LA LEYENDA DE LA MANO SAGRADA DE INDRA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

LA LEYENDA DE LA MANO SAGRADA DE INDRA

Mensaje por ladylizz504 el Dom Ene 20, 2013 9:09 pm

La luz de la luna se cuela por entre las roídas cortinas que intentan cubrir la ventana. Quizá hace años cumplían a cabalidad su función pero ahora son un triste intento para mantener el inclemente clima lejos del interior. La amazona se despoja de su pesada y larga chaqueta, tomando asiento en una de las dos sillas junto a la única mesa que hay en ese lugar.Su dedo índice recorre el borde de la mesa, detallando la hermosa veta de la madera antigua. No es en absoluto una mesa lujosa, no. Es una mesa hecha para trabajo arduo tal y como debe ser para justificar la muerte de un hermoso árbol de roble.
Un chico de escasos 12 años; ataviado de una franela gruesa, un par de jeans desgastados y unas pesadas botas de trabajo; se acerca con una bandeja en la que lleva una humeante taza de café y un trozo de pastel de frambuesas. Se para junto a la mesa y los coloca frente a Shakti. Ésta, le sonríe levemente y le agradece el gesto. No esperaba ser recibida tan cordialmente en esa cabaña a las afueras de ese pequeño pueblo olvidado que lleva el nombre de Zathner ubicado a las cercanías de Star Hill. Era ya casi la media noche cuando arribó a esa cabaña, el rastro de esa energía perturbante se detenía justo ahí desapareciendo sin explicación alguna.
- El abuelo no ha de tardar. Casi siempre regresa a la 1 de la mañana con las presas del día. Disculpe señorita por no tener nada mejor que ofrecerle.

Shakti le ofrece una sonrisa mientras come y toma un sorbo del humeante café negro y fuerte, justo lo que necesitaba para calentar su frío cuerpo.
- Debo agradecerte por la hospitalidad, esto es más que suficiente. Espero que tu abuelo no se moleste por mi llegada y acogida en su casa. Sin embargo quisiera saber si han escuchado, visto o sabido de acontecimientos extraño en esta zona.

El chico se sienta sobre el viejo sofá no muy lejos de donde ella se encuentra y lo suficientemente cerca de la chimenea que caliente la cabaña muy agradablemente. Se queda pensativo por unos segundos para luego responderle a Shakti.
- Ya que lo menciona señorita, ayer descubrieron a dos leñadores más muertos en el centro del bosque a una milla de aquí. Con esos ya son 6 en menos de un mes y nadie sabe la causa de sus muertes. Aunque este invierno está más fuerte que los pasados años, bueno diría yo que muy loco porque nunca había nevado. Se pensaba que se habían muerto del frío pero luego dijeron de la ciudad que no era cierto. Ahora no nos explicamos porqué se han muerto así como así.

El chico se encoje de hombros rascándose la cabeza pensando en lo inusual de los acontecimientos. En cambio Shakti se muerde el labio inferior, toma un sorbo más largo de café y con semblante serio le pregunta de nuevo al chico.
- Dime, Josh ¿ese es tu nombre verdad? Soy muy mala recordando los nombres. Dime algo. ¿Por casualidad sabes si los cuerpos de los leñadores presentaban alguna extraña marca en sus frentes?

Josh asiente afirmativamente con la cabeza. Algo de temor se asoma en sus ojos.
- Si. ¿Pero cómo lo sabe? Apuesto que usted es un policía o algo así ¿verdad? Bueno un extraño garabato dentro de un punto rojo es lo único que hay justo en el centro de las frentes de todos los muertos. Dicen que debe de ser alguna secta de esos locos satánicos que anda matando gente.

En ese justo momento se abre la puerta de la cabaña de sopetón dejando entrar el invernal viento frío y arrastrando consigo mucha nieve. Un pesado bulto de pieles teñidas de sangre cae al suelo mientras una fornida figura ataviada de un pesado abrigo cierra la puerta y luego se quita la capucha y orejeras. Era el abuelo de Josh con las barbas blancas de nieve congelada al igual que sus cejas.
Éste se sacude para quitarse de encima la nieve acumulada sobre sus hombros y su cara. Luego se quita por completo el abrigo y se acerca al fuego pasando cercano a Shakti sin voltearla a ver. La amazona sólo se limita a observarlo mientras él intenta calentarse con el ardiente fuego de la chimenea.
- Así que la han enviado a usted solamente. Es de esperarse. Somos un pueblo abandonado para el resto del mundo incluso para ustedes.

