujer- Lily recordaba el mito sobre aquella armadura- Era como una divinidad encarnada, se encontraba desnuda tomando un baño. Parecía frágil, pero era un grave error.

Se acercó a la armadura y tocó una de las lianas que tenían unas espinas. Una gota de sangre se asomó por su dedo y cayó sobre la armadura. De inmediato, tomó un brillo como nunca y las grietas que estaban en el lado que cayó el rojo líquido se sellaron inmediatamente.

-Vaya, así que te reparas con sangre- dice Lily viendo la rosa- Algo apropiado para el mito. La hermosa mujer era de verdad una flor que usaba la belleza para atraer a sus víctimas. Con sus poderosas lianas los atrapaba, los molía y rompía sus huesos para luego disfrutar de su carne y sangre.

Lo que no sabía era que su sangre tenía algo de especial. La armadura nunca había brillado de esa forma, aunque sea en una pequeña cantidad. Quizás era la sangre divina la que provocaba tal cambio. No lo sabía ni lo sospechaba. Aún le faltaba aprender mucho sobre el cosmos y su alcance.

-Bien, ya pasamos el puente, ahora a caminar nuevamente- la joven se puso de pie y la armadura volvió a cambiar a una forma más fácil de ser llevada por la castaña- Genial... ilusiones.

Muchos muertos se levantaban. Guerreros de distintas ordenes comenzaban a caminar hacia ella, reclamando por su vida.

-Y pretenden asustarme con eso?- dice casi con sorna- Por favor, los muertos vivientes que me lanzaba Sebas eran mucho más temibles que ustedes. Fuera de mi camino!

Dio un fuerte salto con lo cual aterrizó en la cabeza de uno de los guerreros muertos y le partió el cráneo. Tomó como impulso a otro y así saltó entre todos, rompiendo los huesos con el impacto de caerles encima y su cosmos. Así logró terminar con todos en un santiamén y adelantar camino.

-Nada mal, nada mal- dice sintiéndose bien de no haber usado el cosmos de Hypnos para esta proeza- Supongo que ppdría decirse que Sebas estaría orgulloso de mi desempeño.

Caminó una hora más, venciendo obstáculos menores hasta llegar al pie de una torre. Allí sentía un cosmos, no sabía quién o qué era con el que debía encontrarse para poner como nueva a las armaduras encomendadas.

_________________
Life without dreams is a living hell


avatar
Kisara89
Dios Hypnos
Dios Hypnos

Mensajes : 86
Puntos : 60

Volver arriba Ir abajo

Entrenamiento Re: Kisara89 aspirante a Hypnos actualmente Garuda

Mensaje por Kisara89 el Mar Ene 15, 2013 10:27 am


Lily decidió adentrarse en el edificio. Allí encontró un centenar de armaduras. Muchas tenían una sensación extraña, cómo si la vida que alguna vez poseyeran, se hubiese esfumado junto con sus portadores.

-No sé por qué me da la extraña sensación de estar en un cementerio- dijo tragando algo de saliva por los escalofríos que recorrían su cuerpo.

En eso sintió una cosmoenergía y rápidamente saltó por instinto hacia atrás. No sabía que tan rápido se había vuelto, pero ya se encontraba en posición de ataque aunque otras veces hubiese huido.

-Una mujer del Inframundo- dice un anciano con dos lunares en la frente y un caballo gris largo, amarrado en una coleta- No se ven muchas de ustedes por aquí, las pocas mujeres que he visto en Guerras Santas suelen ser amazonas.

El hombre caminaba tranquilo a un paso lento, mientras Lily se movía suavemente, preparada para un próximo ataque. Algo en él le infundía temor. Sebas le explicó que eran los lemurianos los que reparaban las armaduras más dañadas.

-Supongo que usted es el herrero- dice Lily en un intento de sacarle información- El que repara las armaduras del Inframundo...

El lemuriano se sentó y sonrió. Sintió el nerviosismo de la joven y su sonrisa se ensanchó. De la nada grita y la joven casi se infarta. Esto último terminó de hacersele muy cómico al herrero.

-Jajajaja, no sabía que admitían novatas en las filas de Hades, que decepción- dice riéndose con sorna- Y creer que un simple grito casi te manda de nuevo al Inframundo, jajajaja.

La joven se sonrojó y maldijo por lo bajo el humor del macabro anciano. Tomó los collares y lo puso en el piso. Las armaduras de Papillion y Alrune aparecieron en su tamaño real, agrietadas y agujereadas. El anciano miró ambas y notó algo en la de Alrune que le llamó la atención.

-Dime chiquilla, que pasó aquí?- dice señalando el lugar en el cual había caído la sangre de Lily y que mostraba un fulgor y fuerza increíble para el nivel de la armadura- Acaso Hades compartió algo de su sangre?

Lily miró a donde señalaba el viejo. Era cierto, ese pequeño espacio de la armadura brillaba como nunca. La joven intentó hacer memoria de lo ocurrido y se acordó cuando subía la montaña.

-Ah! Cierto!- dice ya dando con la respuesta- Me había herido cuando subía hacia acá cuando la armadura me salvó y al llegar, se cayó algo de mi sangre en ella y eso pasó.

Lily no entendía lo que había ocurrido. Pero el anciano sí. Le miró en todos los ángulos, asustando aún más la joven. En eso saca lo que parece un cincel y rápidamente le provoca un corte en la muñeca.