Shakti cruza su pierna sobre la otra y toma un sorbo largo de café.
- Nadie me ha enviado. Su mensajero no llegó ni cerca de Star Hill. Me lo encontré a diez kilómetros de aquí muerto y con un sobre en la mano. Iba dirigido al patriarca pero me tomé la libertad de leerlo. Por lo visto hice bien puesto que lo que está ocurriendo aquí se asemeja a lo que está ocurriendo en tierras lejanas de la India, algo raro ¿no cree?

El abuelo de Josh se acerca y toma asiento frente a la amazona, cruza sus brazos y se apoya hacia atrás reposando por completo su espalda en el respaldo de la silla de madera que cruje ante el peso.
- Pobre Len. No debimos enviarlo solo. Aunque por lo que me cuenta y lo que de seguro Josh le ha contado, no hubiera hecho diferencia alguna. Pero queda la pregunta que me hace y que no puedo responder. Como amazona usted debe de haber sentido lo que tiene este clima en este lugar de esta manera.


Shakti se pone de pie, camina hacia la puerta y la abre de par en par justo cuando uno de los mensajeros del santuario estaba por tocar la puerta. Éste se queda petrificado ante la presencia de Shakti.
- ¿Y bien? …
El mensajero le da un pergamino el cual Shakti lee y luego le devuelve al mensajero.
- No tengo nada que decirle. Sólo dile dónde estoy si te lo pregunta. Ahora vete no me interrumpas de nuevo.
La mirada de la amazona hace apresurarse al mensajero quien desaparece arduo y veloz. Shakti entonces regresa a su asiento frente al anciano.
- Lamento la interrupción. En efecto, eso venía siguiendo pero ha desaparecido por completo justo aquí. Ahora todo esto sólo tendría sentido si alguien de afuera llegara a este pueblo con algo o alguien ya oriundo regresara de un viaje.

El anciano niega con la cabeza que alguna de las dos alternativas sea de su conocimiento. En cambio Josh alza la mano para decir algo.
- En la escuela un compañero dijo haber visto un forastero adentrarse al bosque cargando una caja muy extraña pero muy bonita.
Shakti voltea su mirada a Josh y le sonríe para darle tranquilidad.
- ¿Una caja extraña? Dime, ¿no será una caja con muchos colores y brillos con un elefante blanco o algo por el estilo?
Josh asiente afirmativamente y sonríe sintiéndose importante por ayudar en algo. Entonces la amazona se pone de pie y camina hacia la puerta tomando su pesado abrigo.
- Muchas gracias por la información. Si se da el caso de que alguien pregunte sobre mi paradero díganle que me he internado en el bosque. Tengan mucho cuidado y creo que es sabio dejar de cazar en el bosque por unos días. Espero estén bien.


Ella sale de esa cabaña tomando un sendero que va directo al bosque que se yergue oscuro y amenazante. Mientras el anciano y el chico la observan por la ventana.
- Abuelo… ella es muy bonita y muy amable.
El abuelo le alborota el cabello con la mano mientras lo hace sentarse de nuevo en el sofá.
- No puedes esperar menos de la amazona dorada de virgo hijo.

Shakti llega a un claro en la espesura del bosque, toma asiento cerrando sus ojos buscando percibir y que la perciban.

ladylizz504
Aspirante
Aspirante

Mensajes : 227
Puntos : 435

Volver arriba Ir abajo

Re: LA LEYENDA DE LA MANO SAGRADA DE INDRA

Mensaje por sombradelgeminis el Miér Ene 23, 2013 10:07 pm

Días habían pasado desde que ella salio del santuario, y como lo esperaba no dio indicaciones a nadie de donde iba, le gustaba hacerle trabajar eso parecia, pero ahora era diferente... no le preocupaba tanto que desobedeciera su orden de no estar tanto tiempo fuera del santuario sino, aquel extraño cosmos, no era uno común era mas bien... primero para todos aun para el, eso le tenía preocupado, uso todo medio posible para poder encontrarle el rastro.

Cuando por fin pudo dar con su paradero, hizo una mueca de preocupación, ir a ese lugar pocos lo hacían y mas cuando de ella se podía sentir ese cosmo tan extraño y tan tenue, mando a un par de mensajeros que para desgracia no lograron convertirse de lleno en santos de bronce, realmente mandar a uno seria peligroso.