-Ahhh! Viejo de...- la joven intenta taparse la herida pero sangra profusamente- Qué rayos... para que hizo eso?

Probó un poco de la sangre en el cincel. La saboreó, la joven Lily retrocedió algo asustada y el anciano abrió sus ojos de par en par.

-Dime chiquilla, estas armaduras las has usado?- dice el anciano- Y pon tu sangre en ese balde, no la desperdicies en el piso...

El anciano se agachó, cogió algo de la sangre derramada en el piso y se acercó a una armadura que ya estaba muerta. Vertió la sangre en ella y destelló. La armadura menos del Inframundo volvió a la vida con el contacto de la sangre de Lily y es más, aún más fuerte que antes.

_________________
Life without dreams is a living hell


avatar
Kisara89
Dios Hypnos
Dios Hypnos

Mensajes : 86
Puntos : 60

Volver arriba Ir abajo

Entrenamiento Re: Kisara89 aspirante a Hypnos actualmente Garuda

Mensaje por Kisara89 el Mar Ene 15, 2013 10:53 am


A la castaña le ardía su muñeca, que no dejaba de sangrar profusamente. El anciano le cuestionó acerca de si había vestido aquellas armaduras.

-Pues si, las dos y también tengo la armadura de juez- dice esta mostrando el collar último- Por? Si, ya sé, no soy buena guerrera, por eso andan destruidas.

El anciano se puso a meditar. ¿Qué tenía aquella chiquilla de especial? Sin lugar a dudas, su sangre era divina, por eso el efecto tal en las armaduras. Pero había algo en esa sangre... algo puro que no llegaba con los alineamientos del inframundo. Era una sangre como la de Hades... Divina y pura, pero estaba seguro que no era la reencarnación de Hades.

-Bien, las armaduras tienen un sistema de curación propio, podría decirse- explica el anciano lemuriano mostrandole las armaduras en reparación- Con algo de sangre de su portador y las habilidades de los de mi raza, las armaduras más dañadas pueden ser reparadas.

De allí le hizo un gesto para que le siguiera a lo más profundo de la habitación. Alli había un centenar de armaduras que se sentían muertas. Eran surplices del Inframundo que habían quedado inutilizables desde la última Guerra Santa.

-Estas armaduras...están muertas?- dice yendo hacia ellas y su muñeca sangrente mancha muchas de ellas, inmediatamente vuelven a la vida y más fuertes- Qué-.. qué pasó?!

El lemuriano sonrió. El tiempo había llegado. Esa jovencita que parecía débil y distraída guardaba un gran secreto y su sangre sería bastante útil para resucitar las armaduras del ejército de Hades. Era el tiempo de que el señor del Inframundo volviese a reclamar lo que era suyo.

-El que llegaras acá no es casualidad, jovencita- dice sonriendo- Tu sangre pura es divina. La sangre de los dioses puede resucitar hasta los muertos. Es un don. Jovencita, tu estás aquí para resucitar al ejército del gran señor Hades! Usa tu cosmos y tu sangre para despertar de su letargo a los muertos!

Lily cerró los ojos. Encendió su cosmos y su sangre comenzó a flotar. Sentía las constelaciones casi apagadas, pero había un brillo casi imperceptible. El deseo de seguir sirviendo a su dios a pesar de estar muerto. ¿Era este el deseo de los miles de espectros que habían caído en la muerte durante la Guerra Santa? ¿Qué sería de sus sueños, aspiraciones?

-Puedo sentirlo... Los surplices... quieren ser portados por hombres dignos de servir a Hades- dice Lily- La Guerra Santa... comenzará pronto.

Lily por un momento sincronizó su cosmos con el de Hypnos. Las armaduras tomaron su sangre y cuando se armaron, salieron como estrellas fugaces oscuras hace Alemania. La mano derecha de Hades, uno de los gemelos divinos, estaba listo para despertarlo.

-Gracias- dice Lily mirándole seriamente- Ya entendí cual es mi misión.

Su cosmos era muy tranquilo, pero a la vez frío. Una calma que anticipaba la tormenta venidera.

-Es hora de ir por el Señor Hades- dice- El rey del Inframundo ha de despertar.

La joven caminó, todas las armaduras ya reparadas. El lemuriano anciano rió.

-Interesante, muy interesante!- dice a más no poder- Una Guerra Santa! Jovencita, muestreme el mundo que el señor Hades quiere!

El anciano hizo una reverencia y sonrió al ver una estrella de cinco puntas en la frente de la joven Lily. Esta se retiró y usó la armadura de juez para llegar en un abrir y cerrar de ojos a la frontera del Inframundo.

_________________
Life without dreams is a living hell


avatar
Kisara89
Dios Hypnos
Dios Hypnos

Mensajes : 86
Puntos : 60

Volver arriba Ir abajo

Entrenamiento Re: Kisara89 aspirante a Hypnos actualmente Garuda

Mensaje por sebasraos el Miér Ene 16, 2013 7:29 pm

OFF: Posteo de afan, Kisara ya es Hypnos y ha obtenido su armadura, simplemente le debo el fic de entrega

_________________




: 1 : 0 : 0 : 0
avatar
sebasraos
Santo de oro de Escorpio
Santo de oro de Escorpio

Mensajes : 482
Puntos : 280

Volver arriba Ir abajo

Entrenamiento Re: Kisara89 aspirante a Hypnos actualmente Garuda

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.