Horas habían pasado desde el envío de los guardias, la noche cayo sobre el santuario, y un preocupado patriarca observaba la entrada al santuario esperando la llegada de los mensajeros, dio la media vuelta dirigiendose hasta su trono, suspiro al saber lo que estaba por hacer pero no le dio tantas vueltas, porto rapidamente su manto de geminis y salio de su templo caminando tranquilamente por todos los templos, iría en mismo a por ella si era necesario, tal vez su cuerpo tendría algo de acción al ir por ella.

Muchos se sorprendieron de ver bajar a sombra tan tranquilamente aun cuando portaba su manto, algunos se pusieron en alerta por un posible ataque pero el no parecia prestarles atención solo continuaba con su caminar hasta llegar al inicio del santuario donde logro divisar a alguien, se recargo contra una roca a esperarle.

Hizo una mueca de disgusto ante las noticias recibidas, primero el cadaver que se encontraron y luego la muerte del otro mensajero, aun que en cierta forma le agrado saber que no menciono dicho acto a la amazona, de igual manera la respuesta recibida por ella no fue diferente a lo que el pensaba, agradecio el esfuerzo del mensajero y prosiguio sin hacer caso a este de que no fuese solo, je! como podían desconfiar de su poder.

Despues de unos minutos de ir caminando decidio apresurarse, empezando a ir a gran velocidad, el frio empezaba a hacer cada vez mas intenso, todo era silencio el cual se rompia de vez en cuando por las rafagas de aire, el camino era realmente tranquilo, pero a cada paso que daba sentía con mas fuerza aquella extraña energia, sonrio divertido tal pareciera que valia la pena haber salido del santuario para ir en su busqueda.

Por un momento detuvo su caminar al ver el cadaver de su mensajero, suspiro... que forma de terminar ... pero suponia que lo dio todo de si, creo una pequeña centella de fuego negro lanzadola para incinerar por completo su cuerpo lo que haya sido, pagaria por haber matado a uno de sus antiguos amigos, prosiguio su andar hasta llegar a Zathner, se detuvo a la entrada de una casa sintiendo aun los rastros del cosmos de shakti, la gente del pueblo murmuraba desde sus casas al ver al patriarca en persona, habia pasado bastante tiempo desde su ultima visita y ellos sabian que eso solo podia significar algo muy problematico.

Sin esperar un segundo mas se adentro al bosque, sintiendo ambos cosmos, aun que no en el mismo lugar si los podía llegar a sentir a ambos, era mejor estar cerca para no perderse la diversión, avanzo con agilidad por todo aquel terreno tratando de poder darle alcanze a su compañera de armas.

_________________

Spoiler:


: 1 : 1 : 1 : 1
avatar
sombradelgeminis
Santo de oro de Géminis
Santo de oro de Géminis

Mensajes : 344
Puntos : 225

Volver arriba Ir abajo

Re: LA LEYENDA DE LA MANO SAGRADA DE INDRA

Mensaje por ladylizz504 el Dom Feb 24, 2013 7:52 pm

Él no ocultaba su presencia y ella hacía notoria la suya. La tormenta invernal estaba incrementando en su intensidad, concentrándose cada vez más en el centro del bosque justo donde Shakti se encontraba sentada calmadamente en su posición de loto.
La amazona hacía arder su cosmos de manera atrayente, tentando con ello al enemigo que busca conocer de una vez por todas. En medio de todo ese panorama percibe la llegada del patriarca del santuario. Era evidente que ya había desistido de enviar más emisarios y ha decidido ir por ella él personalmente. Cosa que hace que una leve sonrisa se dibuje en su apacible y calmo rostro.

La temperatura comienza a descender cada vez más, los vientos se tornan de fuertes a huracanados arremetiendo contra la oscura vegetación, quebrantando lo débil y socavando la fuerza de los antiguos y ancestrales árboles. Cada vez, aquella tormenta que pareciera tener mente propia, estaba cerrándose concentrándose en las cercanías del claro al centro del bosque. El peso de un extraño y oscuro cosmos comienza a expandirse en ese lugar, como si quisiera asfixiar al enemigo con su propio peso. Esto molesta de cierta manera a Shakti quien lo demuestra hablando irrespetuosamente.
- Vaya… veo que al fin has dejado tu escondite.

El peligro ya sobrepasaba lo soportable por un humano común. No ha voz de respuesta a su afirmación. Todo aquello que ese cosmos acaricia muere a su paso de una manera tenebrosa, succionando la energía vital dejando tan sólo un envase vacío y seco donde antes hubiera planta o animal. Sin embargo aquello que amenazara su derredor no lograba afectarla o lastimarla puesto que la amazona había encerrado su existir dentro de una espera compuesta de su cosmos al mismo tiempo que decide hablarle a su compañero que se acerca.
- Deseo concentrarlo para que tome su forma, pues el muy cobarde prefiere no mostrárseme y no estoy de humor para jugar a las adivinanzas. He de pedirle proteja al pueblo cercano, ya han muerto más de los necesarios y sus almas necesitan sosiego.
Quizá para los demás esa era una manera altanera y poco respetuosa de dirigirse al Patriarca del santuario, pero así como se lo había demostrado desobedeciendo sus llamados a través de mensajeros, ahora le habla con total seriedad.

En sí ese era toda su intención, acabar con eso que temía existía. Una fuerza ancestral- la cólera de uno de los dioses olvidados- temida y contenida por el mismo Buda en total oscuridad en lo más recóndito de su pensar. Sus oscuras intenciones comienzan a tomar forma en miles de voces de almas atormentadas. Quizá se podría decir que aquello tiene relación con lo que se escucha y ve en el inframundo. Aquellas almas que purgan sus pecados de diferentes formas grotescas, crueles y aberrantes. En este caso, el horror va más allá pues estas almas son puras, sin pecado alguno obligadas a darle vida a una sola negra y oscura como el pecado más temido por el universo.El tan sólo verlas es aberrante, trayendo consigo repulsión y un malestar que hiere el alma.

Sombra es detenido por una fuerza que intenta paralizarlo usando su propia energía en su contra, canalizando aquello que emana de su ser de manera tal que lo moldea y transforma alimentándose para agredirlo y debilitarlo. Algo como si se alimentara una abominable hoguera que amenaza con salirse de control y quemar todo a su paso. El caballero está siendo arrastrado al claro del bosque donde la esfera defensiva de Shakti brilla en su intento de repeler el ataque. Poco a poco el horror de las deformes almas se materializa, a los ojos del caballero dorado de Géminis.
Lo mismo comienza a ocurrir con Shakti, quien intenta repeler el ataque alimentando su protección manteniendo sus ojos cerrados alejándose de la realidad y tentación que le rodea. Su alma busca estar calma ante la desesperación que sufren aquellas que intentan hacerle daño por orden de quien las ha tomado prisioneras. Sin embargo el enemigo sabe jugarle la vuelta debilitando su fuerza no sólo al absorber su cosmos, sino que trastoca lo más delicado del equilibrio que Shakti mantiene. Su única debilidad por decirlo así. El amor por lo justo y recto, su deseo por que toda criatura viva en perfecta armonía en conjunción con los demás. Que aquel que hace mal escuche la palabra de sabiduría y enmiende su camino y se haga merecedero del hermoso mundo que tiene frente a él.

La amazona comienza a comprender que sólo hay una salida de todo eso. Si no toma acción, ambos, Sombra y ella, serán devorados por ese enemigo desconocido y de desconocidos poderes malignos. Por ahora está fuera de su alcance y comprensión. Shakti voltea su rostro calmo y de ojos cerrados en dirección a donde el enemigo ha colocado a Sombra.
Ella le ofrece una sonrisa.
- Apague su cosmos señor. No sea más que un hombre lleno de pecados ante el mundo. La mano sagrada de Idra no toca pecado alguno tan sólo busca la luz pura.

Esa era, hasta ahora, la única certeza que tenía. El pecado no era apetecido, más la pureza e inocencia sí. Al ser un hombre simple no le era útil, más si ella se pone en bandeja de plata podrá albergar en ella lo que sea que ese ser buscaba alcanzar y sacrificando una parte de sí podría ubicar de dónde y de quién proviene todo aquello.

Clara era la marca que dejaba en sus víctimas, como si marcase ganado defectuoso, aquellos que atacó en el pasado simplemente les quitó la vida sin siquiera pensarlo. Sus almas eran no su energía, sino su custodio y cazador. Tan sólo un hombre mortal de codicia y labia inmensurable podría haber sido capaz de tocar y manipular algo tan sagrado. Sólo la lengua sabia y tramposa además de un escudo infranqueable que resguarde su alma para no ser vista, engaña a Indra.
Shakti es ahora el señuelo, el alma poderosa a tomar bajo su poder y el dolor de ser invadida tan sólo ella sabe cual es, sin embargo aquel que controla está justo detrás de Sombra. Estaba al alcance del patriarca pero en ese momento era decisión de él si tomarlo y dejar que la amazona sea tomada o dejarlo escapar e ir en ayuda de su compañera.

ladylizz504
Aspirante
Aspirante

Mensajes : 227
Puntos : 435

Volver arriba Ir abajo

Re: LA LEYENDA DE LA MANO SAGRADA DE INDRA

Mensaje por sombradelgeminis el Sáb Mar 16, 2013 3:14 pm

Se mantenia quieto y tranquilo en aquel árbol listo para actuar en caso de que fuese necesario, el verla ahí le daba a entender que ya el asesino se encontraba cerca, pero ni el mismo podia sentirlo, sonrio divertido tal parecía que eso se convertiria en algo divertido y peligroso.

El viento cambio su intensidad y de la misma manera el ambiente se torno tenso, lentamente y sin que fuese notorio extendio su cosmo lanzando una parte de el lejos, en dirección al pueblo, al ver el control que tenia sobre la naturaleza misma y el cosmo que ahora mismo los tenia con algo de opresión, sabía que la misión principal era cuidar a aquel pueblo sin importar lo que les pasara a ambos, sonrio con arrogancia seria por fin un buen rival aun que esta ves no le tocaria enfrentarle o eso parecía.

No cabía en su sorpresa al ver la fuerza debastadora de aquel cosmo capaz de comerse la vida de todo aquel lugar, tal ves eso seria aun mas dificil de lo que el mismo pensaba, sin que nada se percatara creo un pequeño portal dimensiónal en el cual se podria mantener alejado de la misma realidad y estar en ella sin problema alguno, bufo ante la orden de ella, era demasiado lenta en esa orden aun que eso le demostraba que no se dio cuenta de lo realizado minutos antes.

Quizo hablar pero fue enmudecido por aquellos lamentos, para el escucharlos era mas normal de lo que parecia con tanta guerra que le había tocado confrontar pero estas eran aun peores, su mismo cuerpo se estremecio al escuchar aquello, pero eso no le sorprendio tanto como el que el mismo se encontraba siendo drenado por su enemigo, eso era imposible su cuerpo estaba en espacio tiempo diferente era imposible.... de pronto se quebranto por completo su dimensión a la vez que el mismo luchaba orgullosamente por no dejarse vencer por aquello que le estaba debilitando y a la vez arrastrando... de un momento a otro empezo a reir a carcajadas, era un excelente rival pero mostrarle todo aquel sufrimiento no le producia un daño a el, era demasiado común para el, aun se da el gusto de tomar una de esas atormentadas apretadandola y creando algo repeliendole a la distancia, mientras trataba de poder ver donde se encontraba su enemigo sin pasar por alto como su compañera ahora se encontraba sufriendo de aquel espectaculo.

Sin saber por que, hizo caso de lo que ella le dijo aun que le miro feo al saber que le estaba diciendo que era un sucio pero ya tendria tiempo suficiente para desquitarse de eso.

Aquello había servido ahora podia sentir mas libertad y logro encontrar detras de el a quien manipulaba todo su cuerpo aun estaba adormecido pero sabía que tenia que ir a detenerle vio con determinación a la amazona de virgo y volteo a ver al rival, era tal ves una oportunidad que no se repetiria tan facil y el mismo sabía que los sacrificios eran necesarios, pero verle asi de afectada, encendio su cosmo mostrando aquello que podria por un momento atraer al enemigo corrio a la velocidad de la luz tomo a la amazona y creo un portal dimensional que solo los alejos unos cuantos metros, en realidad era de temer ese tipo aun sentia en su cuerpo ese drenar que lo empezaba a hacer jadear, vio con arrogancia a su compañera ahora tirada en el suelo y con una mirada confusa y molesta.

-No lo tomes como una debilidad, simplemente si te pierdo a quien molestare y hare enojar haciendome feliz a mi en el santuario eh hormiga, ademas... aun existen formas de vencerle.

_________________

Spoiler:


: 1 : 1 : 1 : 1
avatar
sombradelgeminis
Santo de oro de Géminis
Santo de oro de Géminis

Mensajes : 344
Puntos : 225

Volver arriba Ir abajo

Re: LA LEYENDA DE LA MANO SAGRADA DE INDRA

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.